Forbes Argentina
martin-guzman-1
Today
Share

A través de un decreto, pasaría de los $150.000 actuales a los $175.000, y sería retroactivo a septiembre.

21 Septiembre de 2021 09.47

El Gobierno elevará el piso de Ganancias en torno a los $ 175.000 a través de un decreto, que sería retroactivo a septiembre. El objetivo será absorber los incrementos que surgidos de las actualizaciones de las paritarias y tratar de mantener el poder adquisitivo, en un año electoral.

La modificación comenzaría a regir en septiembre, pero como muchas empresas ya están liquidando los sueldos, el beneficio impactaría recién en los recibos de octubre. Según confiaron fuentes oficiales, el nuevo piso de la deducción especial se actualizaría por un decreto que podría darse a conocer este martes.

El ministerio de Economía esta trabajando en los detalles finales de la norma, que llevaría las firmas del titular de esa cartera, Martín Guzmán; el presidente Alberto Fernández y el flamante jefe de Gabinete, Juan Manzur. La elevación del mínimo evitará que los sueldos sean alcanzados por el impuesto, ante las nuevas negociaciones de paritarias para actualizar las remuneraciones que acercaría los salarios al mínimo imponible actual.

Alberto Fernández y Guzmán.

La modificación mantendrá el universo de 1,2 millones de personas alcanzadas por el piso de ganancias.

Según especialistas tributarios, la medida que establece el nuevo piso a partir del cual se empieza a pagar el impuesto requiere para las empresas que deben actuar como agentes de retención, un tiempo de 10 días hábiles para adecuar los recibos de sueldo, por lo que el beneficio recién impactará en octubre.

A partir de la vigencia del monto, que se eleva de $ 150.000 a alrededor de $ 175.000, operará la devolución del impuesto pagado en exceso, dado que esos montos tienen efecto retroactivo al primero de enero de este año, según los expertos.

Otras medidas

Por otro lado, el Ministerio de Economía mantiene su intención de segmentar subsidios energéticos según el poder adquisitivo de los hogares y aumentar tarifas de electricidad y gas, pero esa idea encuentra resistencias en el kirchnerismo.

La cuestión, clave para reducir el déficit fiscal, comenzará a ser debatida sobre la base del proyecto de Presupuesto 2022 enviado al Congreso. Economía prevé bajar al 1,5% del Producto Bruto los subsidios de luz y gas en 2022, que en 2021 rondarán el 2,2%, indicaron fuentes del Palacio de Hacienda.

Eso implicará aumentos en los servicios públicos que promediarán el 38% al 40% en sectores medios, según cálculos de especialistas, pero el kirchnerismo buscará revisar esos números.

El jefe del bloque del Frente de Todos en Diputados, Máximo Kirchner, defendió la política de atraso tarifario y tomó distancia del presupuesto de Guzmán. El proyecto de ley de Presupuesto 2022 prevé una reducción de 2,1% a 1,7% del PBI en el rubro "energía, combustibles y minería" de la partida Servicios económicos. Kirchner consideró que las tarifas no tienen que aumentar "en los términos que proponía el sistema" energético.

*Con información de NA.

loading next article