Forbes Argentina
Money

El FMI aprobó una ayuda por la pandemia y la Argentina recibirá US$ 4.355 millones

Forbes Digital

Share

Llegarán el 23 de agosto como parte de los Derechos Especiales de Giro que asignó el organismo internacional.

03 Agosto de 2021 09.33

La Argentina recibirá un total de US$ 4.355 millones luego de que el Fondo Monetario Internacional (FMI) asignara Derechos Especiales de Giro (DEG) por aproximadamente US$ 650.000 millones para apuntalar la liquidez mundial afectada por la pandemia. De ese total, a la Argentina le corresponde el 0,67%, que percibirá el 23 de agosto.

Esta inyección de dólares que, según adelantó Martín Guzmán, serán destinados a fortalecer la reservas del Banco Central en medio de fuertes presiones cambiarias a raíz del proceso electoral, coincidió con el pago que hizo el Gobierno argentino al organismo internacional de la última cuota de intereses antes de que comiencen los pagos por el capital adeudado que, según el cronograma firmado por la administración del expresidente Mauricio Macri, incluyen giros por US$ 3.822 millones en dos cuotas de US$ 1.911 millones cada una, previstas para septiembre y diciembre.

Los DEG son un activo multilateral creado en 1969 por el FMI, que complementa las reservas oficiales de los países miembros, da liquidez, pero no constituye una moneda en sí misma en el sentido estricto, sino un derecho potencial sobre un conjunto de monedas. En la actualidad esas monedas son el dólar estadounidense, el euro, el renminbi chino, el yen japonés y la libra esterlina, y el precio del DEG está determinado por el valor ponderado de dichas monedas.

Un decisión histórica

"Esta es una decisión histórica: la mayor asignación de DEG en la historia del FMI y una inyección de ánimo para la economía mundial en medio de una crisis sin precedentes", afirmó la directora Gerente del Fondo, Kristalina Georgieva.

En un comunicado difundido por el organismo, agregó: "La asignación de DEG beneficiará a todos los países miembros, abordará la necesidad de reservas a escala mundial y a largo plazo, generará confianza y promoverá la resiliencia y estabilidad de la economía mundial".

"En particular, ayudará a los países miembros más vulnerables que están luchando contra los estragos de la crisis provocada por el Covid-19", remarcó Georgieva. Según indicó el FMI, la asignación general de DEG entrará en vigor el 23 de agosto y serán acreditados a los países miembros del FMI en proporción con sus actuales cuotas en la institución.

Aproximadamente US$ 275.000 millones de la nueva asignación se destinará a países de mercados emergentes y en desarrollo, incluidos países de bajo ingreso.

Kristalina Georgieva
Kristalina Georgieva.

"Asimismo, seguiremos trabajando activamente con los países a fin de identificar opciones viables que permitan canalizar voluntariamente DEG de los países miembros más ricos a los más pobres y vulnerables, para apoyar su recuperación de la pandemia y para que logren un crecimiento resiliente y sostenible", sostuvo Georgieva.

El organismo precisó que "una de las principales opciones es que los países miembros que tienen posiciones externas sólidas distribuyan voluntariamente una parte de sus DEG para ampliar los préstamos a los países de bajo ingreso que pueden acceder a través del Fondo Fiduciario para el Crecimiento y la Lucha contra la Pobreza (FFCLP) del FMI".

"El FMI también está estudiando otras opciones para ayudar a los países miembros más pobres y vulnerables en sus esfuerzos de recuperación. Podría considerarse un nuevo Fondo Fiduciario para la Resiliencia y la Sostenibilidad para facilitar un crecimiento más resiliente y sostenible a mediano plazo", agregó.

Martín Guzmán y Kristalina Georgieva. FMI
Kristalina Georgieva y Martín Guzmán.

El corto plazo para el Gobierno

"Argentina no tiene la capacidad de pago para hacer frente a la deuda con el FMI, por eso necesita más tiempo", dijo Martín Guzmán en una entrevista con C5N, sobre el por qué de la búsqueda del Gobierno de un nuevo acuerdo con el organismo multilateral.

En ese sentido, los pagos fijados con el organismo incluyen, para este año, una cuota de intereses por US$ 399 millones en noviembre y, para 2022, pagos por US$ 738 millones por capital en enero y US$ 379 millones por intereses en febrero, según datos de la Secretaría de Finanzas de la Nación.

Sin embargo, el grueso de los compromisos con el FMI comenzarán a caer a partir de marzo, cuando se sucedan pagos por US$ 18.224 millones hasta final de año, US$ 17.330 millones en concepto de capital y US$ 894 millones de intereses.

El ministro manifestó que Argentina enfrenta "una carga de deuda enorme que el gobierno de Juntos por el Cambio tomó entre 2018 y 2019. Fueron 45 mil millones de dólares que no se utilizaron para nada que tenga que ver con aumentar la capacidad productiva de la Argentina; se utilizaron para pagar deuda insostenible a acreedores privados, en lugar de reestructurar esa deuda, y en financiar la salida de capitales".
 

loading next article