Forbes Argentina
jack ma
Negocios
Share

Suspenden la oferta pública inicial de Ant Group en China.

04 Noviembre de 2020 16.35

Ant Group, el gigante de la tecnología financiera, tenía previsto recaudar US$ 34.500 millones  en la bolsa de valores de Shanghai y Hong Kong, lo que se habría traducido en una valoración de mercado de US$ 313.000 millones.

Si se hubiera producido la oferta pública inicial (OPI), Ant Group habría superado el tamaño de JPMorgan Chase, Goldman Sachs y Wells Fargo. Pero las autoridades chinas citaron "problemas importantes" para detener la OPI.

Jack Ma, quien controla el 8,8 % de Ant, planeaba la expansión internacional de su banco online, Alipay, que en China procesó pagos por US$ 17 billones tan sólo en los primeros seis meses de este 2020, superando los montos que manejan potencias como Visa y Mastercard.

Alipay fue fundada en 2004 como una suerte de filial que procesaba los pagos de Alibaba. Luego, su crecimiento exponencial la llevó a convertirse en un negocio independiente.

Según explicó el Global Times, las autoridades chinas prorizaron la seguridad financiera por sobre la innovación. “Demasiada innovación que sobrecarga el régimen regulatorio podría resultar en una burbuja fintech que, en el peor de los casos, arrastraría a la población digitalizada a una pesadilla de falsa prosperidad que podría estallar”, escribió el periódico.

Este golpe contra las fintech se sustenta en buena parte a la reticencia que hay entre las autoridades chinas hacia Liebei,  un servicio de crédito instantáneo por medio del cual millones de consumidores obtienen una calificación crediticia de acuerdo a parámetros obtenidos por medio de Inteligencia Artificial y Big Data, que forma parte de Ant.

De acuerdo explicaron fuentes importantes al Global Times, la disponibilidad de esta clase de créditos "podría fácilmente amplificar un gasto excesivo por parte de los consumidores”, y esto no causa ninguna gracia al país chino, que no quiere correr riesgo de otra crisis financiera al igual que la suscitada en el año 2008.

"No podemos usar los métodos de ayer para regular el futuro” decía Jack Ma en una conferencia en Shanghai el 24 de octubre, en la cual arremetió contra los acuerdos de Basilea, que regulan la banca mundial. “Son como un club de ancianos".