Forbes Argentina
Today
Share

El país que conduce Vladimir Putin debe hacer frente al pago de dos emisiones de bonos de dólares. Si no cumple, podría suponer un impago de deuda pública excepcionalmente complicado.

16 Marzo de 2022 17.34

Rusia debe hacer frente al pago de dos emisiones de bonos en dólares. Sin embargo, si el país no cumple con ello, podría suponer un impago de la deuda pública excepcionalmente complicado. El portavoz presidencial, Dmitry Peskov, respondía hace unos días a la advertencia del Fondo Monetario Internacional (FMI) de que la bancarrota rusa no es un evento improbable asegurando que el Gobierno de Rusia cuenta con un margen de seguridad suficiente para pagar su deuda externa en rublos, por lo que no hay condiciones para declarar un incumplimiento (default).

rublo

"No hay condiciones para el default, a menos que se creen y nos imputen artificialmente", dijo Peskov en declaraciones recogidas por la agencia Interfax.

Por su parte, el ministro de Finanzas de Rusia, Anton Siluanov, indicó en declaraciones a los medios, recogidas por la agencia Tass, que Rusia dará orden de pagar en moneda extranjera sus correspondientes obligaciones de servicio de su deuda, aunque advirtió de que solo será posible efectuar el abono en caso de que las cuentas del banco central y del Gobierno sean "descongeladas".

"Primero daremos todas las órdenes de pago necesarias a nuestros agentes de acuerdo con la documentación de emisión para realizar un pago en moneda extranjera. Esto será posible solo si el Banco Central y las cuentas en moneda extranjera del Gobierno están 'descongeladas'", explicó.

De este modo, el ministro ruso apuntó que se reembolsarán los pasivos externos en rublos en el caso de que las contrapartes se nieguen a descongelar las cuentas del Banco Central y del Gobierno de Rusia.

Putin (Télam)

"Si recibimos una negativa o no tenemos respuesta de los bancos agentes, pagaremos nuestras obligaciones en rublos. En cualquier caso, las obligaciones se cumplirán con nuestros inversores. Y la posibilidad de recibir fondos en la moneda de la obligación dependerá de las restricciones impuestas", subrayó Siluanov.

Incumplimiento soberano

La agencia de calificación crediticia Fitch ha advertido de que si Rusia realiza en rublos el pago de los cupones de su deuda emitida en dólares, "constituiría un incumplimiento soberano" una vez transcurrido el período de gracia de 30 días.

"De acuerdo con los criterios de calificación soberana de Fitch Ratings, el pago en moneda local de los cupones de eurobonos en dólares estadounidenses de Rusia con vencimiento el 16 de marzo, si ocurriera, constituiría un incumplimiento soberano, al vencimiento del período de gracia de 30 días", ha indicado.

Rusia

El gigante euroasiático afronta este miércoles el primer vencimiento de cupones de deuda emitida en divisas desde la promulgación el pasado cinco de marzo del decreto presidencial que autoriza un tratamiento diferencial de los pagos de deuda externa a acreedores en países hostiles a Rusia, incluido el pago en rublos de la deuda.

Este miércoles, Moscú deberá hacer frente al pago de 117 millones de dólares correspondientes a intereses de su deuda y, en caso de no realizar el pago, contará con un periodo de gracia de 30 días antes de ser declarado el default, el primer evento de esta clase para el país desde que en 1998 no pagase su deuda denominada en rublos y la primera vez desde 1918 en que no pagaría su deuda en divisas.

En este sentido, Fitch Ratings ha apuntado que si los pagos del cupón se no se realizan en dólares, según los términos originales, las notas de emisión de Rusia afectadas se reducirían a la categoría 'D' al final del período de gracia.

La semana pasada, Fitch Ratings había rebajado la nota de solvencia como emisor a largo plazo de la deuda soberana de Rusia hasta 'C' desde 'B' como reflejo del riesgo de impago "inminente", después de que el Gobierno ruso aprobase el pasado 5 de marzo un decreto que potencialmente podría obligar a redenominar los pagos de deuda soberana en moneda extranjera a moneda local para acreedores en países específicos.

