Forbes Argentina
Guido Quaranta, fundador de SeSocio.
Negocios

10 Promesas: SeSocio, la necesidad de emprender como germen de un marketplace de inversiones para financiar nuevos proyectos

Share

En estos tres años casi 300 proyectos ya consiguieron financiamiento y se realizaron más de 4,8 millones de operaciones en el sitio.

17 Diciembre de 2020 09.00

No tenía una inquietud de emprender, sino “una necesidad”. Había varias ideas con potencial que merodeaban en su cabeza, pero siempre se encontraba con el obstáculo de la falta de capital o que estas ya habían sido desarrolladas por otros. Sin embargo, se dio cuenta de que eso no era un obstáculo, más bien era el puntapié. Aquella multiplicidad de planes que se le ocurrían justamente era el germen de una idea en sí misma. Fue así que en 2017 fundó SeSocio, un marketplace de inversiones que les permite a compañías e individuos publicar sus proyectos y buscar financiamiento por parte de particulares, quienes obtienen una renta.

Con más de $ 29.300 millones en operaciones desde su creación, la firma comenzó una nueva etapa el año pasado con la presentación de su red descentralizada basada en contratos inteligentes, Investoland, que cuenta con una criptomoneda nativa (Inve Coin) y próximamente también tendrá su propia tarjeta. “Es una evolución natural”, afirma Guido Quaranta.

Junto a su socio Gastón Krasny, actual CTO de la empresa, comenzaron realizando pruebas de mercado con pequeñas campañas para saber si había apetito por una plataforma como la que tenían pensada. Tras los testeos exitosos y una ronda de inversión inicial de $ 100.000, que se financió a través del mismo marketplace, abrieron sus oficinas en mayo de 2017. “Para posicionarnos hicimos mucho marketing online y trabajamos desde lo comunicacional para que los usuarios entiendan que SeSocio no hace magia, sino que los inversores tienen alternativas y hay proyectos que pueden no financiarse”, señala.

Desde una cervecera cordobesa que busca fondos para ampliar su producción hasta una tecnológica colombiana que quiere comprar un club de fútbol, las publicaciones del sitio abarcan casi todas las industrias. “El producto bursátil tiene menos sex appeal comparado con invertir en un emprendedor”, analiza. La inversión se realiza 100% y el mínimo es de US$ 1. A su vez, los usuarios luego pueden comercializar su “share” en esos proyectos mediante una sección de trading incorporada a la plataforma.

Quaranta indica que un 20% de las ideas posteadas no llegan a financiarse y explica que, justamente, en la compañía no buscan una efectividad total. “En un momento se financiaban todos los proyectos, pero eso no es lo que queremos. Al fin y al cabo la decisión final de si una idea se financia o no es del inversor y, si se financian todos, el usuario piensa que si está publicado entonces va a realizarse”, detalla.

El modelo de negocios de SeSocio consiste en cobrarle un fee al emprendedor si su proyecto logra los fondos buscados y también embolsa una porción de los movimientos en la plataforma de trading. En estos tres años casi 300 proyectos ya consiguieron financiamiento y se realizaron más de 4,8 millones de operaciones en el sitio. Al funcionamiento de la firma se sumaron otros actores, como la UBA, que desde abril de 2020 realiza una calificación de riesgo de las publicaciones a través de su Centro de Estudios para el Análisis Financiero.

Con la llegada de los primeros grandes movimientos comenzó la expansión. Fueron sumando empleados para conformar un equipo comercial, más tarde diseñadores, y hoy cuentan con una plantilla de 115 personas. Asimismo, abrieron oficinas en Chile, Colombia, Perú, México y España. “En 2021 vamos a ponerle mucho más foco a la internacionalización porque en la Argentina sentimos que ya somos bastante grandes y ahora nos interesa ganar lugar en América Latina. Igual acá todavía hay un montón de espacio para jugar”, afirma el directivo.

Ahora, la atención de Quaranta está puesta en la nueva fase de SeSocio. “Siempre pensamos que la gente tenía que usar tokens pero al principio fuimos por un modelo más tradicional porque no había otras criptomonedas conocidas. Pero ya teníamos esa idea”, cuenta sobre Investoland, la red descentralizada sobre la que opera la plataforma. Para esto lanzaron la Inve Coin, con cuya venta pública levantaron US$ 9,1 millones. La otra parte de esta etapa es el protocolo de liquidez continua, encendido en mayo pasado, que “le permitirá a cualquier persona entrar o salir de cada proyecto cuando quiera sin necesidad de contraparte”.

Como fintech, apunta, van camino a integrar más servicios a su sitio. “Créditos no, pero sí pagos y contratación de otros productos relacionados al mundo financiero como seguros y asistencia”. Y devela que antes de fin de año lanzarán la tarjeta SeSocio. “Vas a poder pagar un café con tu protocolo de liquidez de tu departamento en Manhattan. Va a cambiar la forma de ahorrar de millennials y centennials”, sentencia

loading next article