Forbes Argentina
Trabajo en equipo, diversidad, inclusión (Pixabay)
Columnistas

Hacia una cultura laboral más diversa e inclusiva

Mariana Lloveras Jefa de Capital Humano, Cultura y Comunicación Interna de Camuzzi

Share

07 Diciembre de 2021 08.22

En Camuzzi hemos emprendido un camino hacia una cultura de trabajo cada vez más inclusiva. En lo que respecta al género, comprendemos que esta categoría no define por sí misma atributos o capacidades, sino que se trata de construcciones culturales que deben ser desafiadas para lograr mayor igualdad en el ámbito laboral. De todas maneras, sabemos que llevar estas convicciones a la práctica resulta muchas veces desafiante, ya que nos encontramos con obstáculos a veces explícitos y otras veces más sutiles y complejos de desarmar. 

En esta línea, por un lado, incorporamos beneficios como la extensión de licencias de paternidad y licencias por adopción o para madres no gestantes, la reducción de la jornada laboral luego de la licencia por maternidad, entre otras medidas que apuntan a lograr un mayor equilibrio entre trabajo y vida personal. 

Asimismo, implementamos distintas prácticas de desarrollo profesional que estimulan la objetividad a la hora de reconocer el desempeño, esfuerzo y mérito desestimando sesgos y prejuicios: desde alentar a las mujeres de Camuzzi a asumir roles de liderazgo, hasta procesos como evaluación de desempeño, calibración y el programa de job posting que buscan brindar la misma oportunidad para cualquiera que quiera postularse. Y, por el otro lado, desarrollamos instancias de sensibilización ?tanto mediante talleres como comunicaciones internas y activaciones- para abordar como equipo diversos temas vinculados a la inclusión

Durante 2021 dimos un paso más en este camino: llevamos adelante espacios de diálogo y escucha activa con las colaboradoras mujeres para que pudieran compartir preocupaciones, problemáticas y desafíos a trabajar en lo que respecta a la equidad de género en el ámbito laboral. Si bien tenemos la firme convicción de que este es un asunto que concierne a todas las personas y que requiere de esfuerzos compartidos, buscamos generar un espacio propio de confianza para que las mujeres de la compañía puedan poner en común miradas y experiencias. 

Asimismo, lanzamos una encuesta anónima y confidencial para que todas compartan sus puntos de vista, vivencias y opiniones respecto al acceso, crecimiento y desarrollo profesional de las colaboradoras en Camuzzi; la integración vida personal-vida laboral; así como cuestiones vinculadas a clima laboral. Esta experiencia nos permitió contar con un mejor diagnóstico de la situación, identificar retos a afrontar y detectar nuevas líneas posibles de trabajo. 

Así, a partir de la información recabada, nos encontramos planificando los próximos pasos a seguir de modo de dar respuesta a los principales desafíos encontrados respecto a perspectiva de género. Apuntamos de esta manera a incluir la mirada de diversidad e inclusión de forma transversal y estratégica a la compañía, manifestando nuestro compromiso mediante políticas activas, liderazgos inclusivos y prácticas concretas. 

Asimismo, seguiremos trabajando en generar instancias de concientización para problematizar estas cuestiones colectivamente, desarmar prejuicios y visibilizar sesgos inconscientes. 

En el camino que venimos transitando a lograr un ámbito de trabajo más igualitario, durante este año también hemos abordado otras problemáticas existentes de las distintas diversidades, como la perspectiva intergeneracional. Así, llevamos adelante talleres de trabajo con los líderes para aprender y desaprender distintos conceptos que acompañan la gestión de equipos de trabajo con miembros de diversas edades que atraviesan distintas experiencias, valores y necesidades, producto de las diferentes etapas de su vida profesional y personal. 

En esta línea, diseñamos el programa “El partido sigue”, que tiene por objetivo acompañar emocionalmente a los colaboradores y colaboradoras que vislumbran la posibilidad en el corto o mediano plazo (entre 1 y 5 años) de un retiro laboral por jubilación. Además, se apunta a apoyar a los líderes en el desarrollo de sus tareas diarias junto a personas próximas a jubilarse y colaborar con la construcción de pilares de gestión que favorezcan la distribución de tareas, capitalizando el conocimiento de las personas próximas a jubilarse. 

Pensamos en esta propuesta al vislumbrar que existen diversos efectos que se manifiestan previamente a la jubilación, tanto para los protagonistas de este proceso como también para el equipo de trabajo que integran y la organización en general. Se manifiestan una amplia gama de sentimientos, emociones y sensaciones que van desde los negativos como ansiedad, angustia, incertidumbre y miedo, hasta los positivos como la tranquilidad, optimismo, seguridad y organización. 

 (Pixabay)

El involucramiento por parte de todos los miembros a los que afecta un retiro (la persona, su familia, los equipos de trabajo y la empresa) permite darles lugar a estos sentimientos en el marco de un clima laboral de acompañamiento y colaboración. Así, durante tres meses y mediante distintos encuentros, los participantes -guiados por profesionales de la psicología- son invitados a reflexionar, coconstruir y compartir sus últimos años de permanencia en el mundo laboral detectando sus talentos y aportes, y también pensando en el diseño de la posterior nueva etapa de vida jubilatoria. Al mismo tiempo se entrena a los líderes a que capitalicen esa etapa profesional de sus colaboradores a través de la empatía y el respeto. 

A partir de estas iniciativas y en el marco de nuestra estrategia de Recursos Humanos nos proponemos un entorno de trabajo donde las diferencias nos unan y donde las diversidades sean entendidas como un beneficio organizacional.

*La columna fue escrita por Mariana Lloveras, Jefe de Capital Humano, Cultura y Comunicación Interna de Camuzzi. 

loading next article