Forbes Argentina
Money

Por qué desde Goldman Sachs advirtieron que las acciones podrían tener problemas este año

Jonathan Ponciano

Share

El pronóstico se basa en un indicador y cómo se comportó históricamente el mundo financiero norteamericano cuando éste número alcanzó un umbral elevado. De qué se trata.

24 Abril de 2021 10.00

A medida que los beneficios económicos del estímulo fiscal masivo y la reapertura de las empresas alcancen su punto máximo en las próximas semanas, los analistas de Goldman Sachs advierten que el crecimiento económico de EE.UU. se ralentizará, lo que provocará una rentabilidad de las acciones "insignificante" durante el próximo año.

El crecimiento económico de EE.UU. alcanzará su punto máximo en los próximos dos meses, dijeron analistas de Goldman en una nota del jueves por la mañana, pronosticando que el producto interno bruto crecerá a una tasa anualizada del 10.5% en el segundo trimestre, la expansión más fuerte desde 1978, además del marcado repunte de la economía a mediados de la pandemia en el tercer trimestre del año pasado.

El crecimiento económico se "desacelerará modestamente" en el tercer trimestre y continuará desacelerándose durante los próximos trimestres, pronosticaron los analistas, y agregaron que dicha desaceleración generalmente se asocia con rendimientos de acciones más débiles y una mayor volatilidad del mercado.

En una señal de que los efectos del estímulo fiscal y la actividad económica están alcanzando su punto máximo. El índice ISM Manufacturing, un indicador económico mensual que mide la actividad industrial, se registró en 65 en marzo, por encima del umbral de 60 que, según Goldman, suele representar el pico de crecimiento económico.

La lectura ISM más reciente es la más alta desde un nivel de 70 en diciembre de 1983, después de lo cual el S&P subió apenas un 0,2% en los siguientes 12 meses. 

Según Goldman, el S&P 500 históricamente cayó un promedio de 1% en el mes posterior a que el índice ISM Manufacturing registrara más de 60, y en los siguientes 12 meses, ganó un "insignificante" 3%, significativamente menos que el 14% de rendimiento anualizado durante los últimos 10 años.

Goldman espera que el S&P termine el año en 4.300 puntos, lo que implica un aumento del 4% desde el cierre del jueves, más bajo que algunos otros pronosticadores del mercado que esperan que el índice se eleve hasta 5.000 puntos para fin de año.

"Las acciones a menudo luchan en el corto plazo cuando una fuerte tasa de crecimiento económico comienza a desacelerarse", dijo el jueves un grupo de estrategas de Goldman liderados por Ben Snider. "No es una coincidencia que las lecturas del ISM rara vez hayan superado los 60 durante las últimas décadas; los inversores que compraban acciones estadounidenses en esos momentos estaban comprando acciones casi al mismo tiempo que el fuerte crecimiento económico estaba alcanzando su punto máximo y comenzando a desacelerarse".

Trillones de dólares en estímulos fiscales sin precedentes durante la pandemia ayudaron a elevar el mercado de valores a nuevos máximos durante el año pasado, y aunque el plan de infraestructura de US$ 2,3 billones del presidente Joe Biden podría agregar aún más combustible a la economía, Anu Gaggar, analista senior de inversiones Commonwealth Financial Network, dijo el jueves que "los inversores se dieron cuenta rápidamente de [que] gran parte de las ventajas ya fijaron un precio".

Con información de Forbes US.

loading next article