Forbes Argentina
Bitcoin 'quema' y muchos peces gordos le quitan la mano
Money
Share

Desde el 10 de mayo, hubo más de 200 mil ventas conocidas de bitcoin por parte de grandes instituciones.

28 Julio de 2022 12.34

El criptomercado está terminando julio con una nota alta. En las últimas 24 horas, el precio de bitcoin subió un 7,8 % a US$ 22 900 y el precio de ethereum sumó un 11,2 %, cotizando actualmente a poco más de US$ 1600. Las altcoins eran un poco más reservadas. XRP subió un 5,8 %, solana un 8,2 %, dogecoin un 6,2 %%, shiba inu un 5,7 %, BNB 5,6%, y “luna 2.0” de Terra 4,9%.

Aún así, los precios de las criptomonedas están bastante lejos de los máximos de este año. ¿Qué los mantiene tapados?

En un hilo de Twitter del 21 de julio, el analista de Arcane Research, Vetle Lunde, señaló que, en su mayoría, el criptomercado está siendo golpeado por liquidaciones masivas de inversores institucionales y empresas que comenzaron después del colapso de Terra.

“236,237 BTC. Esa es la cantidad de ventas conocidas de bitcoin desde el 10 de mayo por parte de grandes instituciones. La mayor parte de la venta está relacionada con la venta forzada”, escribió. "El número no tiene en cuenta otras actividades de capitulación y cobertura naturales que generalmente ocurren durante los criptomercados bajistas".

El mayor vendedor fue Luna Foundation Guard de Terra, que vendió 80.393 bitcoins en un intento completamente fallido de defender su TerraUSD. En segundo lugar quedó Tesla, descargando más de 29.060 bitcoins (75% de sus tenencias) para "maximizar [su] posición de efectivo".

Entonces, ¿qué es lo que asustó a los grandes poseedores de criptomonedas para que regresaran a las monedas fiduciarias?

Dos cosas: la implosión de Terra y la feroz batalla de la Fed contra la inflación.

Después de la caída de Terra's Luna, los inversores se dieron cuenta de que el mercado de las criptomonedas está más entrelazado con el mercado de valores de lo que se pensaba antes, lo que generó temores de un colapso total de las criptomonedas y un posible contagio en el mercado más amplio. De hecho, tras la caída de Terra, Goldman Sachs publicó una carta en la que advertía a los inversores sobre la interconexión de las plataformas DeFi y cómo "amplifican el riesgo sistémico".

Mientras tanto, la Fed está ejecutando los aumentos de tasas más agresivos desde 1994 para controlar la inflación de casi dos dígitos. A una Reserva Federal tan dura no le va bien con los activos de riesgo porque las tasas más altas aumentan el costo de los préstamos y recortan las valoraciones (explicación más amplia aquí).

Eso también se aplica a las criptomonedas.

Como mencioné antes, "las principales criptomonedas están altamente correlacionadas con el mercado de valores. También tienen una beta alta para las acciones. Eso significa que las criptomonedas, en efecto, amplifican los movimientos de las acciones. Si las acciones se disparan, las criptomonedas se disparan más. Y viceversa. Si las acciones caen, las criptomonedas entran en caída libre".

Esto se vio claramente en la acción del precio de bitcoin de esta semana. Bitcoin vendió un 3% tres días antes de la reunión de julio de la Fed, lo que indica que el riesgo de tasas más altas aún inquieta a los criptoinversores.

Mirando hacia el futuro

El destino a corto plazo de las criptomonedas está envuelto en mucha incertidumbre. Los principales bancos centrales del mundo están redoblando su apuesta por las subidas de tipos. La guerra más grande en Europa desde la Segunda Guerra Mundial, que está obstruyendo el suministro mundial de alimentos y energía y fomentando la inflación, aún no muestra un final claro a la vista.

Mientras tanto, la economía se tambalea al borde de una recesión. En el primer trimestre de 2022, el PBI real de Estados Unidos cayó un 1,6 %, y es probable que el segundo trimestre también sea negativo este viernes. Si nos inclinamos hacia una recesión oficial, el sentimiento recibirá otro golpe.

Jaque mate: Los peces grandes hace una liquidación histórica de crypto
 

Específicamente para las criptomonedas, la regulación es otra gran incógnita, pero considerando los proyectos de ley propuestos por la Comisión Europea y el Senado, es más preocupante para las monedas más pequeñas e insostenibles que para las criptomonedas principales.

En el lado positivo, hordas de gestores de fondos crème de la crème esperan que las principales criptomonedas, especialmente bitcoin, aguanten este contexto macroeconómico y se fortalezcan. En una entrevista reciente, Rick Rieder de Blackrock consoló a los inversores: “Sigo pensando que bitcoin y crypto son activos duraderos. Es un negocio duradero, pero había mucho exceso construido a su alrededor. Creo que se está produciendo una recalibración saludable”.

Agregó: "Mi sensación es como muchos activos, si mirás dentro de dos o tres años, serán más altos que hoy".

 

*Con información de Forbes US.

loading next article