Forbes Argentina
Today

COVID e inflación en alza, el Gobierno intenta cerrar acuerdos con distintos sectores para congelar precios

Share

Matías Kulfas ya anunció la semana pasada un acuerdo con AFARTE por el valor de los televisores, celulares y algunos electrodomésticos. El Gobierno no se quedará sólo con eso y hace intentos por aplicar las mismas medidas en rubros pilares como la construcción, industria y alimentos.

30 Abril de 2021 09.17

La semana pasada, Matías Kulfas anunció un acuerdo con la Asociación de Fábricas Argentinas Terminales de Electrónica (Afarte) para mantener hasta el 31 de octubre los precios de venta vigentes al 1 de abril en televisores, teléfonos celulares, microondas y acondicionadores de aire. Unos días después, el funcionario reveló que el Gobierno trabaja  "en un camino similar" con varios productores de insumos de la construcción y la industria.

También hace sintonía fina con las compañía alimenticias.  "Estamos en una negociación para generar una canasta protegida con precios establecidos en los próximos seis meses", ratificó el titular de la cartera productiva. El ministro apuntó fuerte hacia la "tensión de precios internos" que se está dando en el sector alimenticio particularmente.

Este nuevo programa sería más limitado que el de Precios Cuidados ya que, desde el Gobierno, entienden que debe tener un objetivo “más específico” para responder a las necesidades que hay en la actualidad. De ese modo, Precios Cuidados continuará como un componente estructural en las políticas utilizadas para marcar referencia en góndolas con la posibilidad de brindar mayor variedad y oferta, mientras que la nueva iniciativa planteada esta semana por la secretaria de Comercio Interior, Paula Español, será más "selectiva".

"Estamos muy cerca de lograr un acuerdo", agregó Kulfas, quien también tuvo tiempo para referirse al estado actual de la economía argentina, a la que definió como "muy golpeada" por todo lo que significa una macroeconomía desordenada, con problemas de déficit fiscal y el sector externo".

Al referirse a las medidas tomadas por la administración de Alberto Fernández para mitigar la crisis y la suba de contagios, puntualizó: "Estamos trabajando en líneas de créditos que vamos a anunciar junto al sector gastronómico para que puedan adquirir equipamiento y seguir trabajando al aire libre cuando bajen las temperaturas".

Kulfas afirmó que la iniciativa estará destinada a "equipamientos de calor", que algunos establecimientos los tienen pero muchos otros todavía no. "Estamos viviendo un momento muy crítico por la pandemia, con una gran cantidad de contagios", alertó, y subrayó que por ello su gestión acompañará con "financiamiento y otras medidas en esa dirección".

Por último, consideró que la pandemia "aumentó la demanda en equipamiento del hogar y computadoras", lo cual generó que a nivel mundial haya aumentos de estos insumos y esto se trasladó a los precios frente a "una economía bimonetaria como la de la Argentina". "Eso tiene impacto directo", aseguró y remarcó la puesta en marcha de la asistencia estatal mediante el Repro II, utilizado para hacer frente al pago de salarios.

Inflación a galope

Según el último informe del INDEC, el Índice de Precios al Consumidor aumentó 4,8% en marzo, por encima del 3,6% febrero, en particular por la incidencia de los incrementos de los precios regulados y el movimiento que registraron los denominados estacionales. Con esta suba, la inflación minorista del primer trimestre ascendió al 13%, y en los últimos doce meses aumentó 42,6%, informó el organismo.

El mayor aumento durante marzo respondió principalmente a la incidencia de los precios Regulados, que se incrementaron 4,5% mensual, luego de la suba de 2,2% en febrero, debido al aumento de Educación, además de subas en combustibles, tabaco, prepagas, y algunos servicios y transporte. También respondió a una mayor contribución de los Estacionales, que aumentaron 7,2% mensual por Indumentaria. 

Asimismo, la inflación Núcleo aumentó 4,5% mensual, informó el organismo. El Ministerio de Economía había realizado una proyección para todo el año del 29%, cifra que prácticamente ya quedó descartada. 

Para el año en curso, “el aumento de la inflación observado en el 1° trimestre del 2021 hace presagiar que el salario real seguirá cayendo”. En ese sentido, Instituto para el Desarrollo Social Argentino (IDESA) señaló que el 4,8% de inflación de marzo “hace que en el 1° trimestre del 2021 el aumento de los precios sea del 4,2% promedio mensual” y “si no se logra revertir esta tendencia, la inflación anual en el 2021 llegará al 60%, el doble de la meta planteada por el gobierno”.

loading next article