Forbes Argentina
-
Negocios

Por qué el futuro de Apple no es tan prometedor como parece

Forbes US

Share

Su valor de mercado pasó de unos US$ 900.000 millones a fines de 2017 a cerca de US$ 1,7 billones en la actualidad. Pero si uno analiza exclusivamente los fundamentos económicos de Apple, las cifras no cierran para nada. Sus ingresos y ganancias netas crecieron menos de 15% en el mismo período.

26 Agosto de 2020 15.21

Las acciones de Apple siguen en alza: subieron cerca de 30% desde fines de julio y rondan los US$ 500. Avanzaron 65% en lo que va del año y ya cotizan a más del doble del precio que tocaron en su peor momento del año, en marzo. La razón entre el precio de las acciones de Apple y las ganancias de la empresa pasó de 17 en 2019 a casi 39 hoy, según los resultados proyectados para 2020. Esa razón suele reflejar qué anticipa el mercado del crecimiento de una empresa en los próximos años: por ejemplo, la última que vez que la de Apple alcanzó esos niveles fue en 2007, cuando salió el primer iPhone y los ingresos de Apple aumentaron a una tasa anual compuesta de 45% en los cinco años siguientes. Entonces, ¿se vienen tiempos mejores para Apple?

Creemos que no. El valor de mercado de Apple casi se duplicó: pasó de unos US$ 900.000 millones a fines de 2017 a cerca de US$ 1,7 billones en la actualidad. Pero si uno analiza exclusivamente los fundamentos económicos de Apple, las cifras no cierran para nada. Sus ingresos y sus ganancias netas crecieron menos de 15% en el mismo período: cerca de US$ 30,000 millones y US$ 7.000 millones, respectivamente. Sin embargo, los inversores la cotizan mucho más alto, como se ve por el avance de la razón entre precio y ganancias.

Hay tres motivos por los cuales esa razón sigue subiendo:

El iPhone 5G: los inversores cuentan con que el iPhone 5G, que saldrá a fin de año, impulse las ventas de iPhone. Sin embargo, ¿alguna vez hizo eso una actualización de la tecnología wireless? No precisamente. Observamos que las cifras de ventas de iPhone son más sensibles a grandes cambios en el diseño y el factor de forma que a mejoras en la tecnología wireless. Por ejemplo, en el año fiscal de 2013, cuando Apple lanzó el iPhone 5 ?su primer celular con 4G?, sus ventas aumentaron solo 20% en relación con el año anterior; en 2014, habían subido 73%. En el año fiscal de 2015, cuando se lanzó el iPhone 6 ?un modelo con una pantalla más grande? las ventas subieron 37%. Por eso, hay muchas probabilidades de que las ventas no crezcan mucho con el 5G si los nuevos modelos se parecen al iPhone 11. Además, ahora que la gente pasa más tiempo en su casa por la pandemia, puede tener pocos motivos para comprar un smartphone caro con la cámara y la tecnología wireless más avanzadas.

Los servicios de Apple: los servicios tienen mucho que ver con el alza del precio de las acciones de Apple gracias a sus márgenes abultados y el crecimiento de los ingresos. Sin embargo, también corren riesgos importantes. Estimamos que unos US$ 28.000 millones de los US$ 46.000 millones en ingresos que percibió Apple en el año fiscal de 2019 provinieron de comisiones, o sea, de llevarse una tajada de las ventas de aplicaciones, suscripciones y cobrarles por la adquisición de tráfico a proveedores de motores de búsqueda como Google. O sea, nada menos que 60% de los ingresos con servicios. ¿Por qué esto es peligroso para Apple? En primer lugar, porque los Gobiernos podrían considerarla un monopolio por su poder en el rubro. En segundo lugar, porque los proveedores de servicios digitales podrían dejar de poner suscripciones a los dispositivos de Apple dentro de sus aplicaciones para que Apple no les cobre comisiones, como hizo Netflix a principios de 2019. Es cierto que Apple tiene otros servicios que están creciendo mucho, como Apple TV+, el de streaming, pero sus márgenes serán mucho más bajos que los obtenidos con comisiones, que son prácticamente pura ganancia.

Apple como refugio: Los inversores están usando cada vez más las acciones de Apple para protegerse de la crisis actual debido al balance sólido de la empresa y las considerables recompras de acciones que sostienen el valor de sus acciones. Sin embargo, Apple está lejos de ser una inversión libre de riesgos. Por un lado, si empeora la crisis de COVID-19, podrían resentirse sus ventas y flujos de caja y así bajaría la cotización de sus acciones; por el otro, si se contiene el virus y la economía se reactiva con fuerza, los inversores podrían volver a activos más riesgosos, lo que disminuiría la demanda de acciones de Apple.

Autores: Trefis Team y Great Speculations

Podés leer la nota original en inglés completa acá

loading next article