Forbes Argentina
Mordashov
Millonarios

Más multimillonarios rusos desafían a Putin y se oponen a la guerra en Ucrania

Rachel Sandler

Share

01 Marzo de 2022 15.45

Mientras Estados Unidos y Europa intensifican las sanciones contra los más ricos de Rusia -incluyendo la promesa de "cazar" sus yates y mansiones-, los oligarcas que amasaron sus fortunas permaneciendo leales al presidente ruso Vladimir Putin están empezando a pronunciarse contra su invasión de Ucrania.

Ninguno ha implicado directamente a Putin, pero las declaraciones públicas pidiendo la paz son un indicio sin precedentes de disidencia contra el líder autocrático.

El ucraniano Mikhail Fridman, fundador de Alfa Bank, el mayor banco privado de Rusia, se ha convertido en el primer oligarca que se ha pronunciado contra las órdenes de invasión del presidente ruso Vladimir Putin, según el Financial Times. 

"No hago declaraciones políticas, soy un hombre de negocios con responsabilidades ante mis miles de empleados en Rusia y Ucrania. Sin embargo, estoy convencido de que la guerra nunca puede ser la respuesta. Esta crisis costará vidas y perjudicará a dos naciones que han sido hermanas durante cientos de años", escribió en un correo electrónico a los empleados de su empresa de capital privado LetterOne que luego se hizo público. En él, citaba sus propios antecedentes: Fridman vivió en el oeste de Ucrania hasta los 17 años. Sus padres son ciudadanos ucranianos y viven en Lviv, a la que llamó su "ciudad favorita". Lviv es una de las ciudades objetivo de los militares rusos.

Vladimir Putin

La Unión Europea impuso el lunes sanciones a Fridman, que incluyen la congelación de sus activos y la prohibición de viajar. Su socio comercial, Alexey Kuzmichev, declaró a Forbes Rusia en una entrevista que está de acuerdo con Fridman, pero añadió: "No voy a hacer ninguna declaración política".

Oleg Deripaska, que construyó su fortuna con las materias primas rusas y fue yerno de Boris Yeltsin, hizo un llamamiento similar para terminar con la guerra en un mensaje en Telegram. "¡La paz es muy importante! Las negociaciones deben comenzar lo antes posible", escribió. El lunes, calificó de "verdadera crisis" el rápido deterioro de la situación económica en Rusia e instó a realizar más reformas económicas. "Es necesario cambiar la política económica, acabar con todo este capitalismo de Estado", escribió.

El lunes, cuando la UE impuso sanciones a los oligarcas rusos, la persona más rica de Rusia, el barón del acero Alexei Mordashov, calificó los combates de "tragedia de dos pueblos hermanos" y dijo que debían hacer todo lo necesario para salir del conflicto y detener el derramamiento de sangre. "Es terrible que mueran ucranianos y rusos, que la gente sufra penurias, que la economía se hunda. Debemos hacer todo lo necesario para que se encuentre una salida a este conflicto en un futuro muy cercano y se detenga el derramamiento de sangre para ayudar a las personas afectadas a restablecer la vida normal", dijo el multimillonario.

"No tengo absolutamente nada que ver con las actuales tensiones geopolíticas. No entiendo por qué se han impuesto sanciones contra nosotros", añadió.

Otros multimillonarios rusos también han pedido el fin de la guerra. El multimillonario Oleg Tinkov, fundador del banco Tinkoff, que se encuentra actualmente en tratamiento contra el cáncer, dijo que su enfermedad le ha dado cierta perspectiva sobre la fragilidad de la vida humana. "En Ucrania están muriendo personas inocentes todos los días, ¡esto es impensable e inaceptable! Los Estados deberían gastar dinero en el tratamiento de la gente, en la investigación para vencer el cáncer, y no en la guerra", dijo.

El modelo Khodorkovsky, el modelo Mafia y el modelo Bluster: tres teorías de cómo Vladimir Putin gana millones

Dmitry e Igor Bukhman, los hermanos que están detrás del desarrollador de videojuegos Playrix, que fabrica juegos gratuitos para móviles como Homescapes y Fishdom, dijeron que darían a cada uno de sus 4.000 empleados una paga extra y subrayaron que la violencia "nunca puede ser la solución a un problema".

"Es difícil permanecer en silencio en la situación actual, porque lo que está ocurriendo es una gran tragedia para todos, incluida nuestra empresa. Es difícil incluso imaginarlo", escribieron los hermanos en un post de Facebook.

Igor Rybakov, el multimillonario copropietario del fabricante de techos y aislamientos Technonicol, dijo en su canal de YouTube la semana pasada que entiende que "se ha pasado el punto de no retorno y esto será una gran historia que tocará la vida de millones de personas. Es triste". Al mismo tiempo, dijo a los espectadores que no entraran en pánico y que compraran valores depreciados de empresas rusas. "Todo esto me cabrea. Quiero que toda esta incertidumbre termine", añadió, según Forbes Rusia.

Mikhail Khodorkovsky

La importancia de estas declaraciones es grande. Han pasado casi dos décadas desde que el crítico de Putin y entonces el hombre más rico de Rusia, Mijaíl Khodorkovsky, fuera encarcelado por presunta evasión de impuestos después de haber financiado a partidos de la oposición contra Putin, y su fortuna fuera confiscada. (Él negó todos los cargos). Desde entonces, pocos oligarcas, por no decir ninguno, se han atrevido a oponerse a Putin. El propio Khodorkovsky ha instado a los rusos a salir a la calle, diciendo en Instagram que "la guerra contra Ucrania debe ser detenida a cualquier precio".

Es imposible saber si estos multimillonarios son sinceros en sus súplicas para poner fin a los combates, o si son una respuesta a las inminentes sanciones o simplemente a una economía en caída libre.

El multimillonario Roman Abramovich es investigado por mentir para obtener la ciudadanía portuguesa.

Sin embargo, hay muchos que aún no se han pronunciado.  Roman Abramovich, el multimillonario propietario del equipo de fútbol inglés Chelsea, cedió la "administración" (pero no la propiedad) del equipo a una fundación benéfica y no ha tomado partido públicamente, pero al parecer participó en las conversaciones de paz en Bielorrusia después de que el gobierno ucraniano le pidiera ayuda. Por su parte, su hija Sofia Abramovich habría publicado un post antibélico en las redes sociales, según la periodista británica Carole Cadwalladr.  

¿Torcerán los oligarcas la decisión de Putin de invadir Ucrania? Por el momento, nadie lo sabe.

loading next article