Forbes Argentina
Negocios

Cómo es Treggo, la plataforma que nació para revolucionar la última milla

Marysol Antón

Share

Treggo ofrece tarifas de envíos hasta un 50% más económicas que las soluciones logísticas tradicionales, con un tiempo promedio de entrega de 5,2 horas, tiempo desde que retira la orden preparada y es entregada. Todo sobre su nacimiento y las personas que están detrás.

09 Febrero de 2022 12.10

Treggo es una plataforma que integra cualquier negocio online para solucionar sus necesidades logísticas, conectándolos con una red de miles de proveedores de última milla que realizan entregas on-demand o en el mismo día con tarifas competitivas. Entre sus fundadores se encuentran Matías Lonardi, CEO (32), responsable del relacionamiento con inversores, la estrategia y visión; Nicolás Torchio, CTO (40), responsable de IT y desarrollo del producto, y Joaquín Wagner, COO (42), responsable del desarrollo comercial y operativo.

Aunque no ha pasado mucho tiempo, a fines de 2015 comprar online en Argentina significaba esperar a ciegas (sin recibir ningún tipo de notificación o aviso) en el domicilio por 7-10 días. "Esa mala experiencia nos empujó y motivó a preguntarnos por qué no se puede comprar y recibir en el mismo día. Así fue que comenzamos a trabajar en el producto mínimo viable de Treggo, llamado Motofly", señala Lonardi. 

Desde una mala experiencia surgió el puntapié para transformar la última milla de los envíos y ofrecer una experiencia de entrega "Amazon Prime". Con esta premisa, Treggo recibió capital por US$ 200.000 de un inversor ángel, lo que les permitió abandonar sus trabajos anteriores para dedicarse full time a construir Treggo. Luego de cinco años de puesto en marcha el proyecto, la compañía logró resolver los tres principales dolores de cabeza para cualquier vendedor online: altos precios de envío, los tiempos de entrega y trazabilidad de los envíos.

Treggo

"Treggo ofrece tarifas de envíos hasta un 50% más económicas que las soluciones logísticas tradicionales, con un tiempo promedio de entrega de 5,2 horas (tiempo desde que retira la orden preparada y es entregada) y visibilidad en tiempo real de todo el proceso de entrega tanto para el seller/vendedor como para el comprador", apunta Lonardi. 

Y agrega: "Nuestro modelo de negocio consiste en obtener una comisión entre el valor del envío que les cobramos a nuestros clientes (tiendas online/ e-commerce) por realizar la entrega con Treggo y lo que nosotros les pagamos a nuestros repartidores/ proveedores logísticos aliados".

El desarrollo del emprendimiento fue tan a pulmón en sus comienzos que Lonardi, mientras desarrollaban el MVP de Treggo, continuaba trabajando en la compañía petrolera Shell, y en el horario de almuerzo salía por las calles del Microcentro a convencer a repartidores que encontraba para que se registraran en la app y así empezar a construir la red de aliados logísticos. Aun hoy, durante todos los eventos importantes del e-commerce como Hot Sale o CyberMonday, es posible que los usuarios se encuentren a Lonardi o Wagner entregando algunos paquetes.

Matías Lonardi, Nicolás Torchio y Joaquín Wagner.

Actualmente, Treggo opera en cuatro países en América Latina: Argentina, Uruguay, México y Colombia. "Nuestro foco se encuentra en crecer y consolidar nuestra participación en el mercado mexicano al ser el mayor mercado hispanoparlante de la región. Por el lado de producto continuamos desarrollando tecnología para mejorar la experiencia, tiempos de entrega y lograr eficiencias operativas que nos ayuden a que el valor del envío deje de ser unos de los principales problemas que sufren los vendedores online. En cuanto a servicios, estamos incorporando envíos nacionales y servicio de fulfillment para poder satisfacer todas las necesidades que tiene un seller para crecer y escalar sus ventas", explica Lonardi.

"Con respecto al equipo, nos enfocamos en construir, contribuir y liderar con nuestra experiencia adquirida en compañías y startups anteriores. Buscamos transmitir especial foco en la experiencia al cliente con un modelo customer centric, no quedarnos quietos, desafiarnos y lograr crecimientos rápidos", apunta Lonardi. 

En este camino, Wagner se sumó a Treggo de una manera curiosa, ya que fue el primer cliente de lo que fue Motofly: había solicitado un envío y a los pocos segundos lo canceló. "Como en esos tiempos no teníamos equipo, lo hicimos llamar por el supuesto Customer Support para tener su feedback o entender si había tenido algún bug o problema con la plataforma. Así fue como lo conocimos porque, además, por su lado estaba desarrollando una solución similar a la que ya estábamos haciendo, y decidimos unirnos para continuar construyendo Treggo juntos", recuerdan.

*La nota fue realizada por Marysol Antón y Leandro Africano

loading next article