Forbes Argentina
Innovacion

Cuánto crecerán las ventas de vehículos eléctricos en el mundo

Forbes US

Share

BNEF predice que para 2040 aumentarán a casi el 60% del mercado mundial. La pandemia impactó en las ventas, pero se prevé que se recuperen.

26 Octubre de 2020 11.09

La electrificación del transporte es una de las principales tendencias del siglo 21 y el entusiasmo de los inversores por los vehículos eléctricos está creciendo. Las fuerzas del mercado y las políticas de gobierno están acelerando este cambio en todo el mundo.

Las ventas mundiales de vehículos eléctricos aumentaron un dramático 65% de 2017 a 2018, para un total de 2,1 millones de vehículos, con cifras de venta estables hasta 2019. Sin embargo, el posterior brote de la pandemia de coronavirus resultó en una disminución del 25% en las compras de vehículos eléctricos durante el primer trimestre de 2020.

A pesar de estos contratiempos, se espera que la demanda de vehículos eléctricos aumente nuevamente según Bloomberg New Energy Finance (BNEF), que ve baterías mejoradas, infraestructura de carga más fácilmente disponible, nuevos mercados y paridad de precios con los vehículos con motor de combustión interna (ICE) como principales impulsores. El estudio encuentra que los vehículos eléctricos alcanzarán el 10% de las ventas mundiales de vehículos de pasajeros para 2025, aumentando al 28% en 2030 y al 58% en 2040.

McK

Las ventas de vehículos eléctricos en los Estados Unidos superaron la tendencia internacional, aumentando un 80% de 2017 a 2018. General Motors anunció un plan para invertir US$ 2.000 millones en seis plantas de ensamblaje nacionales dedicadas a la fabricación de vehículos eléctricos, y desde entonces ha presentado su nuevo Hummer eléctrico.

“Estas inversiones subrayan el éxito de nuestros vehículos en la actualidad y nuestra visión de un futuro totalmente eléctrico”, dijo la presidenta y directora ejecutiva Mary Barra. El candidato presidencial Joe Biden ha hecho que las emisiones netas cero para 2050 sean parte de su plataforma de campaña, con una inversión anual de US$ 500.000 millones para este objetivo, una parte de la cual apoyará la producción de vehículos eléctricos y la infraestructura de carga.

Sin embargo, algunos siguen siendo escépticos sobre los vehículos eléctricos y su potencial en el mercado estadounidense. El éxito a corto plazo dependerá de los créditos fiscales, las fluctuaciones en los precios del petróleo, los resultados de las elecciones presidenciales y la velocidad de la recuperación global del COVID-19.

IEA

China representa la mayor parte de las ventas mundiales de vehículos eléctricos y planea expandirse aún más a medida que reduce las importaciones de energía, aborda la mala calidad del aire urbano y atrae inversores a su industria automotriz nacional. La demanda de vehículos eléctricos en China alcanzó las 125.000 unidades en septiembre, un sorprendente salto en mitad de la pandemia del 99,6% con respecto al año anterior.

Tesla fue el primer fabricante de automóviles extranjero al que se le permitió abrir una fábrica en China sin un socio mayoritario chino. Después de abrir su gigafábrica en Shanghai, la compañía se convirtió en el mayor vendedor de vehículos eléctricos en el país, recortando los precios varias veces para calificar para los subsidios del gobierno. Tesla ha superado recientemente las expectativas de Wall Street, generando ganancias del tercer trimestre de US$ 8.770 millones.

El fabricante de automóviles eléctricos de lujo NIO, una subsidiaria de la corporación estatal comunista JAC Motors, es ampliamente visto como un potencial rival para Tesla. Sus acciones se han disparado casi un 1000% de su valor de marzo, y ahora rondan los US$ 28 por acción.

NIO y otros fabricantes chinos se benefician de los subsidios del gobierno, con promesas de apoyo financiero hasta 2022. Estas medidas, junto con una inversión gubernamental de US$ 1.400 millones en infraestructura de carga, demuestran un fuerte compromiso. Algunos occidentales siguen siendo escépticos sobre los éxitos y el valor a largo plazo de NIO, citando preocupaciones sobre la transparencia china y la veracidad de las cifras publicadas.

Gigafábrica de Tesla en Shanghai

Europa también ha experimentado un crecimiento considerable en la industria de los vehículos eléctricos. Las ventas generales en 2019 aumentaron un 44%, con aumentos porcentuales de dos dígitos en la gran mayoría de los países europeos. Aproximadamente la mitad del crecimiento del mercado en todo el continente se puede atribuir al aumento de la demanda en Alemania y los Países Bajos, seguidos de cerca por Francia y Noruega. Como en otros lugares, los subsidios a la compra y la mejora de la tecnología de las baterías están aumentando el atractivo de los vehículos eléctricos, pero la introducción de un nuevo estándar de emisiones de la UE (no más de 95 g de dióxido de carbono/km para automóviles de pasajeros para 2021) probablemente contribuyó a un aumento adicional en las ventas. A medida que las ciudades europeas emergen del bloqueo, sin duda observarán y darán cuenta de los cambios de comportamiento resultantes de meses de confinamiento y ansiedad relacionada con enfermedades.

BNEF predice que para 2040 las ventas de vehículos eléctricos aumentarán a casi el 60% del mercado mundial de automóviles; compárelo con 2010, cuando las ventas anuales eran cercanas a cero . Con la conciencia del consumidor en aumento y las fuerzas del mercado ganando impulso, los vehículos eléctricos se están convirtiendo rápidamente en el futuro de la industria automotriz y en el favorito de los inversores que reconocen este potencial de crecimiento.

Autor: Ariel Cohen

Nota publicada en Forbes US.