Forbes Argentina
Los pro y los contras de un asesor financiero
Money

Por qué es importante contar con un asesor financiero

Fran Gómez

Share

Los profesionales que correrán mayor suerte en el futuro serán aquellos que sepan evolucionar a asesor financiero.

11 Enero de 2022 09.05

A lo largo de los años, nuestros objetivos profesionales y personales van cambiando conforme a las situaciones vitales por las que atravesemos en ese momento. Las inquietudes de un joven de 20 años no son las mismas que las de un padre de familia o un jubilado y, por lo tanto, sus necesidades también son distintas.

Sin embargo, hay una común en todos los casos: la necesidad de ahorrar para poder disponer del dinero suficiente para lograr las metas. En este contexto, tomamos conciencia de lo complicado que es ahorrar y nos surgen preguntas tan fáciles de formular como “¿cuál es la mejor manera de ahorrar?” o “¿cuánto ahorro cada mes?”, pero para las que no sabemos la respuesta.

Por eso, para gestionar nuestro ahorro y hacerlo crecer, es necesario un buen asesoramiento financiero personalizado que nos ayude a decidir qué estrategia de inversión es la más adecuada y qué productos financieros se adaptan a nuestro perfil de inversor.

La figura del asesor financiero nada tiene que ver con la que muchos tienen concebida. Se trata de un profesional que no vende productos, sino que asesora y da respuesta a las necesidades de los ahorradores.

Además, su ayuda es clave para tomar las decisiones adecuadas sin dejarse llevar por las emociones, un arma de doble filo cuando se trata de asuntos de dinero. Estas reacciones nos impiden pensar con claridad y pueden provocar que tomemos decisiones perjudiciales, algo que no ocurrirá si tenés a tu lado un 'coach' financiero con experiencia y formación.

El asesor financiero: una profesión de futuro

El sector financiero está atravesando una situación de transformación con fusiones bancarias o procesos de reestructuración, entre otros. La digitalización está ocasionando la mayor parte de estos cambios con la progresiva automatización de muchos puestos de trabajo. Así, tanto el empleado de banca como el gestor comercial comienzan a ser figuras innecesarias que tienden a desaparecer.

Por lo tanto, los profesionales que correrán mayor suerte en el futuro serán aquellos que sepan evolucionar a asesor financiero, un profesional con vocación de emprendedor y de servicio al cliente.

Hay entidades que ya aplican este modelo de negocio de asesoramiento personalizado. Algunas, no obstante, lo hacen desde siempre.
 

*Nota publicada en Forbes España

loading next article