Forbes Argentina
Today

Bienes Personales: cómo saber si debo pagar el impuesto tras la revaluación de AFIP

Franco Della Vecchia Forbes Staff

Share

El ministro de Hacienda de la Ciudad de Buenos Aires, Martín Mura, estimó que unas 50 mil personas comenzarán a pagar el impuesto a partir del revalúo inmobiliario.

06 Abril de 2022 16.00

A principios de marzo, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) informó que realizaría una modificación en la valuación de los inmuebles en la Ciudad de Buenos Aires, haciendo que la misma aumente por cuatro, lo que va a implicar un incremento en el costo de Bienes Personales.

De esta forma, según indicó el ministro de Hacienda porteño, Martín Mura, unas 50 mil personas comenzarán a pagar el impuesto sobre los Bienes Personales a partir del revalúo inmobiliario que dispuso la AFIP en la Ciudad de Buenos Aires, una medida que el Gobierno porteño calificó de "ilegal y discriminatoria".

Mura explicó que la AFIP "sacó un dictamen en donde definió un valor fiscal nuevo para cobrar Bienes Personales, sólo en la Ciudad de Buenos Aires, que multiplica por cinco el valor mientras que el resto de las provincias eso es solamente un 50% de aumento".

El funcionario puntualizó que, en la actualidad, hay unos 220.000 porteños que pagan ese tributo, que con el revalúo tendrán un incremento significativo en el pago del impuesto.

El Gobierno de la Ciudad calculó que las propiedades aumentarán en un 505,6% su valor fiscal a partir de esta decisión de la AFIP.

"Un departamento de dos o tres ambientes tranquilamente tranquilamente podría quedar dentro de Bienes Personales tras esta modificación", aseguró Mura en declaraciones radiales. Además, estimó que un contribuyente tendría que pagar $ 55.000 en Capital Federal contra $ 10.000 pesos en la provincia de Buenos Aires. "Se trata distinto a un inmueble según esté ubicado en un lugar u otro de la Argentina, no tiene sentido", se quejó Mura.

Y recordó que "todos los años se tuvo que poner un tope. Nunca se cobró sobre ese valor al que ahora la AFIP quiere cobrar. De hecho, si se agarra una boleta de 2015 y otra de 2021, se verá que el valor fiscal homogéneo aumentó más de diez veces. Y si se mira cuánto aumentó el ABL, es menos de cinco veces. Hace tres años que el impuesto aumenta por inflación, ya no existe más la asociación entre valor fiscal y lo que se paga de ABL".

"En términos reales, el ABL cae continuamente, salvo en los últimos tres años que se decidió que aumente igual que la inflación", agregó.

En los últimos días, el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, envió una carta a la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont, a través de la cual denunció discriminación "porque sólo afecta las valuaciones de inmuebles de la Ciudad, elevándolas casi 10 veces más que al resto de las jurisdicciones".

Mientras que el valor fiscal de los inmuebles de todas las jurisdicciones correspondiente al período fiscal 2021 crece interanualmente 51,4%, los inmuebles de la Ciudad verán incrementarse su valuación en un 505,6%, según estimó el Gobierno porteño.

Dos escenarios impositivos

Luego de conocerse que este revalúo de inmuebles alcanzará a más de 400 mil personas, a través de un informe elaborado en conjunto con el estudio contable Canteli, Focus Market elaboró dos escenarios de pago de Bienes Personales:

-Con el actual nivel de mínimo no imponible y valuación fiscal.

-Con el actual nivel de mínimo no imponible y con el cambio revalúo fiscal de inmuebles.

 

En el primer caso, se refleja un caso real de una persona de clase media que cuenta con su casa habitación, dos departamentos y bienes del hogar gravados en la declaración de Bienes Personales por $ 3.612.755,24. Por no superar el mínimo no imponible de Bienes Personales, hoy no está sujeto a pagar el impuesto. Con los mismos bienes declarados esa misma persona de clase media, con el revalúo inmobiliario presentado como base de sustentación recaudatoria en el acuerdo con el FMI, tendría un total de Bienes Gravados por $15.489.769,64.

En nuestro primer caso, esta persona de clase media hoy no paga bienes personales. En el caso dos, con el revalúo inmobiliario propuesto, esa persona pasaría a pagar $ 71.174,70. Es decir el salto es de $ 0 a $ 71.147,70 por bienes personales.

Una trampa letal

"El revalúo inmobiliario presenta una trampa mortal para el contribuyente, ya que se incrementa la valuación fiscal de su propiedad pero no se ajusta los mínimos no imponibles por inflación histórica desde la creación del impuesto de bienes personales hasta hoy. El impuesto se creó en 1991 y sería solo por 8 años. Es decir, hasta 1999. La inflación acumulada desde ese momento hasta ahora en Argentina es de 15000 %. Es decir, el mínimo no imponible debería ser de $ 16 millones y es de $ 6 millones. Es una trampa letal en la que se intenta atrapar a miles de contribuyentes", indicó Damián Di Pace Director de la consultora Focus Market 

En los últimos seis años en la Argentina, el impuesto a los Bienes Personales atravesó por varias etapas de cambios que desalentaron la inversión privada en el sector de la construcción e inmobiliario.

Inmueble en la Ciudad de Buenos Aires.

Bienes Personales: de su eliminación al “impuestazo”

  • 2016 a 2018: Reducción alícuota Bienes Personales hasta su eliminación
  • 2018: Reincorporación Bienes Personales y ITI (Impuesto a la Transferencia Inmobiliaria) 
  • 2019: Suba de Alícuota Bienes Personales
  • 2020: Impuesto a la Riqueza por única vez 
  • 2021: Retraso Mínimos no imponibles del Impuesto a los Bienes Personales respecto a la inflación
  • 2022: Revalúo Fiscal de Inmuebles sin ajuste histórico Mínimos no imponibles por Inflación

Para Di Pace, el efecto del revalúo traerá aparejado varios perjuicios no analizados por la política, "una vez más por solo pensar en el objetivo recaudatorio de corto plazo". Asegura que habrá una caída de la inversión privada en el sector de la construcción, siendo este un gran generador del movimiento en la industria y el empleo, y un incremento de la oferta en venta de inmuebles, con la consecuente caída del precio del metro cuadrado de la construcción por falta de demanda. 

A su vez, marca que habrá menos ofertas de viviendas para alquilar y por lo tanto los precios subirán. Por último, Di Pace añadió que generará algo que ya venía provocando la ley de alquileres pero esto acentuará a un más las decisiones privadas de desplazar las inversiones en el sector de la construcción ye inmobiliario hacia mercados donde no solo no cobran bienes personales sino que tienen excepciones fiscales como Uruguay, Paraguay y ciertos estados de los Estados Unidos.

"Cuatro actores en una misma decisión serán perjudicados: Dueño de inmueble, Inquilinos e inversores en la construcción e inmobiliarios", finaliza el director de la Consultora Focus Market.


*Con información de NA.

loading next article