Forbes Argentina
Gerald Cotten
Money

Netflix y los criptodetectives investigan la sospechosa muerte del Cositorto de Canadá

Forbes Digital

Share

"No confíes en nadie: Tras la pista del rey de las criptomonedas" es un nuevo documental estrenado por la plataforma de streaming que indaga en la desaparición de Gerald Cotten, dueño de la plataforma cripto QuadrigaCX.

16 Abril de 2022 10.44

La vida y obra de Leonardo Cositorto, el CEO de Generación Zoe detenido y acusado de liderar un esquema Ponzi y estafar a ahorristas, no llegó todavía a Netflix. Pero la plataforma de streaming estrenó recientemente un documental muy similar al que podrían filmar sobre Cositorto. “No confíes en nadie: Tras la pista del rey de las criptomonedas” cuenta la historia de Gerald Cotten, un empresario canadiense que sacudió al mundo de las cripto entre 2018 y 2019. 

QuadrigaCX, una plataforma de intercambio de criptomonedas, dejó sin sus ahorros e inversiones a miles de personas de un día para el otro. La empresa comunicó que no podía pagar cerca de US$ 190 millones porque su fundador Gerald Cotten, de 30 años, falleció en un viaje a la India en diciembre de 2018 de manera inesperada y era el único que conocía las contraseñas de la “billetera virtual”.

Cotten, al momento de su muerte, parecía estar viviendo la vida de un magnate. Él y su esposa, Jennifer Robertson, viajaban por todo el mundo en aviones privados y visitaban locaciones lujosas en París, Hawaii y Marruecos.

Pero detrás de esa ostentación estaba escondido el engaño. El empresario transfería el dinero de los inversores de su plataforma a otras cuentas y otras casas de cambio cripto, utilizando los activos de sus clientes para sostener su lujoso estilo de vida. 

Cotten compró un yate de US$ 600.000, un Lexus de alta gama, 17 casas en Canadá y un avión. Como muchos otros en la industria, describió su empresa no solo como una herramienta financiera, sino como un cambio social radical. Así predicó el uso de criptomonedas en apariciones en podcasts y vídeos en YouTube. “Básicamente, quita la necesidad de una autoridad central. Entonces te deshaces de las tarifas. Y te deshaces de muchas de las regulaciones”, dijo en un podcast en 2014. 

Gerald Cotten
Gerald Cotten

Sin embargo, la trama comenzó complicarse en 2018, cuando el precio de Bitcoin colapsó. Los inversionistas intentaron retirar su dinero de Quadriga. En muchos casos, se toparon con retrasos para acceder a su dinero. En otros, nunca volvieron a hacerse de él. Hasta que, de un día para el otro, se enteraron que el dueño de la empresa, Cotten, había muerto.

Los "criptodetectives" investigan la muerte de Cotten

Un elemento central del documental de Netflix es la investigación parapolicial que hicieron las víctimas de la estafa cripto de Cotten. Los usuarios de QuadrigaCX, en su mayoría jóvenes que reconocen que fueron víctimas de su propia ambición, se unen en foros en Reddit y otros sitios web y analizan las inconsistencias de las explicaciones que les da la empresa. El punto central que no pueden entender es cómo una sola persona tenía las claves para acceder a todo el dinero depositado en QuadrigaCX. Pero rápidamente ese interrogante es superado por otro: ¿Cotten fingió su muerte y se fugó con todo el dinero? 

Bitcoin (Pixabay)
Bitcoin (Pixabay)

Entre los “criptodetectives” se destaca el usuario QCXINT, un damnificado que motoriza la investigación oculto tras una máscara de zorro. 

Cotten parece un empresario tech serio e inteligente. No tiene la estética sobrecargada de Cositorto, ni propone un mensaje de realización personal o de salvación personal pseudo religioso. Pero, en el fondo, tras los velos y la cortina de Bytes, la esencia es la misma: un hombre que se hizo millonario de la noche a la mañana a costa del sufrimiento de miles de inversores ambiciosos e incautos.
 

loading next article