Forbes Argentina
Negocios

Facebook amenaza con abandonar sus operaciones en Europa

Forbes US

Share

La compañía deslizó esta posibilidad luego de que la Comisión de Protección de Datos de Irlanda (DPC) intentara en reiteradas ocasiones obligar a la tecnológica estadounidense a no transferir datos de usuarios europeos a Estados Unidos.

23 Septiembre de 2020 09.52

Facebook amenaza con dejar de operar en Europa a menos que la Comisión de Protección de Datos de Irlanda (DPC) abandone sus intentos de obligar a la empresa a cumplir con la legislación europea: no transferir datos de usuarios europeas a sus servidores en Estados Unidos. En un expediente judicial, la compañía ha amenazado con abandonar sus actividades en Europa y cerrar la cuenta de los 410 millones de usuarios que usan Facebook e Instagram a menos que la comisión retire sus demandas.

No hace falta decir que Facebook nunca haría algo así. Ninguna empresa abandonaría un mercado de este tamaño y, además, Facebook es perfectamente capaz, como hace muy a menudo, de ignorar por completo la ley, decir que cumplirá y seguir haciendo lo que quiera como si las reglas no se aplicaran. Pero la pregunta interesante en este caso, para propósitos de ficción tecnológica, sería especular sobre lo que podría suceder si, de hecho, Facebook se viera obligado a abandonar Europa. Creo que este es un escenario potencialmente muy interesante.

Estamos hablando de Facebook, una empresa bastante feliz de vender los datos de sus usuarios al mejor postor, sabiendo que los bombardearán con noticias falsas de perfiles falsos, o incluso organizarán genocidios, asesinatos u otros actos de violencia. Una empresa descrita por el ex empleado Sophie Zang como tener sangre en sus manos.

Esta empresa, que siempre ha priorizado las métricas sobre el bienestar de sus usuarios, amenaza ahora con abandonar Europa. La pregunta es: ¿Qué pasaría si esos 410 millones de usuarios descubrieran, de un día para otro, que ya no pueden acceder a Facebook?

La respuesta es muy simple: encontrarían muchas alternativas. Facebook no está disponible en China. ¿Es eso un problema? No, porque la gente usa otras plataformas para mantenerse en contacto con amigos y familiares, compartir contenido o acceder a información. De hecho, la exclusión de Facebook de China ha tenido precisamente el efecto que el gobierno chino quería: fomentar la aparición de competidores locales que comprendan el mercado chino y estén dispuestos a ceder ante las demandas de Pekín para acceder a la información de los usuarios.

En Europa la situación es la contraria: lo que quieren las autoridades es que Facebook deje de acumular datos de sus ciudadanos y exportarlos a Estados Unidos . Esta es una solicitud perfectamente razonable, que refleja fundamentalmente la muy importante diferencia entre la protección de datos para los usuarios a ambos lados del Atlántico. Debido al tratamiento de los datos de los ciudadanos europeos por parte de Facebook, ahora sabemos, por ejemplo, que los votantes británicos fueron blanco de campañas de desinformación en el período previo al referéndum de 2016.

Autor: Enrique Dans