Forbes Argentina
Negocios

Retail a puertas cerradas: cómo el e-commerce se adapta a las “dark stores”

Florencia Lippo

Share

Mientras los supermercados invierten en la experiencia de compra, el comercio electrónico se enfoca en las tiendas cerradas estructuradas para hacer más eficiente el picking y la logística.

25 Julio de 2020 16.00

Las dark stores son sucursales diseñadas para abastecer los pedidos del e-commerce. A diferencia de un depósito, los puntos tienen góndolas, pero el layout está dispuesto de manera tal que se facilite el proceso de picking, que para el retail tradicional representa un enorme gasto en tiempo y en personal. Los productos con más rotación están más accesibles, mientras que aquellos que se venden menos se encuentran más alejados del punto de retiro, uno de los aspectos en los que todavía el retail local tiene mucho camino por recorrer, según consultores y especialistas del sector. En Estados Unidos, este formato ya es habitual para todas las grandes cadenas de supermercados. En Argentina ?donde el aislamiento social aceleró la venta online, y ya 7 de cada 10 transacciones se completan de manera digital, según un informe de MercadoLibre? esta herramienta está comenzando a dar sus primeros pasos. 

150% creció la venta online durante el aislamiento obligatorio según la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE). 

El arranque

Una de las primeras iniciativas de este tipo en Argentina fue implementada hace apenas un mes por PedidosYa. El objetivo de estas tiendas es facilitar el trabajo de sus personal shoppers y garantizar la promesa de la app: entregas en menos de 30 minutos. Pero según Victoria Lupo, directora de e-commerce de Kantar, cada vez más players están interesados en sumar dark stores. “En este contexto, las sucursales no logran responder en tiempo y forma a los pedidos, y mucho menos garantizar el stock al momento de la compra online”, detalla la especialista. Y agrega que estas soluciones sirven para complementar; no buscan ser un reemplazo de la sucursal tradicional. “Es un formato clave que no solo debe ser visto como logística del e-commerce, sino a nivel total, con beneficios en el control del stock y el abastecimiento”, concluye Lupo.

Las dark stores permiten agilizar las entregas y el control de stock, y ahorrar en costos de alquiler y diseño del punto de venta respecto de los locales tradicionales. 

En proceso

Walmart aún no tiene dark stores a nivel local. Sin embargo, Matías Grondona, su director comercial y de e-commerce, afirma que el crecimiento del comercio electrónico en los últimos años los está obligando a cambiar. “En abril, en el marco de la pandemia, abrimos dos puntos offstore como parte de nuestra estrategia de descentralizar las operaciones de la tienda física y evitar que los clientes tengan que acercarse a una”, menciona. 

La digitalización llegó para quedarse: 9 de cada 10 encuestados creen que la venta online les permite llegar a una mayor cantidad de clientes potenciales, según un informe de MercadoLibre. 

En esa línea, Grondona asegura que en Walmart están trabajando para mejorar la identificación del inventario y la administración del flujo de mercadería, además de fortalecer la logística. Lo mismo sucede en todas las cadenas, que en muchos casos se encontraron con una de- manda virtual difícil de abastecer desde las tiendas físicas. Coto es otra de las compañías que tienen en la mira a las dark stores.

loading next article