Forbes Argentina
Champagne.
Negocios

LVMH y Jay-Z anuncian una nueva asociación del 50% en Ace of Spades Champagne: por qué tiene sentido invertir en Bubbles

Elva Ramirez

Share

La industria venía con un crecimiento sostenido en tiempos de prepandemia, momento en el cual se enfrió un poco hasta la asunción de Joe Biden, cuando volvió a explotar nuevamente.

24 Febrero de 2021 18.00

El conglomerado francés LVMH, anunció recientemente que adquirió una participación del 50% en la marca del champagne Armand de Brignac de la estrella del rap Jay- Z, popularmente conocida como “Ace of Spades”; que mostró un fuerte impulso en tiempos de prepandemia, vendiendo más de 500.000 botellas en 2019. La asociación también otorga a Moët Hennessy un acuerdo de distribución global. 

Jay-Z compró a Armand de Brignac en 2014, luego de un boicot de 2006 al champán Cristal después de que un ejecutivo de esa marca hiciera comentarios despectivos sobre los fanáticos y consumidores de rap. Para quienes no saben, Armand de Brignac elabora vinos de prestigio de la familia Cattier, ahora en su decimotercera generación de vinos artesanales.

Según el New York Times, el acuerdo se discutió originalmente en 2019 y parece fortalecerse, al menos en parte, por la amistad entre la superestrella rapera y Alexandre Arnault, hijo del fundador y presidente de LVMH, Bernard Arnault. "Le enviaré una foto de algo que esté sucediendo conmigo o él me enviará una foto", dijo Jay-Z al New York Times. “Es súper natural, súper relajado. Lo veo como una persona de gran integridad. Siempre cumple su palabra, muy puntual. Estas son algunas de las cualidades que tengo yo mismo”.

La asociación entre la empresa francesa y el empresario estadounidense indica optimismo sobre el futuro del consumo de lujo y la actitud de los consumidores tras la pandemia.

¿Por qué tiene sentido invertir en Champagne?

Debido a que las ventas de esta bebida, antes de la pandemia, no dejaron de aumentar. En 2019, el champagne presumió de su séptimo año consecutivo de ventas récord en los EE. UU, donde se exportaron más de 297 millones de botellas a nivel mundial, y más de 25 millones de esas botellas se destinaron a los al país norteamericano. Estados Unidos, el mayor cliente de Francia, gastó más de US$ 752,6 millones en importaciones de champán en 2019, lo que representó un aumento del 15,3% con respecto al año anterior.

La pandemia frenó las ventas: la industria, que comenzó el año con un fuerte impulso, registró una fuerte caída de las ventas, hasta un 70%, en medio de cierres forzosos de restaurantes y distanciamiento social. 

Pero luego, recuerden las imágenes del pasado 7 de noviembre, cuando se llamó a la presidencia para Joe Biden. Junto con las imágenes de personas bailando y gritando, había otra cosa que era muy visible en las redes sociales y los informes de noticias de las celebraciones: botellas de burbujas estallando.

En Washington, DC, los propietarios de licorerías dijeron a Newsweek que vendieron más botellas de champán ese sábado que durante las dos vísperas de Año Nuevo anteriores juntas. Visto en ese contexto, un acuerdo hecho para Champagne ahora sugiere una visión optimista del mercado para las celebraciones posteriores a la pandemia.

Nota publicada en Forbes US.

loading next article