Forbes Argentina
tokio-2020
Today

El Coronavirus pone en jaque a los Juegos Olímpicos de Tokio

Siladitya Ray

Share

Si bien los organizadores afirman que será un evento "seguro", la comunidad médica de Japón está pidiendo a gritos que se suspenda: "Los sistemas que responden al Covid -19 están sobrecargados, casi al límite", advierten.

19 Mayo de 2021 11.14

El presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, ofreció aumentar el número de profesionales médicos disponibles en Tokio para ayudar durante los Juegos Olímpicos, en medio de los crecientes pedidos de la comunidad médica de Japón para cancelar el evento, que está programado para comenzar en tan solo nueve semanas. Mientras tanto, el país continúa presenciando un aumento en los casos de Covid-19.

Hablando en Tokio el miércoles, Bach rechazó las llamadas para cancelar los Juegos Olímpicos e insistió en que el COI llevará a cabo juegos "seguros y protegidos". Además, prometió que la ayuda médica provendría de varios comités olímpicos nacionales, y estaría disponible en la villa olímpica y las instalaciones deportivas; sin embargo, los detalles al respecto fueron extremadamente escasos.

El presidente del COI dijo que creía que más del 80% de los residentes de la Villa Olímpica, que alberga a los atletas que compiten, serían vacunados antes de los Juegos. Por otro lado, señaló que ninguno de los “eventos de prueba” celebrados recientemente en Tokio resultaron ser “propagadores del virus”.

El discurso de Bach llega en un momento en que organizaciones de médicos en Japón advirtieron sobre un colapso del sistema médico del país, explicando que el evento tiene la posibilidad de aumentar la propagación de la infección.

Según los datos compartidos, menos del 40% de los trabajadores médicos en Japón se vacunaron contra el Coronavirus, y el problema es más grave en Tokio y otros centros urbanos importantes, donde la tasa de vacunación entre los profesionales de la salud es inferior al 30%.

“Por razones obvias, todavía no podemos darles a los atletas todos los detalles, pero el principio más importante es muy claro: la Villa Olímpica es un lugar seguro y los Juegos Olímpicos y Paralímpicos se organizarán de manera segura”, dijo Bach.

Los médicos encienden las alarmas

En una carta enviada al primer ministro Yoshihide Suga la semana pasada, la Asociación de Practicantes Médicos de Tokio advirtió: “Los sistemas médicos que responden al COVID-19 están sobrecargados, casi al límite. La realidad es que todo el sistema médico enfrenta una dificultad casi insuperable al hacer nuestro mejor esfuerzo para responder con medidas contra el coronavirus”. La carta agregó una "solicitud enérgica" para que las autoridades convenzan al COI de cancelar los juegos.

Los manifestantes sostienen una pancarta que dice: "Basta con detenerlo".

Datos destacados

2,2%: ese es el porcentaje de los 126 millones de habitantes de Japón que han sido completamente vacunados contra Covid-19 según el rastreador de vacunación global de Bloomberg. Reuters señaló anteriormente que este fue el lanzamiento más lento entre los países ricos.

Los organizadores de los juegos de Tokio en su momento adelantaron que necesitarán alrededor de 10.000 médicos durante los Juegos Olímpicos. También han pedido 500 enfermeras adicionales y 200 especialistas en medicina deportiva. Sin embargo, varios distritos cercanos a Tokio advirtieron que no darán prioridad al tratamiento de los atletas olímpicos y al menos 40 ciudades japonesas han abandonado los planes para recibir a los atletas visitantes en medio de preocupaciones sobre la insuficiencia de recursos. 

La decisión cada vez más impopular de seguir adelante con el evento también se ha enfrentado al rechazo de los ciudadanos japoneses, que a través de una petición en línea se unieron para suspender los juegos.

La petición, que se lanzó a principios de este mes, argumenta que es "muy posible" que los Juegos Olímpicos se conviertan en un evento "superpreader" que "cause peligro y miedo a los trabajadores de la salud, los ciudadanos y los participantes".

Nota publicada en Forbes US.

loading next article