Forbes Argentina
criptomonedas
Money

El precio de las criptomonedas está en caída libre tras el ataque de Rusia

Billy Bambrough

Share

La caída de Bitcoin ante las crecientes tensiones geopolíticas entre Rusia y Ucrania ha degradado su reputación como "oro digital" y un refugio seguro para los inversores en tiempos de crisis.

24 Febrero de 2022 10.56

El Bitcoin y otras criptomonedas importantes colapsaron después de que Rusia atacara a Ucrania. El precio de bitcoin se desplomó por debajo de los US$ 35.000, casi un 10% menos en las últimas 24 horas, mientras que otras 10 criptomonedas, ethereum, BNB, solana, cardano y XRP, han sufrido caídas similares.

El último desplome de los precios de las criptomonedas significa que ahora se han borrado US$ 500.000 millones del criptomercado combinado en solo una semana, reduciéndolo a niveles no vistos desde el verano (hemisferio norte) pasado.

La caída de Bitcoin ante las crecientes tensiones geopolíticas entre Rusia y Ucrania ha degradado su reputación como "oro digital" y un refugio seguro para los inversores en tiempos de crisis.

"Bitcoin se está desempeñando al unísono con otros llamados 'activos de riesgo', ya que la invasión rusa de Ucrania hace que los mercados financieros mundiales caigan en picada", escribió el equipo comercial del intercambio de bitcoins y criptomonedas Bitfinex en una nota enviada por correo electrónico. "Los mercados en general están bailando al ritmo de los eventos geopolíticos".

Bitcoin

Junto con el colapso de los precios de bitcoin y crypto, el precio del petróleo ha superado los US$ 100 por barril, los niveles más altos vistos por los futuros de crudo Brent de referencia internacional en más de siete años. El oro, el refugio seguro tradicional para los inversores en tiempos de alto riesgo, también se ha disparado en las últimas semanas.

Estados Unidos, el Reino Unido y algunos de sus aliados ya impusieron una serie de sanciones económicas a Rusia y se esperan más en respuesta al lanzamiento del presidente ruso, Vladimir Putin, de una "operación militar especial" en la región oriental de Donbas en Ucrania durante la noche.

El precio de bitcoin se ha disparado en los últimos dos años, subiendo casi un 300%, junto con los mercados bursátiles mundiales, ya que la Reserva Federal inundó el sistema con efectivo para compensar el daño económico causado por la pandemia de Covid-19 y los cierres posteriores.

Sin embargo, el precio de bitcoin alcanzó su punto máximo en noviembre del año pasado con casi US$ 70.000 y ahora ha perdido el 50% de su valor a medida que la Reserva Federal se prepara para aumentar las tasas de interés por primera vez en la era de Covid y recortar sus enormes medidas de estímulo. Las criptomonedas más pequeñas como ethereum, BNB, solana, cardano y XRP han superado en gran medida el repunte de bitcoin en los últimos dos años.

Ataque ruso a Ucrania

Los observadores del mercado de bitcoins y criptografías observan con nerviosismo la caída del precio de bitcoins, ethereum y otras criptomonedas, pero muchos se mantienen optimistas sobre las perspectivas a largo plazo de bitcoins.

"Creo que el sangrado continuará, pero también creo que nos estamos acercando al final. Una cosa que puedo decir con seguridad es que Bitcoin es más barato a US$ 38.000 que a US$ 69.000. Había bajado a menos de US$ 34.000 hace unas semanas. Alexandre Lores, director de investigación de mercado de blockchain en el grupo de investigación Quantum Economics, escribió en comentarios por correo electrónico y agregó que todavía es "optimista sobre bitcoin y los activos digitales descentralizados a largo plazo".

"En enero, predije que ciertos factores causarían presión de venta", escribió Lores, señalando las medidas que tomarían los encargados de formular políticas de la Reserva Federal para combatir la inflación.

"Lo que no predije fueron las tensiones entre Rusia y Ucrania, que han creado una presión de venta en los mercados globales, que incluye criptomonedas, así como el S&P 500, que ha caído más del 10 % desde el máximo histórico que alcanzó el 3 enero, entrando por lo tanto en territorio de corrección".

*Publicada en Forbes US

loading next article