Forbes Argentina
Money

El plan de la UE para regular el uso de criptomonedas como Libra, el nuevo proyecto de Facebook

Forbes Digital

Share

La Unión Europea se transformará en la primera gran jurisdicción que las regule con el fin de "brindar seguridad jurídica" y "proteger a los consumidores e inversores" garantizando estabilidad financiera.

10 Septiembre de 2020 09.40

Las criptonomedas son, para muchos, el dinero del futuro. La Unión Europea se transformará en la primera gran jurisdicción que las regule a nivel mundial mediante la implementación de un nuevo colegio de supervisores con autoridades nacionales y europeas.

Ya sea para la regulación del funcionamiento de criptomonedas como el Bitcoin o Libra -el proyecto de Facebook-, la misión es "brindar seguridad jurídica, apoyar la innovación, proteger a los consumidores e inversores, garantizar la estabilidad financiera y la integridad del mercado en la UE". Así lo señala el borrador de la propuesta de la Comisión Europea de 167 páginas al que tuvo acceso El Economista.

Para aquellos países que ya hayan diseñado diseñado legislaciones nacionales, éstas quedarían bajo las normas comunitarias. Según establece la propuesta, los desarrolladores de criptomonedas deben producir un documento técnico con toda la información relevante sobre el emisor, el token o la plataforma de negociación "para permitir que los compradores potenciales tomen una decisión de compra informada y comprendan los riesgos relacionados con la oferta".

Antes de empezar a operar, los reguladores nacionales y europeos deben aprobar estos documentos. La Autoridad Bancaria Europea (ABE) será la encargada de presidir el colegio de supervisores, del cual formarán parte la autoridad nacional del Estado miembro donde se haya autorizado el emisor de los tokens de dinero electrónico significativos, la Autoridad Europea de Valores y Mercados (ESMA), el BCE o cualquier otro banco central de la UE.

Esta nueva regulación colocará a Europa en la vanguardia del control y la supervisión del entorno digital, al igual que sucedió con la privacidad de datos o también aspira con la inteligencia artificial.