Forbes Argentina
Biden
Liderazgo

Panorama Forbes: La inflación y el fantasma de la recesión amenazan a Biden

Leandro Dario

Share

La economía de Estados Unidos sufre la inflación más alta desde 1981. El antídoto de la FED, la suba de tasas, podría enfriar la economía. El presidente enfrenta un duro desafío político a meses de las elecciones de medio término.

23 Abril de 2022 18.40

Joe Biden enfrenta un panorama sombrío en Estados Unidos. La suba de la inflación, que trepó al 8,5% interanual y es la más alta desde 1981, erosiona el poder adquisitivo de los estadounidenses, que en poco más de seis meses votarán en las elecciones de medio término que renovarán el Capitolio. El escenario más probable hoy es que los demócratas pierdan el control de la Cámara de Representantes y del Senado, perdiendo el presidente músculo legislativo en lo que resta de su mandato. 

Al igual que en Argentina, la suba de precios en Estados Unidos es más pronunciada en los alimentos. Los estadounidenses están pagando un 10% más por esos productos que hace un año. La carne, en tanto, subió un 16%, el doble que el promedio general de inflación.

Si la inflación jaquea a la Casa Blanca, su remedio, la suba de tasas de la Reserva Federal, amenaza con enfriar la recuperación económica de Estados Unidos e, incluso, sumirla en una pronunciada recesión. 

Jerome Powell adelantó en la Asamblea de Primavera del FMI que la FED podría moverse más rápido para contener la inflación, subiendo medio punto la tasa en mayo y, tal vez, en junio. En marzo ya había aprobado un alza de 25 puntos básicos (0,25). 

Jerome Powell
Jerome PowellPero

El desafío de Powell no es menor: debe calibrar (el nuevo verbo financiero de moda) el cambio de política monetaria para no ser demasiado dovish ni extremadamente hawkish y sumir a la economía estadounidense en una recesión. 

“Nuestro objetivo es utilizar nuestras herramientas para que la demanda y la oferta vuelvan a estar sincronizadas, de modo que la inflación baje y lo haga sin una desaceleración que equivalga a una recesión”, admitió Powell. “No creo que escuchen a nadie en la FED decir que eso va a ser sencillo o fácil. Va a ser un gran reto”, agregó.

FED
FED

The Economist fue durísima con Powell en su último número. Su nota de tapa, titulada Por qué la Reserva Federal cometió un histórico error con la inflación, preanuncia que la inflación perjudicará a los tenedores de Bonos del Tesoro, entre ellos Bancos Centrales extranjeros, al tiempo que una eventual recesión de Estados Unidos enfriaría la economía global y podría revertir la recuperación post Covid.

La amenaza que enfrenta Biden

Si Powell fracasa, quien pagará el costo político será Joe Biden. El presidente tiene su menor nivel de aprobación desde que llegó a la Casa Blanca y un rechazo del 53,8%. Paradójicamente, el demócrata enfrenta el boomerang de los gigantescos paquetes de asistencia monetaria aprobados en 2020 durante la presidencia de Donald Trump; de la crisis de suministros global que jaquea la oferta de productos; y de la guerra en Ucrania y su impacto en el precio de la energía. 

Una recesión económica sería mortífera para su continuidad (y la de los demócratas) en la Casa Blanca. 

Paradójicamente, el “hombre más poderoso del mundo” no tiene bajo control todas las variables que determinarán el éxito o fracaso de su gestión. SI la economía se estrella, ni el Conejo de Pascuas podrá salvarlo.

loading next article