Forbes Argentina
Cloud
Innovacion

Cinco tendencias que marcarán a las empresas en los próximos años

Forbes Digital

Share

Con la nube, las compañías tienen la capacidad de potenciar la sustentabilidad, el talento, la ciberseguridad y la automatización.

08 Septiembre de 2021 08.39

“La pandemia representó un momento histórico, en el que la experiencia humana cambió de forma drástica en todo el mundo y con ello las empresas aceleraron la adopción de cloud. Muestra de esto es el Technology Vision 2021 de Accenture, el cual concluyó que 52% de las organizaciones en América Latina está escalando la nube, lo que significa que están aplicando esta tecnología en todo el negocio y no sólo en proyectos específicos o en partes de la organización. Esto es una muy buena noticia porque acelera la transformación de los negocios y la adopción de la nube”, afirma Matías Arturo, Líder de Strategy & Consulting para Accenture Hispanoamérica.

En este contexto histórico, Accenture identificó cinco tendencias de cloud que marcarán a las empresas en los próximos años:

Sustentabilidad

La pandemia reforzó la visión de las personas de que las empresas no son solo un catálogo de productos y servicios, sino el conjunto de valores que representan. De hecho, 80% de los consumidores a nivel mundial considera que la sostenibilidad es el factor más importante a la hora de evaluar a las organizaciones, de entre nueve áreas de interés. Arturo explicó que “nuestros clientes lograron disminuir su consumo de energía un 65% y sus emisiones de carbono un 84%, simplemente migrando áreas de su infraestructura a la nube pública. Al centrar los recursos en los procesos esenciales, reducen significativamente las necesidades de servidores y, en consecuencia, el gasto energético. Se trata de una importante tendencia que continuará aumentando en los próximos años”.

Edge computing

Uno de los puntos débiles de la nube es que la gestionan un número limitado de proveedores. Estos grandes centros de procesamiento de datos centralizados vinculan su capacidad de computación y almacenamiento a la proximidad, el ancho de banda y los recursos proporcionados. Edge computing es una tendencia emergente de la nube que implica la construcción de centros de datos localizados para la computación y el almacenamiento en o cerca de donde se necesitan.

Arturo explicó que “al acercar la gestión activa y el almacenamiento de datos a la fuente, edge computing alivia los problemas de latencia asociados a la comunicación con un servidor central. También aumenta el ancho de banda al almacenar localmente y solo conectarse a la nube cuando es necesario. Para las empresas que se ocupan de cuestiones de privacidad y cumplimiento, un centro de datos gestionado localmente significa un mayor nivel de seguridad de la información. A medida que los dispositivos conectados y la inteligencia artificial sigan avanzando, edge computing será esencial para aprovechar y gestionar estas tecnologías”.

En América Latina, 25% de las organizaciones está experimentando este año con edge computing, y 22% ya la está escalando, lo que da cuenta de su relevancia en la región.

Ciberseguridad

Entre enero y abril de 2020, la ciberdelincuencia experimentó un fuerte aumento del 630%, ya que las nuevas formas de trabajo crearon nuevas vulnerabilidades que explotar. La dispersión de las cargas de trabajo entre varios proveedores de la nube plantea a las organizaciones un problema considerable de gobernanza. 

No es de extrañar entonces que, de acuerdo con un estudio reciente de Accenture, la principal barrera que identifican un 45% de los ejecutivos latinoamericanos para adoptar cloud es la seguridad y compliance. Una respuesta creciente a estas preocupaciones ha sido la adquisición de softwares que operan entre los usuarios de cloud y las plataformas para aplicar medidas de seguridad centralizadas, implementando un sistema coherente de gobernanza. 

Sin embargo, actualmente, más del 50% de las organizaciones a nivel mundial no cuenta con los sistemas de gestión de la seguridad adecuados para sus aplicaciones en la nube, lo que tiene un efecto negativo en su infraestructura de seguridad general. Los proveedores están abordando esta cuestión mediante una serie de adquisiciones de seguridad destinadas a proteger a sus clientes y su propia postura competitiva.

Automatización

Los problemas de gobernanza endémicos de un enfoque multicloud han hecho que muchas empresas recurran a la automatización como medio para simplificar la gestión de sus entornos de nube pública, privada e híbrida. Las herramientas agnósticas de la nube, como Terraform, permiten a las organizaciones la oportunidad única de desarrollar una infraestructura idéntica de forma segura en todas las plataformas. 

En el futuro, funciones como los cuadros de mando pueden ser acomodados por tales herramientas, ya que los tecnólogos se beneficiarían de la capacidad de ver todos sus servicios de nube fragmentados en una sola ventana. Esta disposición también abriría más vías para el aprendizaje automático.

Matías Arturo explicó que “especialmente en un entorno de nubes múltiples o híbridas, las organizaciones buscan análisis que les ayuden a comparar el rendimiento de sus nubes. Operar sin una comprensión clara de su eficiencia también hace que la organización sea más vulnerable al panorama de las amenazas. Aprovechar las capacidades de aprendizaje automático puede crear más datos contingentes para la empresa, permitiéndole estar mejor preparada para las amenazas existentes y potenciales”.

Cloud y talento

La llamada "nube humana" consiste en plataformas de talento que proporcionan a las empresas acceso bajo demanda a una fuerza laboral flexible. En 2019, esta industria generó US$ 178.500 millones en ingresos al conectar a trabajadores dispersos y cualificados con diversas funciones y organizaciones. En el futuro, es probable que el mercado de trabajo en línea se integre más en cloud, ofreciendo a los trabajadores y a las organizaciones una visión más clara y sintetizada de los conjuntos de habilidades, oportunidades y proyectos disponibles.

Arturo concluyó que “con la creciente prevalencia de los servicios en la nube en las operaciones empresariales, está más claro que nunca que cloud es el futuro. Más que una solución de almacenamiento es un imperativo competitivo. Comprender las principales tendencias de la nube permite a las empresas mejorar la ciberseguridad, la gestión de datos y la accesibilidad, al tiempo que le proporciona una ventaja diferenciadora en un mercado cada vez más cambiante”.

loading next article