Forbes Argentina
Money

Por qué el consumo con tarjetas de crédito alcanzó su techo en CABA

Forbes Digital

Share

Luego del último trimestre de 2020 marcado por una fuerte aceleración de los consumos, el primer mes del 2021 mostró una tendencia diferente. Por qué el cambio de año también fue un quiebre para las finanzas personales.

17 Febrero de 2021 15.30

Luego de un año en el que se profundizó el uso de la tarjeta de débito y crédito como forma de pago a raíz de las restricciones que generó la pandemia, el comienzo del 2021 muestra un andar diferente. Durante el último trimestre del 2020 se había visto una aceleración muy marcada de los consumos con tarjeta de crédito, siguiendo la tendencia manifestada en el tercer trimestre del año anterior.

Sin embargo, el auge parecería haber alzado un techo, según se desprende de un informe elaborado por First Capital Group. Según el documento, el consumo con este tipo de tarjetas se habría desacelerado debido a los límites de crédito impuestos por las entidades bancarias emisoras y la entrada en vigencia del impuesto a los sellos dispuesto en la Ciudad de Buenos Aires (CABA).

En el primer mes del año, las operaciones a través de tarjetas de crédito registraron un saldo de $ 930.732 millones, lo cual significa una suba de 2% respecto al cierre del mes pasado, es decir, unos $ 17.848 millones por encima de diciembre, marcando una desaceleración en lo que respecta al uso y compras financiadas.

Sin embargo, el crecimiento interanual llegó a 55,5%, muy por encima de la inflación del período. "Luego de un último trimestre del año 2020 marcado por una fuerte aceleración de los consumos, encontramos un techo en la actividad", aseguró Guillermo Barbero, socio de First Capital Group. Según Barbero "a partir de enero comenzó a regir el impuesto a los sellos para los consumos con tarjeta de crédito en CABA, lo que podría estar afectando a estas operaciones".

En el caso de las operaciones con tarjetas de crédito en dólares, registraron una baja interanual de 44%, aunque con un comportamiento mensual irregular. En enero crecieron 11,3% respecto al mes anterior. Sin embargo, "estos valores no son significativos en función de la totalidad de operaciones del rubro", finalizó Barbero.

Saldos de hasta $ 200.000

Algunos días atrás, el Banco Central (BCRA) resolvió mantener la Tasa Nominal Anual (TNA) máxima de 43% para el financiamiento de saldos impagos de tarjetas de crédito de hasta $ 200.000, un universo que representa el 95,5% de los usuarios que utilizan ese mecanismo de financiamiento.

"La norma del BCRA establece que las entidades financieras deberán aplicar la tasa de 43% a los saldos de tarjeta de crédito hasta $ 200.000 por cada tarjeta emitida", informó la autoridad monetaria en un comunicado. En ese sentido, el Central explicó que los bancos y entidades financieras solo podrán aplicar una tasa superior para los saldos a financiar superiores a los $ 200.000.

La tasa diferencial está regida por la ley de Tarjetas de Crédito y el máximo permitido establecido en de un 25% superior que la tasa que perciben por los créditos personales, y similares a los que aplican las tarjetas no bancarias.
"Según las estadísticas del sistema financiero, el 95,5% de tarjetas de crédito registran financiamiento por un monto inferior al tope establecido, por lo que seguirán bajo el régimen de tasa máxima de 43%", aseguró el BCRA.

Las operaciones a través de tarjetas de crédito registraron un saldo de $ 930.732 millones.

De esta forma, solo el 4,5% de las tarjetas emitidas registra saldos superiores al tope de $ 200.000 y sólo sobre estos saldos adicionales los bancos podrán aplicar la tasa diferencial. Sin embargo, la tasa de interés nominal (TNA) no es el único costo que los bancos aplican sobre los saldos deudores, ya que también existen cargos por comisiones e impuestos con los que se calcula el Costo Financiero Total (CFT), que es el recargo final que el cliente termina pagando.

En ese sentido, si bien el BCRA dispuso que las entidades no podrán cobrar intereses punitorios, sí rigen estos otros costos, por lo que la tasa final de interés que cobrarán los bancos rondará el 65%, un porcentaje que puede variar dependiendo del banco y del distrito del cual sea el cliente. Puntualmente, los bancos Galicia y BBVA, por ejemplo, informaron una CFT del 66,44% para el financiamiento de saldos en pesos de tarjetas de crédito mientras el Banco Provincia informó un CFT del 52,59%, sin incluir el IVA.

loading next article