Forbes Argentina
Negocios

El Banco Central suspendió a nueve importadores por no nacionalizar la mercadería

Forbes Digital

Share

Las operaciones de estas empresas que adquirieron dólares al precio oficial por artículos que luego no nacionalizaron sumaron en total unos US$ 15 millones.

01 Febrero de 2021 17.15

El Banco Central decidió suspender a nueve importadores de autos, bicicletas y calzado, entre otros rubros, por no ingresar al país los bienes por los que accedieron al mercado y giraron las divisas. Las operaciones de estas empresas que adquirieron dólares al precio oficial por artículos que luego no nacionalizaron sumaron en total unos US$ 15 millones.

Durante octubre se habían puesto en marcha inspecciones y los importadores suspendidos habían recibido al menos tres intimaciones para que despacharan a plaza los productos mediante los que habían accedido a dólares, señalaron fuentes oficiales. Indicaron que luego de ello no se recibieron respuestas, por lo que la autoridad monetaria decidió poner en marcha la suspensión.

Los importadores en cuestión compraron más de US$ 1 millón, mientras que en algunos casos la cifra ascendió a US$ 2,5 millones. En ese escenario, ahora tendrán la opción de devolver los dólares o despachar la mercadería.

Entre las empresas suspendidas se encuentran una concesionaria de autos de lujo, una firma importadora de calzado para niños, de leds y paneles solares, mientras que otras están vinculadas con productos odontológicos y bicicletas. 

Ortopedia Medicare SRL, Ikonman SRL, Implantes CLP SRL, Grupo Addnice SA, Petrex SA sucursal Argentina, Coresa Group SRL, Modena Auto Sport SA, G&G Argentina SA y Specialized Bicycle Components Argentina. T integran la lista de las firmas importadoras suspendidas que el Banco Central informó en sus comunicaciones con sus respectivos números de CUIT.

Suspendieron a nueve importadores por acceder a divisas y no nacionalizar  la mercadería

Por otro lado, a principios de enero el organismo había decidido restringir el acceso al mercado de cambios a importadores de autos y motos de lujo, y otros productos como whisky, caviar y diamantes, con el fin de frenar la salida de dólares en medio de la crisis.

La autoridad monetaria había determinado así que "los importadores de bienes suntuarios y de un conjunto específico de bienes finales deberán obtener financiamiento antes de acceder al mercado oficial para cancelar los pagos".

En diálogo con el diario El Cronista, Malek Fara, el CEO del la empresa que vende autos de lujo en el país, Modena Auto Sport, con marcas premium como Maserati y Ferrari, explicó el motivo por el cual no logró nacionalizar los vehículos, tal como se requiere oficialmente para liberar el pago de impuestos

"Nosotros recibimos una intimación en octubre y la respondimos rápidamente. Adjuntamos toda la documentación por el ingreso de la mercadería a zona franca La Plata, con todos los despachos, copia de los depósitos y fotos de los autos. La mercadería no ingresó porque no se autorizaron las SIMI (Sistema Integral de Monitoreo de Importaciones), en cuanto las autoricen estamos para nacionalizarlos en el mismo día", decía.

"Desde el momento en que se hace el giro de las divisas hay 90 días para hacer el despacho e ingresar los autos. El giro se hizo y los autos están acá pero aunque me intimen necesito la autorización de la SIMI para nacionalizar la mercadería", detalló luego.

Maserati se tiene fe: relanza la marca y espera vender 40 autos súper  premium este año por USD 8 millones - Infobae

La empresa presentó un recurso de amparo el 28 de diciembre, que fue recepcionado, para obtener la SIMI necesaria para nacionalizar los autos, aseguró Fara, explicando que la zona franca le genera un daño por gastos de almacenamiento sin poder salir a comercializarlos en el mercado. Actualmente, según El Cronista, Modena cuenta con 37 autos en esta situación, que sumaría un aporte al Fisco de alrededor de $800 millones para nacionalizar los coches.

El 28 de diciembre, asegura Fara, la empresa presentó un recurso de amparo que fue recepcionado, para obtener la SIMI necesaria para nacionalizar los autos ya que tenerlos demorados en la zona franca le genera un daño por gastos de almacenamiento sin poder salir a comercializarlos en el mercado.

Hoy Modena posee 37 vehículos en esta situación, que sumaría un aporte al Fisco de alrededor de $ 800 millones para nacionalizar los autos.