Forbes Argentina
Money

¿Hace tiempo que no revisa su cuenta de Bitcoin? Puede que lo haya perdido todo

Liz Farmer

Share

La falta de reglas claras y regulación podría afectar a millones de inversores. Esto es lo que debe saber para no llevarse un disgusto.

26 Julio de 2021 09.39

Si sabe que tiene una cuenta antigua de bitcoin o dogecoin en algún lugar, pero no logró desenterrar su información de inicio de sesión, es posible que tenga una desagradable sorpresa esperándolo.

De hecho, esto está sucediendo en los Estados Unidos. Con el auge de la criptomoneda, nueve estados adoptaron reglas que la incluyen como una forma de propiedad no reclamada y varios más exigen o recomiendan que las empresas informen sobre su moneda virtual no reclamada. 

Eso significa que el otoño norteamericano, cuando los bancos, las aseguradoras, los minoristas y las agencias gubernamentales estatales deban informar y remitir anualmente los fondos no reclamados, su antigua cuenta de criptomonedas podría liquidarse y entregarse a la oficina de propiedad no reclamada del estado.

Hay muchas preocupaciones sobre esta posibilidad, y una de las más importantes es el hecho de que liquidar una cuenta de criptomonedas evita que el propietario obtenga ganancias futuras.

Pero también hay un problema económico mayor, dice Kristine Butterbaugh, directora de soluciones, en la firma de impuestos Sovos.

“Algunos de nuestros clientes no quieren liquidar estas cuentas porque podría tener un impacto en el mercado en su conjunto”, dice. "Estamos hablando de millones de cuentas, potencialmente, en todo el país".

Ausencia de reglas claras

Lo que confunde las cosas es la falta de claridad sobre las reglas en torno a las criptomonedas. La ley de propiedad no reclamada está redactada para la propiedad tradicional, pero ahora se está aplicando para la propiedad no tradicional.

Así es como suele funcionar la ley de propiedad no reclamada: en cada otoño de EE.UU. las empresas deben remitir cualquier propiedad no reclamada al estado. Para que las cuentas y otros instrumentos financieros se consideren no reclamados, deben permanecer inactivos durante tres a cinco años, según el estado.

Bitcoin

Eso significa que el titular de la cuenta no accedió a la cuenta ni respondió a ninguna comunicación. Una vez que la cuenta se considera no reclamada, se transfiere al fondo general del estado.

Eso está muy bien cuando hablamos de una cuenta bancaria tradicional que está ganando un interés mínimo, si es que tiene alguno. Pero los estados no están equipados para mantener criptomonedas, por lo que les están diciendo a las empresas que conviertan esas cuentas en efectivo antes de entregarlas.

Ahora, digamos que vio el ascenso meteórico de dogecoin la primavera pasada y decidió ir a buscar esas monedas en las que invirtió por capricho hace unos años. Y, cuando finalmente los localizó, descubrió que su cuenta fue liquidada en noviembre, robándole miles de dólares en ganancias potenciales. Probablemente estaría bastante enojado.

“Las empresas se encuentran en una posición realmente incómoda porque no están seguras de si deberían o no liquidar por temor a represalias del propietario en el futuro”, dice Butterbaugh. "Y luego el estado dice: 'Tenés que hacerlo', incluso si no está explícitamente en el estatuto".

Los estados al acecho 

Los estados también están motivados para hacer cumplir las leyes de propiedad no reclamada porque es una ganancia de ingresos para ellos. Aunque el estado realiza un seguimiento del monto adeudado y el propietario legítimo aún puede reclamar el dinero en cualquier momento, mientras tanto, los estados pueden usar el dinero para sus operaciones generales.

Esto puede parecer una apuesta, pero solo alrededor del 2% de la propiedad no reclamada se devuelve al verdadero propietario, según Accounting Today.

Delaware, hogar de más de un millón de empresas, es uno de los estados más agresivos cuando se trata de auditar empresas sobre el cumplimiento de la ley de propiedad no reclamada y aseguró  cientos de millones de dólares durante la última década en propiedades no reclamadas y multas.

Por lo tanto, las empresas están atrapadas entre no querer ser criticadas por incumplimiento y tener miedo de liquidar una cuenta de criptomonedas. Quieren más claridad sobre qué hacer y Butterbaugh dice que dos lugares, Nueva York y Washington, DC, están trabajando en una solución.

Pero mientras tanto, aconseja a las empresas que operan con criptomonedas que comiencen a abordar sus cuentas inactivas ahora.

*Con información de Forbes US.
 

loading next article