Forbes Argentina
Liderazgo

"El sector necesita un nuevo cuadro tarifario"

Share

María Tettamanti, Directora General de Camuzzi Gas Pampeana, analiza el derrumbre de las cobranzas, el congelamiento de las tarifas y el impacto sobre la rentabilidad.

06 Octubre de 2020 14.59

Cuando se le pregunta por la pandemia, María Tettamanti, directora general de Camuzzi Gas Pampeana, destaca dos grandes desafíos. El primero: garantizar la salud de las personas que trabajan en la parte operativa de la distribuidora que tiene presencia en siete provincias (Buenos Aires, La Pampay la Patagonia). “El mantenimiento y el servicio de emergencia no podían parar. Son los pilares para garantizar la confiabilidad y la seguridad del servicio. Hay que ir a atender escapes y hay que hacer mantenimiento de redes”, enfatiza. Y el segundo, pero no menos importante, fue el tema de las cobranzas.

“Se nos derrumbó”, destaca la ejecutiva.Así, por el cierre de bancos y bocas de cobranza en los primeros días de cuarentena, Camuzzi tuvo que replantearse la estrategia: más del 50% de las cobranzas van por el canal presencial. “La caja fue un tema clave. Como cualquier empresa, si no tenemos recursos, no podemos funcionar”.

¿Qué expectativas tenían para este año y cómo cambió el plan de negocios?

Nosotros veníamos de un año complejo y este seguía en esa línea, por el tema del congelamiento de las tarifas. Así lo reflejamos en los objetivos corporativos: había que cuidar la caja al máximo.Pero nunca imaginamos que el 20 marzo íbamos a estar cobrando el 40% de lo que teníamos que cobrar. La cobranza se nos derrumbó en el mes en que las distribuidoras tienen el menor ingreso. Por estacionalidad, en marzo cobramos lo que se consumió en enero y febrero. Entonces cobrar el 40% de ingresos que de por sí son bajos en una industria como la nuestra, donde tenemos costos constantes, fue un desafío.

No cambió la naturaleza del negocio, pero tuvieron un fuerte impacto financiero. ¿Cómo lo resolvieron?

Hablando con las autoridades, que lo entendieron muy bien. Después, empezaron a funcionar los bancos y permitieron que funcionaran las bocas de cobranza de terceros. Y con un trabajo muy intenso, con campañas para lograr que nuestros clientes se digitalicen, que usen los medios que están a disposición de todo el mundo de los canales virtuales. Hoy ya estamos en el 90% de lo que proyectamos de ingresos, donde ya descontamos unos 3 o 4 puntos de morosidad.

En cuanto a la relación con el Gobierno y las tarifas, ¿cómo ves el nuevo congelamiento? ¿Qué esperás para el día después?

Fue otra de las cosas que no esperábamos. Sabíamos que a principios de diciembre se congelaron las tarifas, en principio, por 180 días. Estábamos esperando que en junio efectivamente haya un aumento. La última vez que se aumentaron las tarifas fue en abril de 2019, que en una economía con alta inflación y costos crecientes es insostenible.Ahora se extendió el congelamiento hasta fin de año. Así que estamos en un diálogo bastante constante con las autoridades para ver cómo se va a resolver el problema de los ingresos, los recursos que necesita todo el sector de distribuidoras para seguir operando y dando servicio

“La caja fue un tema clave. Como cualquier empresa, si no tenemos recursos, no podemos funcionar”

¿Cuándo piensan recuperar el terreno?

Hay congelamiento hasta fin de año. Pero esperamos y estamos en conversaciones para que a partir de enero tengamos algún tipo de ayuda en nuestros ingresos. Un incremento tarifario gradual o alguna asistencia financiera, porque realmente Camuzzi y todas las distribuidoras del sector lo están necesitando. Yo estos días pensé mucho en el cuento de los tres chanchitos. Creo que es importante estar preparados de la mejor forma posible para cuando viene el lobo, o el COVID-19. Hay que construir empresas, países y familias lo más sólidas posible. Hoy es el COVID, mañana no sabemos. Espero que lo de las tarifas no sea un tsunami, sino que podamos surfear la ola y avanzar a un nuevo cuadro tarifario.

Además de aprender mucho de epidemiología, ¿qué aprendiste en tu rol de líder?

Creo que algo que aparece con esta crisis, que no es solamente económica, que es a lo que nos tiene acostumbrados la Argentina, es la incertidumbre. Algo inédito, incertidumbre y riesgos.Entonces está la importancia de acompañar a nuestros colaboradores y fortalecer todo lo que es la comunicación, los objetivos, el propósito de la compañía. Es algo inédito y desconocido, es dinámico, y vamos trabajando y adaptándonos sobre la marcha. Pero además, cuando uno enfrenta una situación tan adversa, tiene que ser y estar fuerte, ser resiliente. Entonces lo primero que pensé es cómo hago yo, líder de Camuzzi, para estar fuerte. Lo fundamental es estar bien física y mentalmente para poder tener la motivación para trabajar.

Porque sos CEO, pero también humana. Hay un impacto emocional...

Sí, nosotros en Camuzzi usamos Workplace para estar comunicados como organización y se fortaleció mucho en estos tiempos. Yo grabé un video para que todos entiendan que estamos en la misma, con las mismas incertidumbres, pero con las ganas de liderar el equipo y salir adelante. Uno para motivar tiene que estar motivado. Es como en el avión: primero uno se pone la máscara y después ayuda a los demás. Yo rescato al equipo: si estamos con congelamiento tarifario, con COVID, distribuyendo gas como lo estamos haciendo, con el nivel de confiabilidad, seguridad y con la agilidad y flexibilidad con que nos estamos adaptando, es gracias al equipo.