El FMI advierte de la probable bancarrota de Rusia

El Fondo Monetario Internacional (FMI) admitió hace unos días que la bancarrota de Rusia "ya no es un evento improbable" a raíz de las sanciones aplicadas al país, que sufrirá una "recesión profunda" por la guerra con Ucrania, cuyo impacto supondrá una revisión a la baja de las perspectivas de crecimiento mundiales de la institución, según recoge Europa Press.

"El default de Rusia ya no es un evento improbable", reconoció Kristalina Georgieva, directora gerente del FMI durante un encuentro con la prensa a propósito de la situación en Ucrania, donde explicó que "no es que Rusia no tenga dinero", sino que las sanciones aplicadas imposibilitan a Rusia usar este dinero.

"No voy a especular sobre lo que puede suceder o no, pero solo quiero decir que no hablemos más del incumplimiento de pago de Rusia como un evento improbable", añadió.

La titular del FMI, Kristalina Georgieva, junto al vocero del Fondo, Gerry Rice.

Asimismo, la economista búlgara indicó que en estos momentos el FMI no mantiene relaciones programáticas o políticas con Rusia y su oficina de Moscú no está operativa, añadiendo que el "régimen de sanciones sin precedentes" contra Rusia hace muy improbable su acceso a los derechos especiales de giro (DEG), lo que requiere la participación de intermediarios financieros, entidades financieras y la disposición de una parte.

Contracción abrupta de la economía rusa

La directora del FMI también ha advertido de que las sanciones implementadas han provocado una contracción abrupta de la economía rusa, llevándola a una "profunda recesión" en la que la depreciación del rublo impulsa al alza la inflación y reduce sustancialmente el poder adquisitivo y el nivel de vida de la gran mayoría de la población rusa.

FMI

"Puedo decir categóricamente que la economía rusa está experimentando una fuerte contracción", aseguró Georgieva, para quien el factor clave a este respecto será la duración de la guerra y del régimen de sanciones a Rusia, así como si este régimen de sanciones puede o no profundizarse aún más con las exportaciones de energía de Rusia.

De este modo, Georgieva ha admitido que la profunda contracción de la economía de Rusia y los potenciales contagios significativos a otras economías vecinas tendrán un efecto probable en las perspectivas económicas mundiales, que el FMI actualizará el mes que viene, cuando las proyecciones de crecimiento serán revisadas "a la baja".

"Ocurrió lo impensable: tenemos una guerra en Europa", subrayó Georgieva, señalando que los efectos secundarios del conflicto para el resto del mundo se transmiten a través de precios más altos de las materias primas, así como de la reducción de ingresos reales debido a la inflación y del impacto en las condiciones financieras y la confianza empresarial.

Rusia - Ucrania

Entre tanto, cabe destacar que, antes de invadir Ucrania, Rusia estaba considerado uno de los países más solventes del mundo, con bajos niveles de deuda y enormes exportaciones de petróleo y gas. Sin embargo, las sanciones que diferentes países están promoviendo para aislar al país del sistema financiero mundial, han propiciado que los mercados rusos caigan en picado y complicado el proceso de hacer frente al pago de la deuda.

38.500 millones de dólares en juego. El pago que el país debe llevar a cabo este miércoles afecta directamente a 38.500 millones de dólares de bonos en moneda extranjera de Rusia, de los que 20.000 millones son propiedad de inversores extranjeros. Estos mismos extranjeros poseen aproximadamente el 20% de la deuda en moneda local -unos 200.000 millones de dólares antes del estallido de la guerra-, según publica Expansión.

El Gobierno ruso anunció hace unos días que un reciente pago de cupones de esta deuda local no llegaría a los tenedores extranjeros por la prohibición del banco central de enviar divisas al extranjero.

*Con información de Forbes España.

loading next article