Forbes Argentina
-
Today

Trump transfirió US$ 2,3 millones más en donaciones de campaña a sus empresas privadas

Forbes US

Share

El presidente más rico de la historia del país todavía no puso un dólar de su bolsillo para su campaña electoral.

25 Agosto de 2020 11.42

Donald Trump siguió transfiriendo dinero de sus contribuyentes de campaña a sus empresas el mes pasado, y su equipo de campaña sigue pagándoles alquileres, catering, hospedajes y otros servicios a sus empresas privadas, según una revisión de los últimos documentos presentados antes la Comisión de Elecciones Federales de EE.UU. (FEC, por sus siglas en inglés). El presidente más rico de la historia del país, que todavía no puso un dólar de su bolsillo para su campaña electoral, pasó US$ 2,3 millones en aportes de otros a sus empresas privadas.

Los gastos más recientes suenan conocidos. El mes pasado, Trump cobró US$ 38.000 en alquileres por medio de Trump Tower Commercial LLC, la entidad propietaria de su rascacielos en la Quinta Avenida. El equipo de campaña le pagó US$ 1,5 millones a esa empresa desde la asunción de Trump, la suma más alta por una propiedad del imperio del presidente, según un análisis de documentos presentados ante el Gobierno federal. El Comité Nacional del Partido Republicano también coordinó con el equipo de campaña para pagarle US$ 225.000 más a Trump Tower Commercial LLC.

Trump cobró US$ 8.000 más en julio por medio de la Trump Corporation, la empresa de administración de la que es dueño. No se sabe exactamente a qué se destinaron esos pagos. Los documentos presentados por el equipo de campaña hablan de “asesoría legal y en TI”, pero por qué la empresa de administración de Trump brinda esos servicios sigue siendo un misterio. La Trump Corporation ya le cobró US$ 281.000 al equipo desde que Trump llegó a la Casa Blanca.

Otra que recibió plata fue Trump Restaurants LLC, otra empresa de la que Trump es propietario directo. Estos pagos estarían vinculados con un puesto en el sótano de la Trump Tower que vende merchandising de campaña. Cuesta imaginar que al puesto le haya ido muy bien con la crisis del coronavirus, pero el equipo de campaña siguió pagando su alquiler de US$ 3.000 por mes. Trump Restaurants LLC recibió US$ 117.000 desde que su dueño llegó a la presidencia.

Finalmente, Trump Hotel Collection, empresa de la que Trump también es propietario exclusivo, cobró US$ 1.000 más en julio. El equipo de campaña les pagó US$ 226.000 a las propiedades hoteleras de Trump desde que asumió la presidencia.

No todas las empresas de Trump ganaron plata el mes pasado. Forbes no detectó pagos a Mar-a-Lago, los clubes de golf del presidente o Trump Plaza LLC, una entidad que controla propiedades en la Tercera Avenida de Manhattan y que solía cobrarle alquileres al equipo de campaña.

Viejas maniobras

Trump ya lleva años haciendo estas tramoyas. Forbes reveló las transferencias de fondos de su equipo de campaña a sus empresas en 2018. Desde entonces, la suma transferida creció más del doble.

La Trump Organization no respondió a un pedido de comentarios. Un representante del equipo de campaña de Trump ignoró una serie de preguntas sobre los pagos y publicó una declaración genérica. “El equipo de campaña respeta todas las leyes de financiación de campañas y las normas de la FEC”, reza el comunicado. “El equipo paga el valor de mercado justo en acuerdos de alquiler negociados y otros acuerdos de servicio en conformidad con la ley. El equipo trabaja estrechamente con su asesor jurídico para garantizar un cumplimiento estricto en este aspecto”.

No solo el equipo de campaña, sino también el Comité Nacional del Partido Republicano y los comités de recaudación de fondos conjunta del presidente pagaron millones de dólares a las empresas de Trump. El mes pasado, Forbes informó que esas entidades habían puesto US$ 4,7 millones desde que asumió Trump. A la fecha, el presidente lleva recaudados más de US$ 6,9 de su equipo de campaña, su partido y sus comités de recaudación de fondos.

No es un vuelto, ni siquiera para un multimillonario.

Autor: Dan Alexander.

Lee la nota original en inglés aquí.

loading next article