Forbes Argentina
Kentucky Fried Chicken - KFC
Negocios
Share

La cadena de pollo frito realizó su segunda apertura en el Interior y llegó a los 19 locales en la Argentina. Qué planes tiene Degasa para la marca, que le gana la pulseada a Wendy's por su rentabilidad.

28 Diciembre de 2020 14.26

De Louisville a la tierra del sol y del buen vino. La cadena de comida rápida especializada en pollo frito KFC abrió el último fin de semana su primera sucursal en territorio mendocino, más precisamente en el Mendoza Plaza Shopping, ubicado en Guaymallén. En un año complejo para el rubro gastronómico, y aún más para el negocio del fast food acostumbrado a la circulación constante de público, los nuevos dueños de la franquicia en el país tienen diagramada una agresiva estrategia de expansión para la marca, aunque actualmente se encuentra en stand by.

Teníamos una idea inicial de abrir entre 12 y 15 locales este año. Empezamos 2020 con cinco contratos firmados y obras iniciadas pero con la pandemia tuvimos que frenar todo. El único local que finalmente reanudamos y terminamos de abrir es el de Mendoza porque era una obra muy avanzada”, aseguran desde DEGASA, holding dueño de la masterfranquicia desde 2011.

Esta compañía, que también explota las marcas Wendy's y ChinaWok en Chile y Argentina, era manejada por el fondo Inverlat hasta que en 2018 fue adquirida por el grupo ecuatoriano Int Food Services (N.d.R: en su país natal se la conoce como Grupo KFC). Su titular es el empresario Juan Serrano, quien en Ecuador también controla las franquicias Juan Valdez y Cinnabon. 

“Los nuevos dueños, al menos inicialmente, fueron más agresivos en términos de crecimiento con lo cual hubo una expansión más rápida. En 2019 duplicamos la cantidad de locales con 10 aperturas”, apuntan, ante la consulta con Forbes Argentina. 

Actualmente KFC maneja 19 locales en el país, de los cuales seis están en territorio porteño, 11 en provincia de Buenos Aires y uno en Rosario, cuya apertura se realizó en diciembre de 2019. Ese año, a su vez, abrieron sucursales en Palermo (sobre avenida Santa Fe), en el Plaza Oeste Shopping, Lujan Walk, y Lanús, entre otros.

A nivel internacional, Kentucky Fried Chicken (KFC desde 1991) es manejado por Yum! Brands. Esta compañía formó parte de PepsiCo, que compró la marca en 1986 por US$ 850 millones, hasta que en 1997 decidió escindir su unidad gastronómica. Otras de las marcas en su portfolio son Taco Bell y Pizza Hut. 

DEGASA comenzó a operar la masterfranquicia de KFC y Wendy's en 2011. Un año después trajo de regreso la cadena famosa por sus hamburguesas cuadradas a la Argentina y en 2013 desembarcó la marca de pollo frito creada por Harland Sanders en la década del 30. 

A pesar del gran conocimiento que tenía el público local por Wendy's, fue KFC la que se expandió más rápido. “Se diferencia por el lado del producto y eso te permite tener volúmenes de venta que te dan mejor rentabilidad”, explican. El año pasado, Wendy's abrió un local en Alto Avellaneda y alcanzó los nueve puntos de venta.

El plan inicial del holding era seguir expandiéndose por Buenos Aires, CABA y Rosario este año y en 2021 sumar otros 20 locales más, no obstante la pandemia dejó todo on hold. “Con este nivel de ventas y la carga impositiva, no es rentable operativamente. Hoy no llegamos al 50% de lo que eran las ventas anteriores”, indican. Para sostenerse recurrieron al delivery propio con un área de cobertura más acotada, además de tener presencia en las plataformas ya conocidas, y el desarrollo de una app propia.

Hoy por hoy, no hay certeza de cuándo retomarían la estrategia de expansión en Argentina, donde también juega el factor rentabilidad. En cambio, en Colombia y Chile los planes se mantienen aunque se pasaron para 2021. Por caso, en el mercado colombiano vislumbran 20 aperturas. “Desde la empresa igual mantenemos nuestras expectativas con el mercado argentino”, concluyen. 

loading next article