Forbes Argentina
Inclusión financiera
Money
Share

Argentina escaló tres puestos en el ranking de países con mayor inclusión financiera.

17 Noviembre de 2020 20.00

La crisis sanitaria que produjo la pandemia decantó en una revolución financiera en términos de inclusión. Algunos días atrás, Forbes Argentina daba a conocer un informe elaborado por el Banco Central (BCRA) en el cual destacaba que en el segundo trimestre del año, en el auge de la pandemia, se abrieron 4,8 millones de cuentas bancarias en pesos.

En números concretos, se cristalizó un crecimiento del 10% respecto del total de cajas de ahorro que hay en el país. Se pasó de unas 47,5 millones a 52,3 millones en sólo tres meses. Estas cifras le permitieron al país trepar al cuarto lugar dentro del ránking elaborado por la revista The Economist sobre los países emergentes con mayor inclusión financiera. 

La Argentina trepó tres puestos desde el séptimo lugar conseguido en 2019 en base a una serie de factores que analiza la revista británica. "El gobierno proporcionó transferencias de fondos de emergencia y apoyo salarial a las empresas para evitar que los trabajadores perdieran sus empleos. En total, se estimó que el paquete de respuesta financiera del gobierno representó el 5,6 % del PIB", señaló The Economist en su informe.

La publicación también destacó que "las instituciones financieras abrieron una diversidad de canales digitales para sus clientes, que van desde las aplicaciones bancarias más tradicionales hasta procesos de apertura de cuentas de cinco minutos a través de teléfonos celulares e incluso canales de atención al cliente habilitados por WhatsApp".

Argentina también encabeza la lista de puntaje global en el ítem "Gobierno y Apoyo de Políticas", lidera la región en cuanto a "Infraestructura" y tiene una mejor posición relativa que el conjunto de países latinoamericanos en cuanto a "Estabilidad e Integridad", "Productos y Puntos de Venta" y "Protección del Consumidor".

Paralelamente, el trabajo remarcó que el Gobierno proporcionó transferencias de fondos de emergencia y apoyo salarial a las empresas para evitar que los trabajadores perdieran sus empleos. Sobre esto, The Economist ponderó que se haya incluido a cooperativas como CrediCoop y que "las instituciones financieras abrieron una diversidad de canales digitales para sus clientes, que van desde las aplicaciones bancarias más tradicionales hasta procesos de apertura de cuentas de cinco minutos a través de teléfonos celulares e incluso canales de atención al cliente habilitados por WhatsApp".