Forbes Argentina
Ola
Innovacion

Récord Guinness: El video que hizo historia con la ola surfeada más grande del mundo

Duncan Madden

Share

Una enorme ola que el surfista alemán, Steudtner, surfeó en Portugal se volvió viral con, hasta la fecha, más de mil millones de visitas en diferentes plataformas, lo que la convierte en la ola más vista y compartida de la historia.

23 Junio de 2022 16.00

Para los no iniciados, sería fácil adivinar que las olas más grandes del mundo probablemente rompen en las costas de Hawái o quizás en Australia. Pero durante los últimos diez años, una ola conocida como Nazaré (pronunciado 'Naz-a-ray') ubicada frente a la playa de Praia do Norte en un pintoresco pueblo de Portugal estuvo atrayendo a los mejores surfistas de olas grandes en el mundo.

Nazaré es un verdadero monstruo: la ola tiene probabilidades de romper la barrera mágica de 30,48 metros de altura y ha sido durante mucho tiempo el Santo Grial del surf de olas grandes. Es un fenómeno de la naturaleza creado por el Canhão da Nazaré, el cañón submarino más grande de Europa. Alcanzando profundidades de 5 mil metros, el cañón se estrecha hasta un punto cuando se encuentra con la tierra, canalizando las olas que se han estado formando y viajando a través del Océano Atlántico hacia arriba en gigantescas torres de agua.

Son las caras de estas titánicas olas donde se colocan surfistas tan valientes como talentosos, azotados por motos de agua para intentar asegurarse de tener la velocidad suficiente para dejar atrás a la bestia espumosa que los persigue.

Que estas olas rompan directamente frente a una plataforma de observación en lo alto de un acantilado que pone a los espectadores tan cerca de la acción, al punto que pueden ver el blanco de los ojos de los surfistas, solo aumentó la notoriedad de Nazaré. Es como si estuviera perfectamente esculpido y diseñado para la era las redes sociales.

Los surfistas montan las grandes olas de Nazare
Las multitudes ven a Sebastian Steudtner ser azotado contra una montaña en movimiento el 29 de octubre de 2020.

Fue aquí el 29 de octubre de 2020 que el alemán (no es una nación famosa por su oleaje gigante o surfistas profesionales) Sebastian Steudtner fue remolcado a lo que acaba de ser ratificado por Guinness World Records como la ola más grande jamás surfeada: una torre de26 metros que redujo a Steudtner a una escama casi cómica, parecida a una hormiga. Fue un récord que tardó casi dos años en otorgarse.

En declaraciones al periódico español Marca, Steudtner dijo sobre su ola: "Me salían lágrimas de los ojos por el viento, mi cara se estaba derritiendo. Fue una locura. No imaginé que eso podría pasar en el surf hasta ese día". Hablando con Magicseaweed, agregó: “Recuerdo haber pensado, 'oh, eso es rápido'. La ola era loca. Se sentía grande, pero en ese momento, no estaba muy seguro de qué tan grande. Así son las cosas ahí fuera, sigues adelante".

'Seguir adelante' es algo con lo que Steudtner está muy familiarizado. Sus logros recientes estuvieron sujetos a un extraño percance que le costó caro, tanto emocional como financieramente. En 2018, una enorme ola que Steudtner surfeó (nuevamente en Nazaré) se volvió viral con, hasta la fecha, más de mil millones de visitas en diferentes plataformas, lo que la convierte en la ola más vista y compartida de la historia.

Pero a Steudtner se le negó cruelmente la gloria y la recompensa, ya que la mayoría de los medios de comunicación e incluso alguna que otra celebridad atribuyeron incorrectamente las imágenes al entonces poseedor del récord mundial, el surfista brasileño Rodrigo Koxa. Algunos, pero no todos, han rectificado el error desde entonces.

A pesar de las oportunidades perdidas de financiamiento y patrocinio que tal cobertura sin duda le habría brindado, hoy Steudtner es más filosófico. “La forma en que lo veo ahora es que tal vez no obtuve el crédito por ello, nunca sabremos por qué salió mal, pero es probablemente uno de los lanzamientos de surf más exitosos de todos los tiempos".

De hecho, debe ser bastante satisfactorio saber que ahora tiene, oficialmente, el récord de la ola más grande jamás surfeada. "Estoy muy orgulloso de este logro y del desempeño de todo mi equipo. Era un sueño desde que era un niño convertirme en surfista y siempre me he mantenido fiel a eso. Espero que mi viaje y este récord mundial inspiren a muchos a perseguir sus sueños también", le dijo a Magicseaweed. 

¿Y qué significa para él y su futura carrera? "Es genial tenerlo, se siente como si estuviera destinado a ser. He puesto toda mi energía en esto, no sé a quién más le importa tanto como a mí aquí, es genial tener este en el currículum, veamos qué sale de él”.

Vida Costera En Nazare
El pintoresco puerto pesquero de Nazare en la costa oeste de Portugal.

Nazaré es un fantástico destino vacacional, un antiguo pueblo pesquero tradicional con una enorme playa de arena impregnada de tradición portuguesa, su clima cálido pero templado lo convierte en una opción para todo el año. Pero para el surf (u observación) de olas grandes, de octubre a marzo ofrece la mejor ventana para esas olas masivas de invierno.

 

*Con información de Forbes US. 

loading next article