Forbes Argentina
Naranja X
Negocios

Cómo es el plan de Naranja X para convertirse en carbono neutro

Share

Como parte de su estrategia de impacto ambiental, esta fintech se enfocará en medir, reducir y compensar todas sus emisiones de carbono.

28 Julio de 2021 12.23

Alineada a los compromisos por la acción climática, Naranja X compensará desde este año toda su huella de carbono, es decir, la totalidad de Gases de Efecto Invernadero (GEI) de alcance directo e indirecto que resultan de su medición anual. Se convertirá, así, en la primera fintech argentina en ser carbono neutro, y buscará además fortalecer el ecosistema de impacto ambiental en el país, anunció la compañía a través de un comunicado.

Para lograrlo, la fintech cuenta con equipos interdisciplinarios que lideran la iniciativa y centra sus estrategias de mitigación en la utilización de fuentes limpias de energía; la eficiencia del uso de recursos e insumos (con la reducción de hasta 45% del consumo de papel en 2020); y la gestión de residuos, trabajando en alianza con cooperativas de recuperadores, consultoras estratégicas y organizaciones de la sociedad civil. 

Además, para compensar la totalidad de emisiones que no se pudieron mitigar en 2020, Naranja X trabajará junto a la Fundación Banco de Bosques en la conservación y reforestación de bosques en el norte del país.

“La crisis climática nos exige acelerar la acción y somos conscientes de la responsabilidad que tenemos como compañía. Como parte de nuestra evolución a Naranja X, queremos demostrar que se pueden hacer negocios de manera diferente. Nos comprometemos a ser carbono neutrales, pero también, queremos facilitar el camino a otros actores y personas, para que entre todos construyamos una economía baja en carbono y apoyemos la regeneración del planeta”, afirma Pablo Bocco, líder de Innovación Social y Sustentabilidad en Naranja X.  

Según las Naciones Unidas, en el mundo, la producción y el consumo de energía representan alrededor del 60% de todas las emisiones de gases de efecto invernadero, es por eso que el organismo advierte la urgencia de garantizar el acceso a una energía asequible, fiable, sostenible y moderna para todas las personas. 

Desde 2017, en Naranja X empezaron a medir la huella que generaban las fiestas anuales. En 2018, sumaron a la medición a sus edificios corporativos. Y en 2019, lograron medir todas sus emisiones. Al ser una empresa de servicios, su principal fuente de emisión de CO2 corresponde al consumo energético. 

La firma, que emplea a más de 3000 personas, tiene más de 170 sucursales en todo el país y dos edificios corporativos. En 2020, la huella de carbono fue de 7.202 toneladas de CO2 equivalentes. Eso sí, la huella de la empresa bajó un 36% en 2020, respecto a 2019

En Naranja X, el consumo energético representó el 67% de sus emisiones de carbono en 2020. Por este motivo, la fintech instaló recientemente un parque fotovoltaico con 216 paneles solares en el techo de su edificio corporativo en Córdoba, que le permitirá reducir en un año el 5% de la energía proveniente de fuentes no renovables y generar hasta 117 MWh de energías limpias.

 

Este primer paso en la producción y el consumo de energías limpias tuvo una inversión inicial de US$ 80.000, y todo un equipo y una investigación por detrás.

Finalmente, la compañía se compromete a compartir sus aprendizajes, herramientas y recursos en pos de fortalecer iniciativas públicas y privadas que sirvan para mejorar el impacto ambiental, al tiempo que buscará dinamizar un ecosistema de organizaciones y compañías locales que resultan claves para ayudar a las empresas argentinas a tener un rol activo en materia de acción climática.
 

loading next article