Forbes Argentina
Dremer Lidherma
Negocios

De investigar en el Clínicas al laboratorio propio: creó una firma de cosmética que vende en ocho países

Laura Mafud

Share

Hace 35 años, la química y doctora en Análisis Biológicos Patricia Dermer fundó Lidherma. Con 70 puntos de venta en la Argentina, apuesta a la expansión internacional.

09 Enero de 2022 13.30

Patricia Dermer es química y doctora en Análisis Biológicos. Hace 35 años, creó Lidherma, una empresa argentina dedicada al desarrollo de productos cosméticos con respaldo científico que emplea a 70 personas, opera en ocho países, tiene 70 puntos de venta y en 2021 vendió unas 3 millones de unidades. 

"Aun con la pandemia y el Aislamiento Social Preventivo Obligatorio (ASPO), 2020 fue para Lidherma un año de notable crecimiento, el más alto -porcentual- en la historia de la compañía. Con ese antecedente, sabíamos que crecer en 2021 sería un todo un desafío. Y logramos crecer más de un 5%", comparte Dermer, en diálogo con Forbes.  

Pero la historia de Lidherma se remonta a fines de los años 80. Dermer, por entonces, trabajaba como investigadora en el Hospital de Clínicas de Buenos Aires. "La primera idea de lo que luego fue Lidherma surgió en 1987. En una reunión con integrantes del servicio de Dermatología, me solicitaron que tradujera del alemán una investigación muy nueva sobre el uso del ácido retinoico", recuerda Dermer. 

Al conocer los beneficios de este activo, los médicos le solicitaron que desarrollara una fórmula para aplicar en sus pacientes. Como los resultados fueron más que alentadores, Dermer se encontró incrementando la cantidad de kilogramos que tenía que producir. "El producto, que lograba una mejora visible en la piel de las personas que presentaban fotoenvejecimiento, me llevó a pensar que podía transformar mi trabajo en un emprendimiento personal", rememora.   

Patricia Dermer, creadora de Lidherma.

Fue en ahí cuando Dermer, quien hasta entonces había trabajado en el ámbito de la investigación, encontró una oportunidad. "Lo primero que hice fue pedir prestado un laboratorio. A los pocos meses, formé un equipo con dos médicas jóvenes y dos cosmetólogas con experiencia hospitalaria y alquilé una propiedad en Belgrano", comparte.  

Al venir del ámbito académico y científico, el gran desafío inicial fue aprender todas aquellas cuestiones relacionadas con el mundo comercial, administrativo y financiero. Pero no tardó en superarlo, rodeada de profesionales que la acompañaron en todo momento. 

Hoy, Lidherma desarrolla y elabora productos para el cuidado de la piel con respaldo científico. Con 60 distribuidoras en el país y en América Latina, opera en la Argentina, Ecuador, Uruguay, Paraguay, Bolivia, Colombia, Perú y México. "Planeamos expandirnos en el mercado de México y tenemos en carpeta otros países de la región", comparte. En la Argentina, tiene 70 puntos de venta, a través del sistema de franquicias.  

Lidherma Skin House, uno de los 70 puntos de venta que tiene la firma.

El impacto de la pandemia

Desde la perspectiva del consumidor, el aislamiento generó nuevas necesidades para el cuidado de la piel. Al mismo tiempo, se perdieron casi todas las oportunidades de encuentro, asesoramiento, tratamientos personalizados y seguimiento, reconoce Dermer.  

"Desde Lidherma, nos organizamos rápidamente para proveerles a los profesionales y a los consumidores herramientas que permitieran continuar con el cuidado diario a pesar de la distancia. Con la convicción de que teníamos que trabajar para estar cerca a pesar de la distancia, desarrollamos sistemas de diagnóstico de piel por videollamada, entrenamos a los profesionales de la cosmetología para que realizaran abordajes personalizados vía WhatsApp y para que enviaran los productos al domicilio de sus clientes. Durante toda la etapa de ASPO, el objetivo fue estar cerca. Y lo logramos", sostiene.  

Patricia Dermer.

En líneas generales, las categorías que mejor funcionan en Lidherma son los productos de cuidado facial, con especial acento en los antiage, los específicos para pieles sensibles y para acné.  "Durante la pandemia, el éxito fueron la máscara y la crema de manos especiales para el cuidado y equilibrio del microbiota, que resultaron especialmente adecuados para todos los profesionales de la salud", agrega Dermer.  

Lidherma lanza productos faciales y corporales todos los años. Los primeros entre marzo y mayo, los segundos entre julio y septiembre. "Además, estamos en el proceso de evaluación y análisis de una nueva unidad de negocios", adelanta.   

De cara al año que acaba de empezar, la empresa tiene planeado incorporar personal especializado en las áreas de Digital, Sistemas e Investigación y Desarrollo. Estos recursos se sumarán a los 10 que se incorporaron en 2021.  

loading next article