Forbes Argentina
Alex Rodríguez y Jennifer López.
Millonarios

Alex Rodríguez y Jennifer López: cómo afectará su ruptura a sus imperios comerciales y su fortuna de US$ 500 millones

Maneet Ahuja

Share

17 Abril de 2021 10.00

Alex Rodríguez y Jennifer López, una de las parejas más ricas del mundo, confirmaron su separación luego de varias semanas de rumores. La noticia llegó un mes después de que se supiera que habían anulado su compromiso matrimonial, que atravesaban una importante crisis y que estaban acudiendo a terapia. 

J. Lo, de 51 años, es una de las mujeres más ricas de Estados Unidos, con un patrimonio neto de más de US$ 150 millones bien ganados a través de la música, películas y patrocinios: durante sus décadas de carrera, apareció en casi 30 películas, lanzó ocho álbumes de estudio, organizó giras mundiales y obtuvo millones gracias a patrocinios con marcas como Versace y DSW.

A-Rod, de 45 años, uno de los atletas con mayores ingresos de la historia, acumula una fortuna de al menos US$ 400 millones según las estimaciones de Forbes. Rodríguez utilizó su poder estelar, su red de líderes empresariales multimillonarios y aproximadamente US$ 130 millones en sueldo neto para construir A-Rod Inc, una cartera en expansión con participaciones en nuevas empresas de tecnología,  compañías de construcción, de hotelería y miles de viviendas multifamiliares.

Juntos, había comenzado a invertir sus astronómicas ganancias en un imperio de marcas, bienes raíces e inversiones que, si la relación se hubiera mantenido, podría haberlos convertido en la última pareja de miles de millones de dólares de Estados Unidos. "Alex hizo darme cuenta que, como artista, yo era un activo escaso y el mundo de los negocios buscaba personas como nosotros para que pudieran construir negocios de miles de millones de dólares", dijo López a Forbes en diciembre pasado. "Me hizo sentir cómoda invirtiendo mi propio dinero en otras empresas y en mí misma". 

Si bien el romance terminó, es probable que las fortunas de A-Rod y J. Lo sigan creciendo por sí solas en los espumosos mercados actuales. La pareja tiene inversiones conjuntas más allá de JLO Beauty, incluidas propiedades inmobiliarias de lujo y nuevas empresas. Dos de las primeras compañías de tecnología en las que invirtieron juntos se hicieron públicas a principios de este año: la empresa de seguros Oscar Health y la startup de telesalud Hims & Hers Partners.

sin subtítulos

Pero la mayor parte de sus carteras están separadas y enfocadas en diferentes áreas (J.Lo en música y patrocinios, A-Rod en bienes raíces y tecnología). Y como nunca se casaron, la división comercial es más sencilla. "Continuaremos trabajando juntos y apoyándonos mutuamente en nuestros negocios y proyectos compartidos", dijo el dúo en un comunicado conjunto.

A-Rod, por ejemplo, no pierde el ritmo: esta semana, antes de que la noticia de la ruptura llegara a Hollywood, Rodríguez conmocionó al mundo del deporte al anunciar que él y el fundador de Jet.com (y ex ejecutivo de Walmart), Marc Lore, estaban en conversaciones para comprar una participación mayoritaria en los Minnesota Timberwolves de la NBA, en un acuerdo que valoraría al equipo en US$ 1.500 millones. 

En febrero, incluyó su propio SPAC, Slam Corp, que comenzó con el fundador de los fondos de cobertura, Himanshu Gulati. Los inversores le dieron a Slam US$ 500 millones y libertad para invertir el efectivo en cualquier negocio que quisiera. Rodríguez es el director ejecutivo y, en el extraño cálculo de la estructura de la compañía, puede obtener importantes acciones (sin arriesgar mucho capital) si Slam encuentra una empresa para comprar.

Rodriguez se dio cuenta desde el principio de que tenía que empezar a invertir. "La carrera en el béisbol te llevará hasta mediados de los 30, si tenés suerte. Y mientras sos un viejo en el campo de béisbol, sos un niño en la comunidad empresarial", explica Rodríguez, quien, siguiendo el ejemplo de muchos los dueños de equipos de la MLB, invirtió sus ganancias en propiedades de inversión. 

sin subtítulos

En busca de consejos, se apoyó mucho en otros magnates de los deportes y los negocios, como el gran Magic Johnson de la NBA. “Alex fue el primer atleta que conocí que realmente se comprometió a ser un gran hombre de negocios. Hablaba muy en serio, así que hicimos clic de inmediato”, indicó Johnson, quien hizo una fortuna invirtiendo en deportes, comida, entretenimiento y bienes raíces. “Es curioso cómo nos parecemos tanto. No gravitamos hacia la mediocridad. Queremos ser los mejores para estar con los mejores y hacer lo que sea necesario para entrar en esas salas con personas poderosas que han logrado las cosas a las que aspiramos".

En viajes por carretera con los Rangers y los Yankees, Rodríguez se acercaba a las personas más poderosas de la ciudad. “La magia me enseñó que cuando vas a todas estas ciudades, hay que levantar el teléfono para versi los mejores empresarios de la ciudad se reúnen contigo para almorzar. Y te sorprenderá la cantidad de personas que dirán que sí”, aseguró Rodríguez.

Durante dos décadas, A-Rod reunió mentores de negocios de la misma manera que los fanboys acumulan recuerdos deportivos. En 2000, después de enterarse de que Berkshire Hathaway había asegurado parte de su contrato récord de US$ 252 millones con su entonces equipo, los Texas Rangers, A-Rod llamó a la asistente de Buffett, Debbie Bosanek. “Dije 'parece que Warren y yo estamos juntos en el negocio”, recordó Rodríguez. La llamada inició una amistad de veinte años.

Jennifer Lopez y Alex Rodríguez anuncian su ruptura: "Somos mejores como  amigos"

A-Rod se ríe al recordar cómo se abrió camino hasta la oficina del dueño multimillonario de los White Sox, Jerry Reinsdorf, empapado en sudor, arrastrando tierra naranja del campo detrás de él y todavía con sus tacos de metal después de la práctica de bateo. “En primer lugar, probablemente olía fatal”, bromeó A-Rod. "En segundo lugar, nunca hablamos de béisbol, todo era negocio". 

A-Rod impresionó a Reinsdorf con su portafolio inicial y su entusiasmo por aprender. “Había estado adquiriendo muchos apartamentos en Florida y le dije que el cinturón solar era un buen mercado”, señaló Reinsdorf. "También le dije que debería intentar adquirir sus activos relativamente en la misma región geográfica para que sea más fácil de administrar". 

Rodríguez afirmó que hay una lección que todavía sigue. “Jerry dijo 'Alex, si tu ocupación es del 99%, tus alquileres son demasiado bajos; 88% significa que el alquiler es demasiado alto. Siempre deberías estar bailando alrededor del 95% '. Y esa ha sido nuestra política durante los últimos 15 años".  

A-Rod invirtió gran parte de su energía y dinero en bienes raíces en el ahora ardiente sureste de Florida. Desde sus inicios, A-Rod Corp acumuló acumulado una participación en más de 14.000 propiedades residenciales y desarrolló más de 15 millones de pies cuadrados de bienes raíces. La mayoría de las inversiones se realizan a través de Monument Capital Management, que Rodríguez cofundó en 2012 para enfocarse en desarrollos este tipo de negocios. El libro de jugadas de Monument es comprar propiedades con un descuento del 15% al 25%, arreglarlas con su propio equipo de construcción y, después de años de apreciación, venderlas para obtener ganancias. 

Nota publicada en Forbes US.