Forbes Argentina
Lifestyle

Cómo es el champagne sostenible y súper exclusivo en el que invierte Leonardo DiCaprio

Katie Kelly Campana

Share

La estrella de Hollywood se enamoró de la visión de sostenibilidad de la marca Telmont y compró una participación en la compañía.

09 Marzo de 2022 14.12

Champagne Telmont , una casa de champán de un siglo de antigüedad, hace su debut en los Estados Unidos este mes con una celebridad bastante neutra en carbono: muestra a Leonardo DiCaprio como inversionista y partidario. DiCaprio estaba tan enamorado de la visión de sostenibilidad de Telmont que compró una participación en la marca. Ahora, junto con el poder de estrella de alto voltaje y el apoyo financiero de DiCaprio, Telmont tiene como objetivo ingresar al mercado estadounidense con un agresivo plan de sustentabilidad: crear champagnes orgánicos y sustentables con un enfoque en la preservación de la tierra y la biodiversidad.

Los objetivos de Telmont son ambiciosos, liderados en gran parte por Ludovic du Plessis, CEO de Telmont, y Bertrand Lhôpital, el maestro bodeguero de cuarta generación de la maison y jefe de viticultura.

Du Plessis conoce a DiCaprio desde hace más de 15 años: “Cuando compartí los planes de mi proyecto con Leo, le gustaron tanto que decidió unirse como inversor. Su apoyo es muy significativo y su participación es un acelerador. Hay mucho sentido común detrás de este proyecto”. Sí, y muchas de las causas ambientales que son cercanas y queridas para el corazón sustentable de DiCaprio.

Du Plessis descubrió a Telmont mientras buscaba crear o invertir en su propia marca de champán. “Probé vinos de más de 30 casas y cuando probé los vinos de Bertrand, supe que eran lo que estaba buscando”. Bertrand ya buscaba la sostenibilidad, llevando sus propios viñedos hacia la biodinámica, por lo que él y du Plessis eran socios naturales.

Hoy, du Plessis y el equipo de Telmont han desarrollado un plan que él llama "Au Nom de la Terre", en nombre de la Madre Naturaleza. Los elementos del plan incluyen la prohibición del uso del flete aéreo para enviar vinos a la agricultura 100% orgánica (que, dada su considerable producción de 400.000 botellas, no es una tarea fácil). Telmont tiene como objetivo convertir sus viñedos estatales a una agricultura 100 % orgánica para 2025 y ayudar a sus productores asociados con la conversión total de sus vides para 2031. Por contexto, actualmente menos del 4 % de los viñedos de Champagne tienen certificación orgánica: el clima húmedo y desafiante de la denominación hace que sea extraordinariamente difícil evitar el uso de todos los herbicidas, pesticidas y fertilizantes químicos. La viticultura orgánica en la región de Champagne es una batalla cuesta arriba constante.

En junio de 2021, Telmont prohibió las cajas de regalo (no hay un empaque elegante para este champán) y dejó de comprar botellas transparentes que, sorprendentemente, están hechas con 0% de vidrio reciclado. La clásica botella de champagne verde está hecha con un 85 % de vidrio reciclado. Dice du Plessis, “Mi rosa y Blanc de Blancs estarán en vidrio verde. Vintage 2021 en el futuro ya no será transparente”. ¿Y el embalaje? A los consumidores les encantan sus lujosas cajas de champán, pero Du Plessis insiste: “Creo firmemente que sobreviviremos sin envases. Otros seguirán, espero”.

Cada botella está numerada individualmente y muestra en la etiqueta frontal la composición detallada y los métodos de producción del vino que contiene. “Ponemos TODO en la etiqueta, azúcar, años, añadas, proceso, y todas las botellas están numeradas. Esto es muy nuevo en champagne. La receta la tenés en Telmont. Tenemos comentarios de sommeliers y clientes a los que les encanta”.

Se están logrando avances, pero es la última milla la que lleva más tiempo. En este momento, Telmont trabaja con 55 productores, 25 de los cuales cultivan orgánicamente. Y el envío exclusivo por barco es un movimiento arriesgado, especialmente en estos tiempos de cadena de suministro congestionada, pero du Plessis mantiene su mezcla inusual de optimismo ideológico pero realista: “Sí, perderemos algunas ventas; no recibiremos las cosas en dos días, por lo que tendremos que ser mejores en la gestión del inventario. Nunca enviaremos una botella por aire, nunca, incluso si el cliente está dispuesto a pagar una fortuna por ella”.

Rémy Cointreau, donde du Plessis trabajó durante muchos años, también estaba convencido de su visión y compró una participación mayoritaria en el champán Telmont en octubre de 2020, instalando a du Plessis como director ejecutivo. Con pesos pesados como DiCaprio y Rémy Cointreau en su rincón, du Plessis está seguro: “Este es un proyecto de por vida para mí. Tenemos un pie en la tradición y otro pie en la modernidad, y ambos pies en la viña”.

Publicada en Forbes USA

loading next article