Forbes Argentina
-
Innovacion

La gran apuesta de Pyka: aviones de pasajeros en las plantaciones de banano en América Latina

Forbes US

Share

El CEO de la compañía, Michael Norcia, cree que la agricultura es una de las vías más prácticas y lucrativas pensando en la aviación eléctrica.

20 Octubre de 2020 12.01

Pyka, con sede en Oakland, comparte un objetivo común a muchas empresas nuevas de aviación de alta tecnología en California: construir un avión de pasajeros eléctrico y autónomo. Sin embargo, sus primeros pasos para llegar allí han alejado a la empresa del 'paquete', primero a Nueva Zelanda y ahora a las plantaciones de banano en Costa Rica y Ecuador, donde se está preparando para colocar un avión robótico de fumigación de cultivos llamado Pelican, que el CEO Michael Norcia dice que probará la tecnología que él cree que marcará el camino hacia una era de aviones de pasajeros ecológicos y de bajo costo.

El avión de vientre “gordo” y de 500 libras puede transportar más de su peso en pesticidas líquidos o fertilizantes, y está diseñado para despegar y aterrizar en un espacio ridículamente corto: 150 pies, la mitad de la longitud de un campo de fútbol. 

Algún día, esa capacidad de despegue y aterrizaje cortos puede permitir que el servicio de pasajeros sea introducido con calzador en ciudades y suburbios de una manera diferente a la que imaginan muchas otras nuevas empresas de aviación eléctrica. Por ahora, Norcia, de 28 años, apuesta a que la agricultura es una vía más práctica y lucrativa a seguir. 

Pelícano Pyka
El dron de fumigación de cultivos Pelican de Pyka puede transportar más de su peso en productos químicos y está diseñado para despegar y aterrizar a 150 pies, la mitad de la longitud de un campo de fútbol.CORTESÍA DE PYKA
 

Pyka dice que el Pelican tendrá el 50% de los costos operativos de los aviones de fumigación de cultivos tripulados y alejará a los pilotos del peligro en un negocio donde rozar los campos a 140 millas por hora con demasiada frecuencia conduce a accidentes y muerte.. Y las plantaciones de banano, que son los usuarios más frecuentes de fumigación aérea en el mundo, pueden ser el entorno perfecto para que despegue.

Decenas de empresas están tratando de construir “taxis aéreos” eléctricos autónomos y de apariencia futurista que puedan despegar y aterrizar verticalmente en los techos de la ciudad y transportar de una a media docena de pasajeros. Norcia cree que todavía es demasiado pronto para eso:las limitaciones de las baterías actuales y otras tecnologías dejan a los eVTOL con muy poco alcance dado la cantidad de energía que consume impulsar un avión hacia arriba y hacia abajo, dice.

La estrategia de Pyka es tomar las eficiencias bien conocidas de los aviones de alas fijas y unirlas con los avances en motores eléctricos de alta potencia para producir un avión que pueda operar en pistas radicalmente más cortas. 

Al mismo tiempo, Norcia, quien creció en el Área de la Bahía construyendo aviones pequeño, cree que es demasiado pronto para tratar de convencer a los reguladores de que es seguro permitir que aviones robot eléctricos lleven a las personas. "Todavía hay mucha innovación que debe ocurrir en el lado de la propulsión eléctrica y en la autonomía", afirma. "Intentar unir toda esa innovación con la industria más regulada del mundo termina siendo una relación desafiante", agrega.

A Norcia y sus cofundadores - COO Chuma Ogunwole, un reciente MBA de Harvard; e ingenieros de software Nathan White y Kyle Moore: un rociador de cultivos les parecía un caso de seguridad más fácil.

Los aviones de fumigación de cultivos abrazan el suelo en el espacio aéreo rural que nadie más está usando, lo que significa que Pyka no tiene que resolver los espinosos problemas que tienen los servicios de entrega de paquetes con drones y los aspirantes a taxis aéreos urbanos autónomos sobre cómo garantizar que sus aviones no se estrellen entre sí, o los aviones y helicópteros que ya llenan los cielos suburbanos y urbanos.

Otra razón por la que Norcia dice que se “enamoraron” de la fumigación de cultivos: el potencial de ganancias. “La economía de la unidad es fantástica, más sólida que cualquier otro caso de uso que analizamos”, sostiene Norcia, incluido el servicio de pasajeros o la entrega de carga, en el que varias otras startups se enfocan como un objetivo más práctico a corto plazo.

Pyka, que ha recaudado US$ 11 millones de patrocinadores, incluidos Prime Mover Labs e Y Combinator, se negó a discutir los números detrás de su análisis, pero Norcia dice que, de todos los cultivos, los plátanos ofrecen a la compañía el entorno más fértil.

Una sola variedad, la Cavendish, representa el 99% de las exportaciones mundiales de banano; cultivadas en América Latina en vastas plantaciones que son susceptibles de ser arrasadas por hongos, las plantas de 15 pies de altura se rocían por vía aérea semanalmente. Eso mantendrá a Pelican ocupado en los mismos campos, lo cual es clave para que sea competitivo ahora.

Autor: Jeremy Bogaisky.

Leé la nota completa en inglés acá.