Forbes Argentina
Los más ricos generan más contaminación que los pobres, según un informe.
Negocios

Ahora quieren crear un nuevo impuesto a los ricos porque contaminarían más que los pobres

Forbes US

Share

Un estudio de una ONG asegura que generan el doble de polución que los ricos. Y por eso proponen que se les imponga otro tributo.

25 Septiembre de 2020 12.57

Las personas más ricas del mundo generan más del doble de emisiones que las pobres, reza un nuevo estudio que pide impuestos contra el lujo excesivo. En un análisis del cuarto de siglo entre 1990 y 2015, Oxfam y el Stockholm Environment Institute revelaron que el 1% más rico era responsable del 15% de las emisiones. La mitad más pobre generó el 7%.

La causa principal son los viajes. En la UE, los viajes en avión del 1% más rico representaron casi la mitad de sus emisiones. Le siguen los viajes por tierra y el uso de viviendas.

Cuanto más rico se es, más se viaja y más se usan transportes privados. Los bien acomodados manejan autos y se van de vacaciones al exterior, pero los más ricos de todos compran máquinas de contaminar como los jets privados y los superyates (que consumen en promedio 500 litros de combustible por hora). En cambio, los pobres viajan en transporte público o no se desplazan.

Según Oxfam, hay que gravar esos lujos para evitar que la cosa empeore todavía más. “Los Gobiernos deben frenar las emisiones de los ricos con impuestos y prohibiendo las emisiones de lujo como las que generan los SUV y los vuelos frecuentes”, afirma Tim Gore, director de política climática de Oxfam y autor del informe.

Pero no solo las emisiones de carbono reflejan la desigualdad. Otro informe de la Universidad de Leeds analizó el consumo de electricidad y reveló que el 10% más rico consume 20 veces más energía que el 10% más pobre.

Una vez más, la principal causa es el transporte: “El 10% más rico consume el 56% del combustible para vehículos y compra el 70% de los vehículos y el 76% de los paquetes de vacaciones”, reza el estudio, publicado en marzo, que también observó que otros consumos no se pueden comparar “porque los pobres consumen muy poco”.

En las ciudades más ricas la contaminación es un problema.

Hasta los gastos esenciales crecen con los ingresos, según el estudio. “El consumo de todos los productos que analizamos aumenta con el ingreso; los ricos consumen más calefacción y electricidad”, afirma el paper, publicado en Nature Energy.

Uno de sus autores, Yannick Oswald, sostiene que hay gravar específicamente a los ricos. “Hay que tener en cuenta que muchísima gente en el mundo tendrá que consumir más energía porque todavía no tiene lo que necesita para vivir bien. No se puede cobrarles un impuesto a todos y decir 'que nadie consuma más energía'”.

La tecnología no es la solución

Muchos ricos defienden su estilo de vida con la vieja idea de que la eficiencia mejorará con la tecnología. Hoy, los millonarios con conciencia manejan autos Tesla, viven en casas inteligentes que usan menos calefacción y hasta navegan en superyates a hidrógeno.

Sin embargo, el estudio de la Universidad de Leeds refuta ese argumento: a partir de proyecciones económicas de la OCDE, reza que “incluso aumentando la eficiencia energética, la huella de carbono se duplicaría para 2050 y el transporte sería una fuente incluso mayor de consumo”.

La buena noticia es que esas proyecciones económicas ya se recortaron para este año, por lo cual también deberían bajar las emisiones. Pero hay que tomar medidas ahora, afirma Gore: “Volver a las economías obsoletas, injustas y contaminantes que teníamos antes de la COVID es inviable. Los Gobiernos deben aprovechar la oportunidad para renovarlas y construir un futuro mejor para todos”.

Autor: Ollie Williams.

La nota completa en su versión en inglés, en el siguiente link

loading next article