Forbes Argentina
Estudiantes de Microverse, la escuela de programación fundada por un argentino
Innovacion

Cómo es la plataforma para estudiar programación sin pagar y asegurar un sueldo promedio de US$ 1.750

Agustín Jamele

Share

Microverse es una escuela de programación fundada en 2017 por un argentino. Sus estudiantes pasan 10 meses aprendiendo de forma gratuita y los graduados obtienen, en promedio, salarios de US$ 1.750.

08 Marzo de 2022 16.23

Los puestos laborales que requieren conocimientos en programación son cada vez más atractivos. Al tener remuneraciones salariales altas y al haber cientos de vacantes disponibles por la falta de profesionales con experiencia, estas búsquedas de trabajo suelen llamar la atención de quienes intentan conseguir empleo. 

Al mismo tiempo, la oferta para formarse en programación es cada vez más amplia y variada. Instituciones de todo tipo ofrecen desde cursos cortos hasta carreras de varios años para adquirir los conocimientos necesarios para desempeñarse en esta área. Dentro de todo ese abanico de posibilidades, en Argentina ya funciona una escuela cuyos estudiantes logran un promedio salarial de casi US$ 2.000 por mes al completar el programa. 

Un estudiante graduado de Microverse gana en promedio US$ 1750

Microverse es una escuela internacional de programación fundada por el mendocino Ariel Camus cuyo sistema de aprendizaje es diferente a los demás. Quienes ingresan deben dedicarse exclusivamente a las clases ya que las mismas son de lunes a viernes y en promedio duran ocho horas. 

“En total son 10 meses y a quienes ingresan les pedimos que puedan dedicarse de forma exclusiva. Es una apuesta porque durante ese tiempo hay que encontrar la forma de sostenerse económicamente pero luego se ven los resultados porque los estudiantes obtienen empleos con remuneraciones altas”, explicó Nicolás Kneler, manager regional para América Latina de Microverse, en una charla a la que Forbes Argentina asistió. 

Forma programadores en cuatro meses y los inserta en el mercado laboral: la historia de Plataforma 5

Una de las características del programa es que durante todo ese tiempo no se paga por la educación recibida. No importa de dónde sea la persona, el costo de ingreso es cero y se mantiene así durante todo el proceso. Eso no quiere decir que sea gratuito ya que tiene un valor total de 15 mil dólares pero el mismo se abona una vez conseguido empleo. “Se paga 15% de un sueldo superior a los mil dólares y en promedio los alumnos tardan entre 3 y 4 años en hacerlo”, comentó Kneler. 

En esa línea, el mánager regional también indicó que si un alumno abandona a mitad del proceso no se le cobra absolutamente nada. “Solo se paga cuando se obtiene un empleo con remuneración superior a los mil dólares. Tampoco presionamos para que acepten esos puestos. Si un alumno prefiere comenzar con un trabajo con menor remuneración puede hacerlo y si deja de trabajar en tecnología se suspenden los pagos”, agregó. 

Cómo se ingresa a Microverse 

Para ingresar a Microverse se requieren tres cosas: conocimiento básico de inglés para sostener una conversación, conectividad y conocimiento en programación. “Si vemos que la persona en cuestión no llega a los conocimientos de programación necesarios, lo contactamos para que ingresen a otro sector de la plataforma donde pueden aprender y una vez que adquieren esos conocimiento, sí empiezan con el programa”, señaló Kneler. 

Una vez dentro, todos los lunes los alumnos reciben un proyecto que deben completar con otros estudiantes de todas partes del mundo. Durante la semana deben completar las tareas y el día viernes obtienen una devolución por parte de uno de los integrantes del equipo de Microverse.

“En realidad, no hay clases ni profesores. Se aprende a través del desarrollo de proyectos entre pares, simulando dinámicas de trabajo remotos del mundo real. Cada semana es un proyecto nuevo con un nuevo equipo de 3 o 4 personas de distintos países. El programa está enfocado en construir experiencias de capacitación colaborativas para desarrollar las habilidades necesarias para acceder a esos trabajos”, comentan desde la compañía. Y agregan al respecto: “En 7 meses un estudiante forma parte de 30 equipos con más de 100 personas de distintos países, atraviesa todo tipo de desafíos tanto técnicos como interpersonales, y se forma en las últimas tecnologías y prácticas profesionales de la industria”. 

Microverse reúne estudiantes de todo el mundo 

Al finalizar ese período, los alumnos tienen otros tres meses relacionados a la búsqueda laboral. Para eso, cuentan con coaches que los ayudan a presentar sus trabajos y los aconsejan sobre las posiciones disponibles. Según sus estadísticas, el 60% de los estudiantes aseguran un trabajo antes de completar el primer mes de búsqueda laboral y el 85% lo logra en menos de 3 meses.

Datos sobre Microverse

La startup comenzó en 2017 con 10 estudiantes y un equipo remoto de 12 personas de Asia, África, Europa y América. Hoy tiene más de 1.000 estudiantes en más de 130 países y persigue el objetivo de entrenar y conectar con trabajos remotos a más de 1 millón de programadores para el 2030.

En su fundación, Microverse logró financiación por 15 millones de dólares de fondos que también trabajaron con empresas como Rappi, Coinbase y Spotify. Actualmente, tienen 45 estudiantes argentinos y en promedio, un graduado del programa cobra 1750 dólares. “Conozco muchas historias de personas que esto les cambió la vida. Muchos que vendieron un auto o volvieron a vivir con sus padres para poder hacer el programa y hoy cobran sueldos muy por arriba del promedio”, concluyó Kneler. 

loading next article