Forbes Argentina
Negocios
Share

Con la cuarentena y el boom del home office, las computadoras se convirtieron en productos de primera necesidad. Las ventas crecieron un 94% en el último trimestre. ¿Qué pasa con los precios? ¿Qué comprar ahora que nadie viaja al exterior?

26 Julio de 2020 16.00

“El mercado está desabastecido y hay notebooks que están muy caras, por eso se dio la vuelta de las computadoras de escritorio”, señala Hernán Chapitel, director de Ventas para Latinoamérica de ASRock, fabricante de placas base y PC industriales. En algunos hogares, “descubrieron que tienen una sola PC, que la está usando el hijo o la hija para jugar, y los que están haciendo teletrabajo necesitan comprar un equipo extra”, agrega. Además, “los gamers están haciendo upgrade de sus equipos porque los están usando mucho”.

Aunque en 2017 la administración Macri eliminó el arancel del 35% que regía sobre la importación de computadoras, los precios siguen altos. En el sector afirman que la alta demanda en los últimos meses combinada con las restricciones al acceso de dólares del Central complicó la reposición de stock y, en consecuencia, aumentó la referencia de precios. A fines de julio llega un nuevo Hot Sale, y allí se verá la estrategia de las marcas para ofrecer estos bienes esenciales. 

A partir de estos datos y declaraciones surgen dos preguntas: qué hay que mirar en caso de que se rompa la computadora hogareña o sea necesario sumar una extra; y qué modelos se consiguen aquí en la Argentina. 

¿Qué hay que mirar?

Lo primero que hay que decidir es central: ¿de escritorio o portátil? Las primeras se destacan porque permiten ser armadas a medida. Las segundas permiten la movilidad y portabilidad, según plantea Nicolás Cánovas, gerente general en la región de AMD, la compañía estadounidense fabricante de microprocesadores. O sea: ¿queremos trabajar en cualquier lado o preferimos estar siempre frente al escritorio? En relación con las especificaciones, Cánovas menciona que hay que reparar en el rendimiento del procesador. 

Los Ryzen de la compañía que representa o los Intel Core de la línea i (preferiblemente i5 o i7) son los más elegidos. También hay que mirar el almacenamiento en relación con el uso: si es para trabajar, hay que ir sí o sí hacia discos de estado sólido (los SSD), apunta Fernando Villanueva, Consumer PCs Category Manager de HP Inc. Argentina. Desde Lenovo marcan también la importancia del servicio técnico oficial, más cuando se trata de compras corporativas, que ellos ofrecen de forma premium para pymes que no disponen de equipo de IT. 

¿Qué ofrece el mercado argentino? 

Lenovo Argentina recomienda su línea ThinkBook para uso corporativo (se consiguen desde los $ 132.000 en su web), mientras que para el hogareño está la IdeaPad S145 (arriba de $ 90.000 en plataformas de e-commerce). Acer, por su parte, menciona su Aspire 5 con un Intel Core i7 de 7ma generación, memoria RAM de 8 GB y un disco sólido de 1Tb. El precio supera los $ 100.000. Dell Argentina dirige a los posibles compradores corporativos a la Latitude 5400, con autonomía de la batería para todo el día y estándares militares. ¿Precio? Empieza en $ 150.000.

Para aquellas personas que usan sus equipos en las condiciones más difíciles (lugares polvorientos, temperaturas extremas) están los dispositivos robustos como la Getac B360, con un valor que arranca en US$ 3.600. Finalmente, si la opción es la computadora de escritorio, las marcas locales EXO y Banghó tienen desktop o All-in-One (las que tienen todo integrado en el monitor) por valores que comienzan en los $ 50.000. Asus, por su parte, acaba de presentar su ZenBook Pro Duo UX581, que combina una pantalla 4K de 15.6'' con una pantalla táctil secundaria de 14”. Trae Intel Core i9 de novena generación y su precio sugerido es de $ 279.000.  

loading next article