Forbes Argentina
-
Negocios

Chiara Ferragni, la primera influencer que busca dar el salto de las redes a la Bolsa

Forbes Digital

Share

A sus 33 años, podría ir un paso más allá en el mundo de las redes sociales monetizando su personaje con una oferta pública de venta (OPV) en Milán, la ciudad en la que vive.

28 Octubre de 2020 10.48

Al comienzo del documental “Chiara Ferragni: Unposted”, la estrella italiana de Instagram ingresa a un salón de tatuajes para hacerse un piercing en el pezón. La cámara se detiene en su rostro perfecto mientras se hace el trabajo y ella esboza pequeñas muecas de dolor. Compartir estos detalles de su vida privada, mezclando elegancia y diversión, la llevaron a ser una influencer en las redes sociales con más de 21 millones de seguidores y a hacer colaboraciones con Dior, Lancôme y otros.

Según dijo en una entrevista en septiembre con un periódico italiano, la modelo de 33 años está analizando debutar en el mercado de valores para monetizar la imagen que ha creado durante una década. Una posibilidad que pondría a prueba el poder de permanencia del modelo de negocio del influencer.

Hablando con el semanario L'Economia del Corriere della Sera, la modelo decía que se planteaba un futuro en el que su firma de moda Serendipity, una de las líneas empresariales que dirige en su corta vida (33 años) y que arrojó malos resultados en 2019, recibiese un boost económico en forma de financiación. ¿De qué forma? Saliendo a bolsa, probando las aguas de Milán y monetizando así a su persona mediante una OPV.

Chiara Ferragni podría convertirse en la primera influencer en salir a bolsa  ? Tuit Marketing

Según Cincodías, en caso de lanzarse el grupo de Ferragni tendría un valor de unos 80 millones de euros. Esto es así porque Sisterhood, a través de la que gestiona sus campañas de marketing, facturó en 2019 11 millones de euros, y Serendipity más TBS Crew, la que lleva la comunicación de Ferragni, incluido su blog, generó unos 20 millones de euros. De todos modos, aún no se ha especificado cuál de las tres empresas que controla entraría en la OPV.

Los famosos de las redes sociales son una pieza clave de la estrategia de marketing de muchas empresas. Tienen el poder de aumentar las ventas de una determinada cartera o zapato, o hacer caer en bolsa a una gran empresa. Y si no que se lo digan a Snap, la matriz de Snapchat, que vio como su capitalización bursátil borró de golpe y plumazo US$ 1.300 millones en febrero de 2018 cuando la influencer Kylie Jenner, con 198 millones de seguidores en Instagram, tuiteó sobre su desacuerdo con el rediseño al que se sometió la aplicación. O, también, levantar nuevos iconos empresariales como Fenty Beauty, que lleva el sello de Rihanna aunque la marca de cosméticos forme parte del grupo LVMH.