Forbes Argentina
Leandro Barrionuevo, Pura
Negocios

Son hermanos, lideran una empresa de triple impacto y se expanden en México y España

Laura Mafud

Share

Leandro y Lucas Barrionuevo comandan Pura, una compañía que promueve el acceso al agua de calidad y la reducción de plásticos. Estiman cerrar 2021 con un crecimiento de 66%.

03 Agosto de 2021 10.16

Leandro y Lucas Barrionuevo son hermanos y fundaron Pura, una empresa B certificada de triple impacto (social, ambiental y económico), que promueve el acceso al agua de calidad y la reducción de plásticos, en 2008. 

Para cumplir con estos objetivos, la firma desarrolló su propia tecnología para el tratamiento del agua a través de equipos purificadores y botellas térmicas reutilizables. Entre las innovaciones que realiza, se destacan la tecnología para la adsorción de arsénico y tecnología de ósmosis inversa. Desde lo social, la firma colabora con comunidades vulnerables en el acceso al agua de calidad y dona parte de sus ventas. Desde lo ambiental, cada purificador genera 200 veces menos impacto ambiental que el agua embotellada. 

Con una facturación anual de casi $ 147 millones, 35 empleados y una proyección de crecimiento para este año de 66%, recientemente comenzó a operar en España y México.

ADN emprendedor

Pero la historia emprendedora parece estar plasmada en el ADN de los hermanos Barrionuevo, tercera generación de una familia preocupada por la calidad del agua y el impacto ambiental. En 1984, su abuelo, Héctor Barrionuevo, creó AISA (Aguas Industriales), una firma enfocada en soluciones para el tratamiento de aguas industriales, de modo de evitar el impacto ambiental y social que generaban sus efluentes. 

"Nuestro abuelo fue profesor de química de un reconocido colegio industrial que, junto a un equipo, investigaba desde 1965 el desarrollo de tecnologías para eliminar contaminantes del agua, como el arsénico, presente en muchos lugares del país", comparte Leandro en diálogo con Forbes. "Recuerdo innumerables charlas técnicas sobre química, física, lógica y procesos. Y, de más grandes, nuestro particular interés por entender el impacto del agua en la industria", agrega.

Pura

Los hermanos crecieron en un entorno donde abundaban las conversaciones sobre el agua y su tratamiento, y es allí donde comenzaron a evaluar cómo escalar esa tecnología de grandes equipos utilizados en industrias a opciones para hogares, para resolver problemas de contaminación en los pozos de agua de muchas comunidades. "Así, lanzamos Pura con productos adaptados a las diferentes zonas del país, según la calidad del agua y su tratamiento. Por ejemplo, como en algunas zonas del interior bonaerense el agua de pozo contiene arsénico, comercializamos allí purificadores que eliminan ese contaminante cancerígeno".

La llegada del Covid-19

La pandemia encontró a los hermanos en plena transformación, recién mudados del edificio que los alojó por 34 años al Parque Industrial DECA, una nave construida en base a las necesidades actuales y futuras de expansión tanto a nivel nacional como hacia el exterior.

"Lo primero que sucedió fue que, ante el riesgo de falta de suministro y entrega de agua envasada en los supermercados, la gente se volcó a una elección de consumo diferente y eso lo seguimos viendo en forma creciente en el mercado de los purificadores de agua", comenta.

La digitalización fue relativamente rápida y fácil en su caso, dado que Pura nació con la presencia en los primeros grandes marketplaces de la década del 2000. "Continuamos nuestro desarrollo y crecimiento, incorporando puestos de trabajo nuevos, nutriendo y profesionalizando la estructura. Muchas personas del actual equipo ingresaron en plena pandemia". 

En Pura alientan al uso de botellas reutilizables para evitar la contaminación.

Pura opera en todo el país y está comenzando a expandirse en México y en España, países en los que tienen activa la venta online. Además, se encuentran planificando la apertura de locales de experiencia, Pura Stores, en Ciudad de México y en Barcelona.

"Elegimos México por ser el país que más agua envasada en plásticos de un solo uso consume en todo el mundo, así como las grandes dificultades de acceso a agua y de calidad que presenta. Y Barcelona por ser una ciudad donde lo primero que te dicen cuando llegas es que no tomes el agua de la canilla y es sorprendente la cantidad de botellitas y envases de todo tipo que inundan los contenedores de basura, así como la que queda dando vueltas y va a parar al mar formando microplásticos. Ambas ciudades nos permiten proyectar los siguientes pasos de un plan de expansión hacia Estados Unidos y hacia la Unión Europea", añade.

Modelo de negocio

El fuerte de Pura es el canal digital, sinergizando con el canal físico, mediante locales propios y franquicias. Hoy cuentan con cuatro franquiciados en nuestro país. "Además, tenemos una propuesta de desplastificación de oficinas, eventos, equipos para gastronomía, bares y restaurantes. Y mantenemos lo que dio origen a la empresa: soluciones para grandes caudales en la industria", comparte Leandro.

Pura.

Los próximos pasos de la compañía estarán puestos en la apertura de un nuevo Pura Store, una propuesta rediseñada de lo que ya hacían en algunos centros comerciales antes de la pandemia donde vendían los equipos purificadores de agua, jarras purificadoras,purificadores portátiles, botellas térmicas reutilizables y agua mineralizada sin envases. En noviembre, estiman cortar cintas de un local a la calle en Palermo.

"Nuestro objetivo es democratizar el acceso a agua de calidad, generando un impacto sustentable; que las personas puedan acceder a la mejor calidad de agua posible, muchas veces mejor que la envasada, pero sin impacto ambiental, porque el plástico no se recicla", cierra.

loading next article