Forbes Argentina
Countries.
Negocios

Compra de lotes en barrios privados: un boom que sigue firme en 2021

Forbes Digital

Share

En el 2020 se dio una ola migratoria en busca de espacios verdes y naturaleza. La tendencia continúa este año: oportunidades, tendencias y nuevos hábitos.

26 Julio de 2021 15.35

La pandemia vino a golpear el tablero. El impacto hizo que las piezas se movieran y algunas se acomodaran mejor que otras. En esta coyuntura, hubo ganadores,  perdedores y, en el medio, surgieron grandes oportunidades.

Por ejemplo, algún visionario pudo haber comprado un lote a 13 mil dólares en un barrio privado y venderlo a 60 mil algunos meses más tarde. A la inversa, algún propietario pudo haber vendido antes de tiempo, augurando (equivocadamente) que los precios continuarían derrumbándose. Un mal cálculo que a muchos les valió miles de dólares.

El 2020 vio como pocas veces en la Argentina una gran ola migratoria en busca de verde, aire fresco y tranquilidad. El teletrabajo hacía esto posible y los deseos de alejarse un poco del cemento, antes corrompidos por la presencialidad, comenzaron a tomar forma en la realidad.

Sólo en septiembre del año pasado, cuando el país comenzaba a flexibilizar un poco más las restricciones a la actividad social y económica, se vendieron 2.000 lotes, y otros tantos en barrios semi abiertos o de quintas.

VENTA Lotes B° Privado LA CANDELARIA. - Inmobiliaria Organización Global

Según Mercado Libre inmuebles, desde abril del año pasado los contactos de particulares que buscan saber más, visitar y comprar terrenos aumentaron en el área metropolitana de Buenos Aires un 377%, y la Zona Norte del conurbano es la más demandada, con un incremento del 463%.

Desde Verona Construcciones explicaron que desde que empezó la pandemia hubo un boom en la construcción en los barrios privados. “Esto sucedió porque el metro cuadrado de terreno en un barrio privado era mucho más barato que el metro cuadrado de un terreno en Capital Federal”, explicaron desde la constructora.

“Al mismo valor al que se vendía un departamento de dos ambientes en Caballito podías construir una casa de 150 metros cuadrados con un terreno de 800 metros en cualquier barrio privado. La posibilidad del home office hizo que muchas personas pudieran empezar a contemplar esa opción: la idea de vivir en un barrio cerrado y trabajar en ese mismo lugar creció exponencialmente”, profundizaron. 

Manos a la obra

El interés por un cambio de vida y geografía se tradujo en obras. Según los especialistas, son varias las razones que explican este fenómeno.

“En primer lugar, esto se dio porque, con la incertidumbre de la pandemia, muchas familias quisieron construir en sus lotes para poner en marcha esas obras. En segundo lugar, mucha gente que tenía obras paradas las retomó aprovechando esta situación. Y después hubo muchas familias que tenían casa pero, por ejemplo, no tenían pileta; entonces realizaron reformas”, precisaron desde Verona Construcciones.

Algunas familias decidieron hacer un cambio 360 grados y adaptaron sus casas de fin de semana como viviendas permanentes. “Hubo de todo realmente, pero claramente ese boom se tradujo en obras”, sentenciaron.

Por su parte, desde Grupo Lemark sostuvieron que hubo dos motivos que se fusionaron para el marcado aumento en la construcción. “Por un lado, la suba del dólar, lo que hizo que nos encontráramos con el valor del m2 de construcción más bajo de los últimos años. Y el segundo fue el fuerte cierre por parte del gobierno por varios meses durante 2020”, completaron.

Casa en venta en Barrio cerrado La Laguna, Av. de los Bosques, Rincón de  Milberg, Tigre - La Laguna - Argenprop

“A modo de ejemplo: gente que vivía en Capital en un departamento de 2 o 3 ambientes y que se vio imposibilitada de salir a una plaza, no solo la sufrió enormemente, sino que temió porque se repitiera en el futuro. De esta forma, decidió vender su propiedad y, con esa plata, adquirir un lote en zonas como Pilar, Escobar, Canning, entre otras opciones, y llegar a construirse una casa del doble de m2 con parque y/o pileta. Un cambio 100% en su calidad de vida, en este difícil momento”, profundizaron desde Grupo Lemark.

El 2021 no se queda atrás

El 2021 arrancó con la misma fuerza y la misma demanda, pero con una gran diferencia con respecto a 2020: ya los protocolos están en marcha y se puede empezar a construir. El año pasado, el inicio de obra se complicó un poco por todos los trámites municipales que conllevaba. Hoy cambió el panorama y, con la expectativa de que aumente un poco el dólar, el costo del metro cuadrado va a bajar todavía más.

Desde Grupo Lemark remarcaron que este año “el mercado arrancó totalmente revolucionado, tanto respecto a gente que buscó lotes para construir, como gente que buscó comprar casas ya terminadas y/o en alquileres temporarios. Fue tan grande la oferta, que  la demanda no alcanzó a cubrirla”.

¿Qué es lo que más demanda el cliente en una casa de barrio privado?  Los especialistas lograron resumirlo en algunas líneas. 

“La gente siempre busca disfrutar al máximo la vida al aire libre que ofrecen estos lugares. Por lo que suelen priorizar una galería amplia con parrilla, la posibilidad de una piscina y un garaje para varios autos para recibir visitas. Dejando en un segundo plano el interior de la vivienda; que siempre varía de acuerdo al número de integrantes de la familia, en más o menos habitaciones, el living más o menos grande, y un concepto de cocina abierta o no. El interior es importante, pero el exterior lo es a veces mucho más”. 

Larghi - Terreno en Venta en El Atardecer - Haras Santa Maria - El  Atardecer - Lote 392
Haras Santa María.

Paralelamente, desde Verona Construcciones agregaron que a la hora de las preferencias influye mucho la edad del cliente. “Si el cliente tiene expectativas de tener hijos, si tiene expectativas de tener nietos, si va a tener un estudio para trabajar: todo varía según el cliente y en Verona trabajamos en base a sus necesidades”. 

Nuevas tendencias

Los hogares se amoldan a las nuevas necesidades y demandas. Con la consolidación del teletrabajo en pandemia, tener un espacio de trabajo dentro de la vivienda se transformó en un aspecto clave a la hora de pensar el inmueble.

“En nuestro caso, que trabajamos en el barrio privado Haras Santa María, en Escobar, las casas por lo general se construyen con una habitación de servicio que también la requieren como estudio o como un ambiente ideal para el trabajo o el teletrabajo. Muchos profesionales independientes la utilizan para poder armar un despacho y, por supuesto, es algo que se sigue manteniendo y pidiendo. Con estos mismos fines también crecieron los pedidos de espacios por fuera de la casa”, señalaron desde Verona.

Como hacer una Oficina en la Casa: Diseño, Ideas y Planos - Casisima
Oficinas dentro del hogar.

En Grupo Lemark explicaron que el 90% de sus clientes son personas o familias que buscan casas para vivir en ellas. Sin embargo, a raíz de este contexto, también hay clientes que buscan una segunda casa de fin de semana.

“Se trata de un mercado distinto: gente que con un poder adquisitivo diferente que a lo mejor invierte el dinero que destinaba en viajes regulares al exterior en la construcción de una casa para vacacionar. Siempre empujado por el temor que la pandemia no permita continuar con dichos viajes, en el futuro”, concluyeron.

loading next article