Forbes Argentina
Money

Alquileres en alza: la jubilación mínima no alcanza para acceder a un monoambiente en CABA

Share

Con los aumentos de los últimos meses, la renta promedio es más de 20% más alta que lo que cobra un jubilado.

12 Noviembre de 2020 12.03

De acuerdo con el último relevamiento elaborado por el Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz (CESO), los alquileres aumentaron entre el 17,2% y el 37,2% en los últimos seis meses del año en la Ciudad de Buenos Aires.

Los números hablan por sí solos. La renta mensual de un monoambiente en la Ciudad de Buenos Aires es un 20,46% superior a la jubilación mínima. Andrés Asiaín, el economista que dirige el CESO, explicó que "si bien alquilar puede implicar problemas a la hora de obtener garantías, pagar las comisiones o las expensas, el costo del alquiler, es la primera -y en muchos casos la mayor- barrera de ingreso".

Por otro lado, indicó que “en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires los altos precios impiden a gran parte de la población alquilar siquiera un monoambiente medio, empujando a estos ciudadanos a zonas con infraestructura y servicios de menor calidad”. Y precisó: "La jubilación mínima de $ 18.129 no alcanza para pagar alquiler de un monoambiente medio, mucho menos para cubrir expensas, servicios y otros gastos”.

Los aumentos mensuales promedio a lo largo del año fueron de 3,8% en los monoambientes, 3,6% en los departamentos de un dormitorio y 4,3% para los de 3 ambientes. Además, el CESO advirtió que “si bien las variaciones son dispares, en su mayoría durante el segundo semestre del año los precios están variando en porcentajes promedio más altos que durante el primero”.

En cuanto al relevamiento en los primeros días de noviembre, la entidad señaló que alquilar un monoambiente en CABA cuesta $ 21.838 en promedio, con un aumento semestral de 17,2%. El promedio de las ofertas de dos ambientes aumentó de $ 21.821 a $ 26.011 en 6 meses, un 19,2%, en tanto las unidades de tres ambientes se encontraban en mayo con un alquiler promedio de $ 30.480 y en la actualidad están en $ 41.818, lo que equivale a un aumento acumulado de 37,2%.

Asimismo, CESO puntualizó las complicaciones que tienen los inquilinos que, por diferentes motivos, tienen que mudarse de un departamento con más habitaciones.

Al respecto, indicó que “un inquilino que vive en un monoambiente y desea mudarse a un departamento de un dormitorio debe gastar en alquiler en promedio $ 4.173 más” y luego, “para mudarse a uno de dos dormitorios deberá pagar $ 15.816 adicionales”. “Este es el costo que soportan las familias cuando crecen en cantidad de integrantes y deben mudarse para evitar vivir en condiciones de hacinamiento”, concluyó.