Forbes Argentina
La Birra Bar
Negocios

Abrió una cafetería en la crisis de 2001 y hoy, con 12 locales de hamburguesas, llega a Miami

Laura Mafud

Share

La Birra Bar, a cargo de Daniel, Roxana y Renzo Cocchia, acaba de desembarcar en los Estados Unidos. La historia de esta firma familiar que ya planea su llegada a Europa.

19 Agosto de 2021 09.46

Era octubre de 2001. Todavía faltaban dos meses para que el entonces ministro de Economía Domingo Cavallo anunciara el "corralito", la restricción de la libre disposición de efectivo de plazos fijos, cuentas corrientes y cajas de ahorros impuesta por el gobierno de Fernando de la Rúa, que poco después desencadenó una de las crisis económicas y sociales más importantes que tuvo la Argentina. En ese mismo contexto, Daniel y Roxana Cocchia abrían La Birra Bar, una propuesta de cafetería en un local de Boedo, que lindaba con Rotisería Dany, propiedad de los padres de Daniel, Jorge y Violeta.

Así, Roxana y Daniel, entonces con 25 años, compartían cocina y platos a través de un pasaplatos que crearon como unión entre ambos locales. Ese fue el inicio de un negocio que hoy, comandado por el matrimonio y su hijo Renzo, y especializado en hamburguesas artesanales, cuenta con 12 locales en el país, emplea a 200 personas y esta semana acaba de desembarcar en Miami, convirtiéndose en la primera cadena argentina de hamburguesas en llegar al mercado estadounidense

Daniel Cocchia, de La Birra Bar, en Miami.

Su nuevo espacio está ubicado en North Miami Beach, en el estado de Florida. Desde allí ofrecerá un producto 100% propio, sin intermediarios. Acerca de la inversión requerida para cortar cintas en Miami, Daniel, en diálogo con Forbes Argentina, comparte: "Las inversiones en el mercado de Miami tienen muchas aristas y pueden ser muy disímiles entre sí, dependen de qué generación sea el local y de la cantidad de permisos que tenga, así como también dónde esté emplazada. Esto hace que el modelo de inversión fluctúe muchísimo".

La Birra Bar, en Miami.

Por lo pronto, la firma trabaja con un equipo local, que se encarga del trabajo de consultoría y de búsqueda de inversores. "Acabamos de abrir nuestro primer local en Miami y tenemos un acuerdo con una compañía en España para el desarrollo de la marca en el corto plazo en España y Portugal", adelanta Daniel, al frente de la cadena que cuenta con dos locales propios y 10 franquicias en la Argentina. El desembarco en el mercado europeo está previsto para fin de año.

Historia de un emprendimiento

Pero la historia de Daniel con la cocina se remonta a años atrás, mucho antes de la crisis de 2001. Su primera escuela de cocina, comparte, fue ver cocinar a su madre, en la casa estilo chorizo en la que vivían hasta sus seis años en Lanús Este. "Harinas, grasas para fritar, pastas y salsas; con poco, ella lograba mucho. Todo lo que faltaba de producto, sobraba de amor y eso era cautivante. Ya para mi preadolescencia, mi madre tenía un despacho de pan y venta de fiambres muy pequeño en el barrio de Boedo frente a una fábrica de cepillos", recuerda.

Ahí tomó contacto por primera vez con la comida y con el aspecto comercial. Su madre preparaba algunas milanesas, tortillas y escalopes para que, al mediodía, los obreros que salían con el tiempo justo para comer tuvieran todo listo.

Jorge y Violeta, los padres de Daniel Cocchia, en el primer local de la familia, Rotisería Dany.

Esa fue una etapa en la que Daniel empezó a trabajar con ella: con 12 años, se repartía entre la escuela y la ayuda a su madre. Posteriormente, abrió, junto a su padre, la Rotisería Dany, que funciona aún hoy, desde 1992.

"Podría decirse que esa fue mi universidad. Ahí aprendí todo el oficio y todas las carreras, pasé por todos los puestos y me nutrí realmente: desde preparaciones, creaciones de platos, atención al público, gestión, administración y hasta recursos humanos. Fueron años de larguísimas jornadas, pero de esa experiencia salió todo lo que vino luego. Ya en 2001, junto a Roxana, mi esposa, dimos el salto y abrimos un pequeño bar al lado de la Rotisería Dany. Pasaplatos de por medio empezamos a servir desayunos, almuerzos, meriendas y cenas; ese fue el inicio de La Birra Bar", recuerda.

El corte de cintas ocurrió en octubre de 2001. "Solo nos esperaba la hecatombe financiera. En menos de dos meses ya estábamos vendiendo nuestra única posesión, que era un Fiat Sienna, con algunos años en su haber. Había que pagar deudas. En ese verano teníamos que llamar amigos y que se queden todo lo posible sentados para que no pareciera tan desolador el panorama", comparte. Pero, tras superar muchas trabas, encontró el modo no solo de mantenerse a flote, sino también de crecer.

La Birra Bar se especializa en hamburguesas.

El negocio liderado por los Cocchia primero se especializó en café de especialidad y en 2014 se propuso un nuevo desafío: hacer hamburguesas. Primero surgió el medallón de carne, un blend compuesto por una proporción exacta entre diferentes cortes de carne vacuna. Más tarde, el pan, que comenzaron a desarrollarlo ellos mimos. Finalmente, el helado, también artesanal.

Hoy, el menú de La Birra Bar cuenta con casi 50 variedades de hamburguesas y opciones veggies. Además ofrece otros platos de estilo americano como: ribs, ojo de bife, pulled pork, alitas, crocantes de pollo, nuggets, aros de cebolla, bastones de mozzarella, y papas fritas. 

La Birra Bar.

La llegada de la pandemia de Covid-19 los encontró en plena expansión con las franquicias y con objetivos de internacionalizarse. "El primer mes fue algo caótico y angustiante, realmente nadie sabía qué venía. Luego fue adaptarse a las nuevas reglas", dice. En este sentido, adoptaron los protocolos sanitarios y adaptaron el negocio al delivery.

La expansión internacional estaba, pautada inicialmente para 2020, debió posponerse unos meses. Pero finalmente esta semana cortó cintas el local de Miami. "En un contexto normal, probablemente esta locación ya estaría abierta hace por lo menos unos seis o siete meses. Aun así, no nos apresuramos y decidimos brindarle el tiempo necesario al proyecto para no dar lugar a ninguna equivocación. Finalmente nos decidimos por esta locación, emplazada en un complejo con diversos conceptos", comparte.

Renzo y Daniel Cocchia, al frente, junto con Roxana, de La Birra Bar.

El menú del local de Miami contará con la clásica Hamburguesa Criolla, con morrón, cebolla, tomates asados y provoleta; la Coleslaw; la Monterrey, con guacamole y jalapeños; la Magumbo, con cheddar, bacon y la salsa magumbo; y la Umami, con lechuga, alioli, spicy ketchup, tomates confitados y mozzarella a la milanesa; entre otras  variedades. También ofrecerá platos de estilo americano como: BBQ ribs, onion ring, chicken tenders, mozzarella sticks, buffalo wings, y rib eye steak. "Somos una familia que ama lo que hace y lo lleva como un legado", concluye.

loading next article