Forbes Argentina
amigos-trabajo-apertura
Today

Nace un caso testigo: Empleados que no quieran volver a la oficina cobrarán menos

Forbes Digital

Share

Éste será el caso de Google, que analiza recortes que podrían alcanzar incluso el 25 % del salario por hacer teletrabajo de forma permanente.

10 Agosto de 2021 14.45

Los empleados de Google podrían ver disminuido su salario si pasan a trabajar desde casa de forma permanente. De esta manera, la tecnológica se alineó a las medidas adoptadas por Facebook y Twitter, que también recortaron el salario de algunos empleados remotos.

Google, filial del grupo Alphabet, ofrece a los empleados una calculadora que les permite ver los efectos de un traslado. Pero con los cambios, algunos empleados, especialmente los que se desplazan largas distancias para ir al trabajo, podrían experimentar recortes salariales en caso de pasarse a la modalidad remota, aún sin cambiar de domicilio.

Google lo explica de la siguiente manera. “Nuestros programas de remuneración siempre se determinó en función de la ubicación, y siempre pagamos lo máximo del mercado local en función del lugar desde el que trabaja el empleado”, dijo un portavoz de Google, que añadió que el salario variará de una ciudad a otra y de un estado a otro.

Un empleado de Google, que pidió que no se le identificara por temor a represalias, suele desplazarse a la oficina de Seattle desde un condado cercano y probablemente vería reducido su salario en un 10 % si trabajara desde casa a tiempo completo, según las estimaciones de la herramienta de localización del trabajo de la empresa lanzada en junio.

El empleado se planteó trabajar a distancia, pero decidió seguir yendo a la oficina a pesar de las dos horas de viaje. “Es un recorte salarial tan alto como lo que me dieron por mi último ascenso. No trabajé tan duro para que me "asciendan y luego me bajen el sueldo”, dijo.

"Google no tiene por qué hacer esto"

Jake Rosenfeld, profesor de sociología de la Universidad de Washington en San Luis, que investiga la determinación de los salarios, dijo que la estructura salarial de Google hace saltar las alarmas sobre quiénes notarán los mayores efectos, incluidas las familias.

“Lo que está claro es que Google no tiene por qué hacer esto”, dijo Rosenfeld. “Google pagó a estos trabajadores el 100 % de su salario anterior, por definición. Así que no es que no puedan permitirse pagar a sus trabajadores que deciden trabajar a distancia lo mismo que están acostumbrados a percibir".

Las capturas de pantalla de la calculadora salarial interna de Google vistas por Reuters muestran que una empleada que vive en Stamford, Connecticut -a una hora de la ciudad de Nueva York en tren-, cobraría 15 % menos si trabajara desde casa, mientras que un colega de la misma oficina que vive en la ciudad de Nueva York no vería ningún recorte por trabajar desde casa. Las capturas de pantalla mostraban diferencias del 5 % y el 10 % en las zonas de Seattle, Boston y San Francisco.

Oficinas de Google.
Oficina de Google. 

Entrevistas con empleados de Google indican recortes salariales de hasta el 25 % por trabajar a distancia si se abandona San Francisco por una zona del estado casi igual de cara, como Lake Tahoe.

Un portavoz de Google dijo que la empresa no cambiará el salario de un empleado por el hecho de que pase de trabajar en una oficina a hacerlo de forma totalmente remota en la ciudad donde se encuentra la oficina. Los empleados que trabajen en la oficina de Nueva York cobrarán lo mismo que los que trabajen de forma remota desde otra localidad de Nueva York, por ejemplo, según el portavoz.

Vacunación obligatoria

Días atrás, Google comunicó a sus 130.000 empleados en todo el mundo que tendrán la obligación de aplicarse la vacuna contra el Covid-19 para regresar a las oficinas en octubre. El consejero delegado de Google, Sundar Pichai, explicó que la implementación de este requisito “variará de acuerdo con las condiciones y regulaciones locales” y que no se impondrá en una región determinada hasta que las vacunas estén “ampliamente disponibles” en la misma.

Pichai también retrasó la fecha de vuelta obligatoria a las oficinas, que estaba fijada para septiembre pero que ahora pasa a ser el 18 de octubre. 

A principios de julio, algunos de los miles de empleados que Google tiene en Estados Unidos regresaron a la oficina por primera vez desde el inicio de la pandemia de Covid-19 el año pasado, un retorno con carácter voluntario y que sirve de prueba de cara al otoño. La firma del buscador ya anunció a principios de mayo que, una vez se dé por terminada la pandemia, el 80% de su plantilla deberá regresar a puestos de trabajo físicos, mientras que el 20% restante podrá trabajar a distancia de forma permanente.

Google.

Al caso de Google (a nivel global), en el país norteamericano se le suman Facebook, Adobe, MGM Resorts en Las Vegas, el Wasgington Post, Goldman Sachs y Wells Fargo. En MGM Resorts, aquellos que se nieguen a mostrar la prueba de vacunación deberán realizarse test de Covid-19 de manera periódica. Por su parte, Goldman Sachs y Wells Fargo están pidiendo a los trabajadores que informen sobre su estado de vacunación, mientras que Morgan Stanley exige que los empleados que quieran volver a trabajar en sus oficinas de Nueva York se vacunen.

Con información de agenciar Reuters.

loading next article