Forbes Argentina
paraguas, dólares, pesos, argentina, economía, pymes, cobertura, protección, dev
Money
Share

Los inversores deben saber que los bonos dollar linked no son la solución “perfecta” a un escenario de unificación cambiaria, ya que presentan algunas desventajas.

11 Julio de 2024 07.02

Poco a poco, el país está saliendo de un entorno económico y político de alta incertidumbre, pero las dudas sobre qué sucederá con el tipo de cambio permanecen entre los inversores.

Ante este escenario, el mercado está apostando cada vez más por los bonos ligados al dólar oficial (dollar linked). De hecho, en las últimas semanas, grandes corporaciones locales salieron a emitir este tipo de deuda y gozaron de un enorme excedente de capital.

Por ejemplo, Capex anunció una emisión dollar linked de US$ 56 millones y recibió ofertas por US$ 86 millones; Pan American Energy optó por lanzar US$ 75 millones y consiguió cerca de US$ 1.589 millones; John Deere escogió deuda por US$ 30 millones tras recibir ofertas por US$ 700 millones; y Genneia adjudicó US$ 60 millones, pero llegó a recibir alrededor de US$ 86 millones.

dólares
 

El razonamiento de aquellos que apuestan por estos instrumentos financieros es claro: como tarde o temprano habrá que quitar el cepo cambiario, entonces el dólar oficial debería subir hasta el mismo nivel que los dólares libres, cerrando la brecha actual de más del 50%.

Sin embargo, los inversores deben saber que los bonos dollar linked no son la solución “perfecta” a este escenario, ya que presentan algunas desventajas.

En primer lugar, aunque resulte obvia la aclaración, hay que entender que un bono ligado al tipo de cambio oficial sólo generaría el beneficio buscado si es que hay una unificación cambiaria y no existe más la brecha antes del vencimiento del título. De lo contrario, el inversor cobrará sus pesos, pero seguirá desprotegido.

Pesos
 

Además, los bonos dollar linked no ofrecen una cobertura frente al salto de los dólares libres. En lo que va del año, el dólar oficial aumentó apenas un 13,3% por estar gestionado bajo un esquema de “crawling peg” del 2% mensual. En cambio, los dólares MEP y CCL subieron alrededor de un 45%. Esta deuda no es como, por ejemplo, un Cedear, el cual sigue la evolución del dólar cable.

Por otra parte, por la enorme demanda que existe, muchos de estos bonos cotizan en el mercado secundario muy sobre la par, por lo que ofrecen un rendimiento negativo. En otras palabras, comprándolos a mal precio, el pago final sería inferior al del tipo de cambio oficial de la fecha.

En resumen, los bonos dollar linked pueden llegar a ser una gran alternativa de inversión para apostar por una eventual unificación cambiaria, siempre y cuando sean adquiridos a buen precio, con la visión correcta y entendiendo todos los riesgos asociados.

loading next article
10