Forbes Argentina
Aptugo
Innovacion

Este CEO revela cuál será el skill clave para trabajar de programador los próximos años

Franco Della Vecchia Forbes Staff

Share

Un estudio de Gartner sugiere que el número de citizen developers activos en grandes organizaciones será de 4 a 1 comparado con los desarrolladores de software profesionales en 2023.

27 Abril de 2022 12.30

En un mundo que va hacia la digitalización e hiperautomatización, el desarrollo de software tradicional se ha convertido, en muchos casos, en un gran cuello de botella. Gastón Gorosterrazu, creador y CEO de Aptugo, explica que los altos costos y la falta de programadores “hacen que cientos de emprendimientos y miles de proyectos internos se vuelvan inviables”.

“Solo en Estados Unidos, hay más de un millón de puestos de tecnología sin cubrir”, retruca el especialista. Y continúa: “Todos están saturados, no hay tiempo para dedicarle a nuevos proyectos, sistemas o procesos, no importan cuán sencillos parezcan”.

Programación, tecnología, IT (Pixabay)
 

Según su visión, este padecimiento no se limita solo a las startups o pymes. “Quienes trabajen en grandes corporaciones sabrán que muchos de los procesos cotidianos se siguen haciendo prácticamente a mano malgastando tiempo y esfuerzo simplemente por falta de capacidad de desarrollo”.

Para el CEO de Aptugo, nadie conoce mejor las necesidades del trabajo que la misma persona que lo realiza. “Imaginemos un mundo en el que cada una de estas personas tuviera la capacidad de desarrollar sus propios sistemas de software para automatizar y eficientizar sus procesos diarios", introduce. "Un mundo en el que vos, que necesitás armar un sistema de reservas para tu peluquería o un software de manejo de stock para la pinturería, o un sistema de gestión de legajos para empleados, pudieras hacerlo sin necesidad de contratar programadores. Esto es lo que está sucediendo con el movimiento de citizen developers, o ciudadanos desarrolladores", revela.

Un estudio de Gartner sugiere que el número de citizen developers activos en grandes organizaciones será de 4 a 1 comparado con los desarrolladores de software profesionales en 2023. El fenómeno de los Citizen Developers no se detendrá. Su fuerza radica en dos pilares fundamentales: la necesidad y la innovación tecnológica.

programar

De esta forma, estudiantes y profesionales de distintos ámbitos, sin conocimientos técnicos ni experiencia en programación, son capaces de desarrollar sus propias aplicaciones para digitalizar sus tareas, mejorar sus empleos o crear sus propios emprendimientos de la mano de nuevas tecnologías, 

El boom de las plataformas low code

Por el lado de la tecnología, encontramos el boom de las plataformas no-code/low code (sin código o con poco código), que están irrumpiendo en el mercado y proponen soluciones de software prefabricadas en las que los usuarios pueden adaptar determinadas características y especificidades para crear su propio software sin necesidad de escribir código.

Gartner señala que en 2024, el 65% del desarrollo de aplicaciones estará ligado a desarrollos no code/low code. 

La plataformas low code tienen un gran valor para pequeñas aplicaciones y, según el CEO de Aptugo, “es imperioso avanzar hacia soluciones superadoras que den escalabilidad a estos pequeños desarrollos”.

“No hay dudas de que lo que se viene en los próximos años para acompañar el fenómeno de los ciudadanos desarrolladores, es la explosión de herramientas híbridas que combinen las ventajas de las low-code (entorno visual intuitivo y velocidad), con la escalabilidad de la programación tradicional”, profundiza y completa: “Estas herramientas serán un factor clave, a su vez, para acompañar la transición de aquellos Citizen Developers que quieran convertirse en programadores profesionales”.

Para Gastón Gorosterrazu, “es clave seguir democratizando el acceso al desarrollo de software”, brindando las herramientas necesarias a quienes más saben lo que necesitan: los que desempeñan la tarea a diario".

“Si no nos preparamos y promovemos un acceso más democrático y difundido al desarrollo de software, será cada vez más difícil, sino imposible, competir. El mundo necesita y demanda cada vez más Citizen Developers con capacidad de generar sus propios desarrollos. Argentina no debe quedarse afuera”, concluye.

¿Cualquiera puede programar?

Aptugo, laa start up creada por Gastón Gorosterrazu, hoy su CEO, tiene presencia en Argentina y España (Barcelona) con los primeros usuarios distribuidos en los 5 continentes. "Nuestro mercado es global: cualquier desarrollador, en cualquier lugar del mundo, puede usar Aptugo", cuenta a Forbes Argentina la cabeza de la compañía, quien cuenta con más de 30 años de experiencia en programación.

Aptugo es una herramienta híbrida de desarrollo que no genera ningún tipo de dependencia y que permite escalabilidad infinita, operando como un producto que puede ser utilizado en cualquier entorno de desarrollo integrado. De esta manera, esta propuesta construye un puente entre la programación y la industria de la educación, generando la posibilidad de que personas sin formación ni conocimientos de tecnología puedan desarrollar aplicaciones con menos de 30 horas de entrenamiento.

Desde la aparición de wordpress, y en respuesta a la escasez de programadores y los altos costos del software a medida, hubo un boom de las llamadas plataformas de low-coding, que ofrecen soluciones “pre-fabricadas” y permiten construir sin necesidad de grandes conocimientos de programación. Si bien esta parece una solución interesante, los usuarios quedan sujetos a lo que ofrece esa plataforma y sus desarrollos dependen de ellas. Una vez elegida la plataforma, no se puede salir. Todo el desarrollo está montado sobre esa plataforma de low-coding.

"Nuestro plan es capacitar a 100.000 nuevos desarrolladores de software antes de 2022”

"Aptugo propone algo distinto -explica su CEO-. Es una herramienta que combina lo mejor de ambos mundos: un entorno visual que da la agilidad que brindan las plataformas low-coding, y toda la libertad y flexibilidad de la programación tradicional". A diferencia de las low-coding, explica, "Aptugo genera código fuente totalmente editable, de modo que el dueño del desarrollo y los datos es siempre el usuario".

De esta manera -agrega-, "se elimina cualquier tipo de dependencia así como de límites de escalabilidad, operando como un producto que puede ser utilizado en cualquier entorno de desarrollo integrado".

La herramienta brinda la posibilidad de cambiar de lenguaje de programación aún después de finalizada la aplicación. "¿Cuántas veces escuchamos lenguajes de programación que quedan obsoletos? Infinitas. Y Aptugo te ayuda a que eso no sea un dolor", remarca Gorosterrazu.

programación

A finales del 2021, Aptugo recibió US$ 275.000 de inversión pre semilla liderada por MatterScale Ventures, un fondo de Venture Capital, encabezado por Fernando Fabre, fundador de Collective Academy, la primera neouniversidad enfocada en transformar el futuro de Latinoamérica conectando a reconocidos profesionales de los negocios y la tecnología, y quien fuera Presidente de Endeavor Global;  y por Gabriela Macagni, miembro del Directorio del ITBA, Ternium y Cresud, entre otros.

El CEO cuenta que han venido desarrollando distintos tipos de capacitaciones tanto para equipos de desarrollo empresariales como para entusiastas. "El foco está en aquello que no se enseña en los cursos de programación y que suele ser el principal problema a la hora de comenzar: como se piensa una solución de software de principio a fin", comenta. La ventaja que brinda Aptugo -subraya- "es que todo esto puede aprenderse de manera visual, sin necesidad de saber de programación: es tan fácil como entender como funcionan las aplicaciones y Aptugo se ocupa del código".

loading next article