Forbes Argentina
Nicolás Galarza
Negocios

10 Promesas: Comenzó con un pequeño club de inversores y hoy opera US$ 100 millones . La historia de Quiena Inversiones

Share

19 Diciembre de 2020 08.00

Oriundo de Ecuador, Nicolás Galarza llegó a la Argentina cuando tenía 18 años para comenzar sus estudios. Poco tiempo después, dejó todo para emprender. En ese momento, fundó un club de inversores junto con otras 12 personas. Con el tiempo, la empresa creció y se convirtió en una firma regulada por la Comisión de Valores de los Estados Unidos. “En 2015, yo estaba en un evento en Silicon Valley, en San Francisco, y me quedé encantado con empresas muy grandes de automatización de inversiones”, rememora.

Con ese puntapié, Galarza decidió volver a Buenos Aires y encarar ese proceso. Junto a su socio, Roberto Ripari, invirtieron US$ 50.000 y lanzaron Quiena Inversiones, la plataforma 100% online que permite a pequeños y medianos ahorristas latinoamericanos invertir en los mercados de capitales. En 2017, la empresa se lanzó primero en Uruguay y, unos meses después, en la Argentina. “Queremos ser un puente entre los ahorristas o toda esa gente que no sabe bien qué hacer con su dinero "estimamos que en América Latina son unas 30 millones de personas" y los mercados de capitales, que tienen los instrumentos para hacerlos rendir según las necesidades de cada individuo”, detalla.

A fines de 2017, hicieron una ronda de inversión por US$ 640.000, que pusieron principalmente un banco chileno y un fondo de inversión estadounidense. Como diferencial, la empresa -que tiene 42 empleados en su oficina de Belgrano- crea una recomendación de inversión ajustada a las necesidades, capacidades y deseos de cada cliente incluyendo acciones y bonos de todo el mundo, bienes raíces y materias primas. Para eso, los clientes abren una cuenta en Estados Unidos, desde la cual se puede invertir en instrumentos regulados y globales. “Es un producto de largo plazo y en dólares, a través del cual tenemos 4.000 clientes”, cuenta.

Nicolás Galarza, fundador de Quiena Inversiones.

Este año, Galarza cerró una nueva ronda de inversión por US$ 1,2 millones para lanzar un producto más abarcativo. Se trata de Pesos Extra, un servicio de administración de efectivo en moneda local para personas y PyMEs que tienen efectivo en la cuenta bancaria, lo van a usar en el corto plazo, y pueden sacar una renta diaria sin riesgo por su capital. “Queremos competir con el banco por los saldos a la vista, a menos de 30 días”, cuenta. Con este producto, Galarza espera pasar de 4.000 a 40.000 clientes en la Argentina.

En el primer semestre del año, Quiena Inversiones tuvo un volumen de US$ 84 millones en operaciones, y espera superar los US$ 100 millones en la segunda mitad de 2020. De acuerdo a su modelo de negocios, en el producto Estados Unidos cobra un costo por única vez, que es la apertura de cuenta de US$ 50 y a partir de ahí cobra el 0,1% mensual del valor de la cuenta, en concepto de honorarios de administración. En tanto, para el producto local, adquirió un modelo de negocios low cost: es gratis y solo cobrará si el inversor quiere adquirir o usar un servicio o producto específico.

“En Argentina existe una industria de asesoría de inversiones o banca privada, pero es para un perfil muy alto. Y la enorme mayoría de la población queda afuera. El argentino no es cortoplacista per sé, pero creo que muchas veces le falta información y herramientas”, asegura el emprendedor, que destaca que el 70% de sus clientes nunca había invertido en renta variable hasta que llegó a Quiena. “Es muy interesante porque significa que es un cliente nuevo en el mercado de capitales”, añade. El 80% de sus clientes tienen entre 35 y 45 años, y la cuenta promedio es de US$ 5.000.

“Cuando uno tiene dudas sobre impuestos va a un contador. Sobre leyes, va a un abogado. Pero cuando se trata de finanzas personales no hay a dónde ir. Nosotros somos ese profesional que escucha sus expectativas de forma online y la plataforma le dice cuál es su portfolio indicado”, destaca el emprendedor. Quiena está operativo en Uruguay y la Argentina, y tiene una pequeña operación en México, a través de un partner local. “Nuestro objetivo es lograr que más gente invierta en el mercado de capitales y poder así presentar instrumentos regulados para, por ejemplo, que las empresas puedan financiarse”, destaca. En 2019, la firma facturó US$ 220.000 y espera superar US$ 1 millón este año. “En 2021 esperamos un crecimiento importante y superar los US$ 2,5 millones”, confirma el emprendedor, que quiere pisar más fuerte en el mercado mexicano