Forbes Argentina
Extracción de petróleo
Money

Venta masiva de petróleo: ¿Qué más esperan los analistas?

Sergei Klebnikov

Share

Los expertos atribuyeron en gran medida la venta masiva a los crecientes temores de recesión, pero muchas firmas de Wall Street todavía esperan que los precios se recuperen a finales de este año,

07 Julio de 2022 12.33

Los precios del petróleo continuaron cayendo en un comercio agitado el miércoles, extendiendo las pérdidas recientes a medida que los temores de recesión causan estragos en los mercados. Pero a pesar de las preocupaciones sobre una recesión económica que perjudique la demanda, la mayoría de los expertos siguen siendo optimistas de que los precios se recuperarán a finales de este año.

El precio del índice de referencia estadounidense West Texas Intermediate cayó casi un 2% para negociarse en alrededor de US$ 98 por barril, mientras que el crudo de referencia internacional Brent ahora se ubica en poco más de US$ 100 por barril.

La acción del precio del miércoles se produce un día después de que ambos contratos registraran sus peores caídas diarias desde marzo, con el WTI cayendo por debajo de los 100 dólares por barril por primera vez en unos dos meses.

Los expertos atribuyeron en gran medida la venta masiva a los crecientes temores de recesión, pero muchos argumentan que nada cambió fundamentalmente con respecto a la alta demanda y la baja oferta a nivel mundial.

Muchas firmas de Wall Street todavía esperan que los precios se recuperen a finales de este año, con empresas como Barclays, Goldman Sachs, UBS y RBC que predicen que el petróleo cotizará entre US$ 110 y US$ 130 por barril para fines de 2022.

Aun así, "casi todo el mundo ha reducido sus expectativas de demanda para el año", dijo Ed Morse, jefe global de investigación de materias primas de Citi, a Bloomberg en una entrevista el miércoles, un día después de que la firma advirtiera que el petróleo podría caer hasta los 65 dólares por barril.

Sigue la venta masiva de petróleo: ¿qué más esperan los analistas?
 

Si bien se espera que los precios se recuperen a finales de este año, las perspectivas para el próximo año son un poco más sombrías, ya que varias empresas predicen que el petróleo caerá por debajo de los 100 dólares por barril en 2023.

Mientras tanto, los analistas de Goldman Sachs dicen que las caídas recientes se han "superado" ya que la oferta mundial sigue siendo escasa. "Si bien los riesgos de una futura recesión están aumentando, la clave de nuestra visión alcista es que el actual déficit de petróleo sigue sin resolverse, y la destrucción de la demanda a través de los altos precios es el único solucionador que queda, ya que los inventarios aún en declive se acercan a niveles críticamente bajos".

La reciente acción del precio, con ambos contratos cotizando en rangos cercanos a los 15 dólares, "insinúa más pánico y liquidación forzada que un cambio estructural en la situación de oferta y demanda ajustada a nivel mundial", según Jeffrey Halley, analista senior de mercado de Oanda. Otros expertos están de acuerdo: “No parece que la situación del suministro de petróleo esté a punto de sufrir cambios dramáticos inminentemente”, agrega el fundador de Vital Knowledge, Adam Crisafulli.

Sigue la venta masiva de petróleo: ¿qué más esperan los analistas?
 

A pesar de las caídas recientes, los precios del petróleo subieron más del 10% este año, alcanzando un máximo de casi US$ 140 por barril a principios de marzo después de la invasión rusa de Ucrania. Sin embargo, los precios estuvieron cayendo desde principios de junio, y los mercados se vieron gravemente afectados por los crecientes temores de recesión en las últimas semanas.

Hace menos de un mes, el sector energético del S&P 500 subió más del 65 % en el año, pero desde entonces “las acciones energéticas han vuelto a desplomarse” en medio de la reciente caída de los precios del petróleo, según Bespoke Investment Group. "El único sector que ha sido un punto brillante para el mercado probablemente no esté haciendo felices a muchos inversores en estos días".

 

*Con información de Forbes US

loading next article